El principio del tiempo / Opinólogía / La historia de Adonay González

La historia de Adonay González

Por: Alejandro Bonifaz



La historia de Adonay González comienza en Mandraque, lugar cercano a Macondo y confina la fantástica odisea de la vida. Salió de casa a temprana edad en busca de nuevos bríos que le permitieran cumplir sus sueños (aquellos que le hacían ver la vida como un reto y expectativa) que hicieran de cada hora transcurrida en su vida, un perenne aprendizaje.

Inquieto pero grácil de carácter, conquistó gracias a ello, las Andinas y finalmente a Tocexco; lugar que de alguna manera haría impronta en su vida, porque ni todos los golpes (¡vaya que fueron muchos!) logarían frenar su osadía: ¡ser mejor cada día!

Pasaron los días, los años y la vida; con el éxito logrado, la añoranza de la “tierra que cual ella lo hiciera” lo embargaría. Regresó a casa sabiéndose con el deber cumplido, sabiéndose que todo lo vivido no había sido cuento, ni fábula ni leyenda. A la vida dio gracias y a sus retoños leyó su historia, para finalmente partir…

En el “año de los retos” la esperanza deja de ser el sardónico y ajado estado de ánimo que muere al último para convertirse en realidad (en la dimensión personal que se le quiera ver).

Fuente: roastbrief.com.mx
Fuente: roastbrief.com.mx

El domingo por la mañana, la esperanza de ganarle a un campeón del mundo transmutó a una “real victoria”, transmutó en alegría y euforia por alcanzar lo que en sueños parecía lejano, pero sobre todo nos inyectó una pequeña pero potente dosis de recuerdo que cuando se quiere, se puede. Quizá sea como cita Ciro Murayama en la Economía del Fútbol o Millán Garrido en los libros de derecho deportivo, el futbol es un notable aliciente social que nos da la alegría y energía para sentirnos capaces para alcanzar y superar a los mejores.

Y lo anterior es tan importante como necesario porque precisamente el 1° de Julio la esperanza será nuevamente un aliciente para buscar ser mejores. La única diferencia radica en que no será un grupo de 23 mexicanos que buscan hacer historia, si no alrededor de 90 Millones de mexicanos que tendrán la responsabilidad de transformar una pequeña parte de esa “esperanza” en decisión.

La mayor muestra de esperanza por un México mejor será la participación ciudadana deberá convocarnos en la misma (o mayor) proporción que como lo ha hecho el futbol, sin importar el resultado del gobierno electo, si la convocatoria es tan fuerte como impresionante, entonces no habrá gobernante, ni colores que nos engañen más.

Así como la historia no escrita de Adonay, todos nosotros podremos contarles a nuestros hijos, que hubo tiempo en que salimos de nuestra tierra y conquistamos la esperanza para cambiar la vida de los demás, que hubo un tiempo en que conquistamos el campeonato del mundo llamado libertad. Adonay es cada uno de nosotros, que hacemos una historia de vida superando las adversidades; Adonay vive ahí en cada momento de satisfacción y vivirá por siempre en el recuerdo de cada uno de nosotros.

“Servare Mentem, ubi concordia ibi victoria, Juventud haec.

Homines sumus, Gladiator in arena, alea iacta est.”

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alejandro Bonifaz

Licenciado en Derecho por la FLDCH. Aspirante a Master in SportsLaw Becario de la AMC y SCJN. Investigador en Potencia. Amante de los Deportes. Campeón Estatal y Regional en Concursos del Nuevo Sistema de Justicia Penal Coautor del libro “Tópicos selectos de Propiedad Intelectual” Ediciones Nueva Jurídica.

Te puede interesar

#Opinólogos

¿Quién le habla a las juventudes?

Comparte en WhatsApp Cada vez más jóvenes utilizan las redes sociodigitales como fuente de información ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>