El principio del tiempo / Opinólogía / La (in)gobernabilidad con AMLO

La (in)gobernabilidad con AMLO

Por Sergio Tabares


México. Septiembre de 2018. Faltan más de dos meses para que el país tenga a su nuevo presidente, y a estas alturas el panorama de futuro luce cada vez más claro. La gobernabilidad con AMLO pasará, al parecer, por dos vías:

  • La de sus propuestas imposibles, chocando contra la falta de cumplimiento.
  • Y la de la permanencia de la delincuencia organizada, que alimentará la inseguridad que vive el país.
Fuente: El Sol de México
Fuente: El Sol de México

Es un hecho incómodo que no beneficia, ni le da la victoria moral a nadie. Cada vez faltan menos días para la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador; las promesas de campaña caen como las hojas del otoño, poco a poco, y por su propio peso. Una situación que no está exenta de ironía.

Incapaz de sostener la columna de sus propuestas Andrés Manuel será a su vez el presidente de la República del presente siglo con las mejores condiciones de gobernabilidad. Las palabras y hechos de AMLO parecen que se empeñan en hacernos pensar que el camino no será sencillo.

El primero de los conflictos políticos de gobernabilidad lo ha generado él mismo con los gobiernos alternos en los Estados. Bajo la intención de dejar de lado el patio Federal para pasar a los gobiernos centralizados, esos que tanto gustaron al PRI durante tantos años.

La gobernabilidad de México, particularmente de los estados, en teoría independientes, tendrá varios frentes de lucha. La boca de Andrés Manuel será el primero de los problemas.

Hoy, propio en su manejo del canon de comunicación política y postura de gobernante electo, prevalece el tono mesurado y de conciliación por parte de AMLO, pero lo más probable es que conforme vengan los problemas veremos cómo pasa del tono conciliador a lo que marca el manual del populismo.

Se apropiará de la palabra y será esta su aliada, ya nos ha dejado ver con sus anuncios diarios que dará de que hablar y el debate se centrará en su agenda particular, si y solo si la oposición no realiza una labor inteligente que permita marcar otra pauta. Pero con los medios volcados al gobernante pareciera una empresa difícil.

El segundo conflicto, y el más delicado para el México de AMLO, será la fabricación de la verdad.

No se ha anunciado aún una estrategia de combate a la inseguridad y la delincuencia organizada de parte del nuevo gobierno o del próximo secretario de Seguridad Publica, Alfonso Durazo. Lo que sabemos es que hay foros de pacificación y en la gran mayoría de ellos el reclamo de las víctimas de la delincuencia claman justicia antes que el perdón.

No parece que dichos foros contribuyan a la percepción de pacificación que AMLO prometió, el papa Francisco no participó como fue anunciado por su equipo en los inicios, elevaron de manera considerable la expectativa de solución y  ahora se han ganado en parte de los participantes el rechazo a la propuesta de Perdón sin Justicia.

La ola de violencia que atraviesa el país es la más grande de nuestra historia reciente y nos presenta el mayor de los retos para la gobernabilidad. Parece que no habrá cambio alguno: este será el tercer sexenio en el que mantendremos al ejército en labores de seguridad pública. No es un asunto que se prevea se pueda resolver pronto, esperemos que se solucione, pero el nuevo gobierno no ha dado señales claras de tener la estrategia adecuada.

Mientras tanto seguimos escuchando decenas de noticias que dan escalofríos siguen apareciendo cuerpos en fosas y ahora también abandonados en camiones, en lotes baldíos, tantos que ni siquiera hay lugar para almacenar los cadáveres, tal como sucedió en Guadalajara.

AMLO tiene el gran respaldo ciudadano y sólo ese, si acaso es el factor que puede inclinar la balanza hacia el lado de la esperanza. Si quienes votaron por él son también sus mayores críticos.

Que sus decisiones sean para servir al pueblo, que sus decisiones no sean (como hasta ahora), para lograr mayorías parlamentarias, contrapesos a los gobiernos locales y anuncios que reflejen la falta de cumplimiento de las promesas. Mientras se mantiene el espectro de una patente fijación por acomodar el sistema a sus intereses particulares.

Aún no toma las decisiones y ya se refleja el estilo personal de AMLO para gobernar, nada que no hayamos visto en sus campañas, ni sus presidencias “legítimas”. Hoy da oportunidad de escribir sobre su actuar, pero sería prudente imaginar lo que podría pasar una vez que tome posesión como presidente.

Queda para la historia latente ese episodio cuando las reporteras le cuestionaron sobre el acuerdo político con la bancada del Verde para lograr mayoría absoluta en el legislativo. Su respuesta, para muchos deja entrever cómo será el AMLO con la sartén por el mango:

“No soy autoritario, soy feliz, gracias a la vida que nos ha dado tanto, siempre les voy a tratar con respeto y cariño, ¿o no quieren eso…?”

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Sergio Tabares

Lector por afición, político por vocación. Ex regidor de Guadalajara, académico universitario y Miembro Activo del PAN desde 1995. Licenciado en Estudios Políticos y Gobierno por la UDG. Con estudios en Comunicación Política por la Universidad Iberoamericana. Ha participado desde 1995 en distintas campañas federales y locales del PAN. Iniciando su carrera de servicio público en 2001. Fue Secretario Estatal Juvenil. Consejero Nacional y Estatal del PAN. Director de Giras Presidenciales, Director General del Instituto Jalisciense de la Juventud. Atiende personalmente comentarios a través de sus redes sociales.

Te puede interesar

#Opinólogo

El capital no debe mandar, la democracia sí

Comparte en WhatsApp El ejercicio inédito de democracia participativa que significó la Consulta sobre el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>