El principio del tiempo / Opinólogía / La inacción que mata

La inacción que mata

Por: José Manuel Delgadillo


En México la violencia contra las mujeres es un tema pendiente, un problema social, que a pesar de algunos esfuerzos, no logra erradicarse, que triste y preocupantemente, va en aumento. Hay prácticas violentas contra las mujeres tan arraigadas, que la sociedad las naturaliza, las vuelve práctica cotidiana y ello da lugar a que se invisibilicen los actos violentos.

Actualmente nos seguimos encontrando con rastros de misoginia, hasta en las formas más sutiles, una de ellas, el lenguaje, que van desde comentarios, frases hechas y bromas cargadas de sexismo, hasta el modo en cómo se comunican las muertes o desapariciones.

Pero yendo más allá, pareciera que en la época actual, aún existen personas que consideran que las mujeres no tienen voz propia y deben seguir tuteladas a sus maridos, pareciera que les resulta molesto verlas ocupar espacios como la política, el sindicalismo o el mundo empresarial, quizás por eso el decir que una mujer ha llegado a ocupar algún cargo por ser la esposa de o por acceder a algún tipo de favor, les ‘parezca más sencillo que creer que esto se ha conseguido por mérito propio.

Imagen: shorthand-social.imgix.net
Imagen: shorthand-social.imgix.net

Todos los días somos testigos de cómo se discrimina, se invisibiliza y se denigra a las mujeres con el leguaje, ni qué hablar de las acciones, en un México en el que se reportan, aproximadamente, 2,800 homicidios dolosos de mujeres y en el que sólo un 40% se investiga como feminicidio.

Hay acciones que los tres órdenes de gobierno llevan a cabo, pero que sin estrategia y plan de acción no resuelven el problema, la prueba es que año con año va en aumento. Una de estas acciones, es la alerta de violencia de género contra las mujeres, mecanismo de protección, que de acuerdo al artículo 22 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, consiste en llevar a cabo acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida y/o la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres en un territorio determinado.

Actualmente, se cuenta con 11 alertas de género en: Michoacán (14 municipios), Estado de México (11), Veracruz (11), Morelos (8), Guerrero (8), Chiapas (7), San Luis Potosí (6), Nuevo León (5), Sinaloa (5), Colima (5) y Quintana Roo (4). La primera declaratoria de alerta se emitió en julio de 2015, para 11 municipios del Estado de México, que además es la entidad más peligrosa para las mujeres, año con año las cifras aumentan, lo que nos indica que la medida no ha servido de mucho o bien que no se ha ejecutado adecuadamente, por un gobernador, que resulta ser como el mítico Chupacabras, nos dicen que existe pero nadie lo ve.

Es lamentable que ser mujer en este país, signifique peligro, que implique que no puedan vestir como quieran, que salir solas (no importa si es de día o de noche), que viajar en transporte público, que divertirse, que disfrutar de su vida implique para ellas un riesgo; es triste y denigrante que cuando son víctimas de algún delito, se les revictimice al tratar de señalarlas y culparlas con comentarios como: “para qué se viste así”, “no debió caminar por ahí”, “andaba con malas compañías”, “quién la manda a tener ese trabajo”, “por salir a esa hora”, “por beber de más”; en fin, se les otorga responsabilidad por el simple hecho de realizar prácticas, que para nosotros los hombres son cotidianas.

No hay duda que seguimos viviendo en una cultura machista, que debe transformarse en una cultura de paridad, una en la que sin importar a qué se dedique, cómo vista o qué prácticas lleve a cabo una víctima del delito, sea impensable señalarla como presunta culpable o corresponsable del hecho perpetrado.

Si bien es cierto que esta problemática parte de un tema cultural, también es cierto que el Estado no ha garantizado el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, se debe mostrar mayor voluntad política para combatir este problema social que diariamente cobra la vida de 8 mujeres. No contar con cifras confiables que ayuden a impulsar programas de prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres es inverosímil, debe impulsarse un sistema de información con cifras reales, estadísticas constantes que permitan identificar zonas de riesgo y focos rojos que requieren atención inmediata; asimismo, se debe homologar la tipificación penal de feminicidio en todas las entidades federativas.

No debemos mirar hacia otro lado, es evidente que hay un incremento de feminicidios en México, prevalece la falta de voluntad por parte de las autoridades para investigar los asesinatos de mujeres como feminicidios; ante ese panorama urge contar con políticas públicas que contribuyan a erradicar la violencia hacia las mujeres, por ello contar con cifras reales ayudaría a realizar un diagnóstico sobre la situación de los feminicidios en el país.

Además, urge aplicar la perspectiva de género en las indagatorias para esclarecer los crímenes en los que son víctimas las mujeres y tomar como base, lo ya señalado, en 2015, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien estableció que todas las muertes violentas de mujeres deben ser investigadas como feminicidio, con perspectiva de género y con base en los estándares internacionales más altos.

De acuerdo al INEGI, 66% de las mujeres mexicanas han sido violentadas alguna vez en su vida, lo que indica que 6 de cada 10 mujeres del universo que conocemos, que queremos, que forman parte de nuestra vida, con las que convivimos a diario, que son nuestras madres, hijas, esposas, hermanas, amigas y compañeras de trabajo han sido víctimas de algún tipo de violencia. La realidad que viven debería impulsarnos a cambiar las cosas, a hacer visible esta problemática, a exigir acciones que ataquen de raíz este problema y que brinden a todas las mujeres de nuestro país una vida sin violencia.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de José Manuel Delgadillo

Actualmente es diputado por la delegación Benito Juárez en la VII Legislatura, manteniendo una visión de servicio hacia la ciudadanía, es presidente de la Comisión de Asuntos Políticos Electorales, vicepresidente de la Comisión de Administración Pública Local, e integrante en otras 3 comisiones. Es licenciado en Derecho, ha ejercido su carrera tanto en el ámbito público como en el privado. Cuenta con una amplia experiencia parlamentaria, que le ha permitido colaborar durante 11 años en Cámara de Senadores, de Diputados y en la Asamblea Legislativa.

Te puede interesar

#Opinólogos

¿Por qué salimos las mujeres a marchar?

Comparte en WhatsApp El pasado 8 de Marzo se conmemoró el Día Internacional de la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>