El principio del tiempo / Opinólogía / La libertad de protesta

La libertad de protesta

Por Horacio Reyes


El día tres de septiembre el alumnado del CCH Azcapotzalco llevó a cabo una marcha desde el parque la Bombilla hasta Rectoría en Ciudad Universitaria con el fin de entregar un pliego petitorio a las autoridades. Días atrás convocaron un paro con las siguientes exigencias: la designación de profesores para todos los grupos y la renuncia de la directora Patricia Márquez Cárdenas.

En la democracia burguesa-liberal, las libertades son el núcleo sustancial de su funcionamiento. A lo largo de los siglos, la clase media apoyada por las masas exigieron libertades en las distintas esferas sociales: libertad política, económica, de religión, etc.

Fuente: animalpolitico.com
Fuente: animalpolitico.com

Entre estas libertades se originó el de la protesta. Un derecho estipulado en nuestra Constitución.

Empero, en la realidad mexicana, algunas de esos derechos o libertades no pueden verse materializados.

La UNAM siempre ha sido un semillero de crítica, incluso contra sí misma. Los alumnos en varios momentos de la historia de esta gran institución han liderado movimientos con exigencias políticas y sociales.

Es tal la fuerza política y social que representa que una circunstancia como la de el tres de septiembre retumba a nivel nacional.

Por otro lado, la Universidad también representa un microcosmos social, es decir, el reflejo de la situación que acaece a nivel nacional.

Sin embargo, el argumento que intenta reducir la gravedad de los hechos sentenciando que no podemos sorprendernos ya que el país se encuentra igual resulta peligroso.

En primer lugar, para los capitalinos y los jóvenes que se encontraban inmersos en una burbuja de relativa seguridad debido a la menor violencia que tiene la Ciudad frente a otras entidades del país, lo ocurrido hace unos días ha servido como sacudida.

Por otro lado, aunque es cierto que el resultado es la violencia, la motivación no es la misma. Si en el caso de muchas ciudades el origen de dicha violencia es la pelea por la plaza, el secuestro, el asalto, etc., en el caso de la UNAM el motivo fue generar pánico.

Estos grupos de choque, algo que no es nuevo, son contratados por grupos políticos con el propósito de aniquilar a aquellos sectores que protestan.

La coordinación y la eficiencia de los grupos porriles hace pensar que la acción se encontraba premeditada. No parece haber ningún interés para estos grupos, por lo cual es viable pensar el involucramiento de grupos en el poder, Gobierno o la misma Rectoría.

Más allá de que el rector se encuentre o no involucrado (sabemos que Teófilo Licona permitió que se diera este evento, ¡coordinador de vigilancia que se encuentra suspendido y no destituido!), existe la responsabilidad de no poder salvaguardar la seguridad del estudiantado de Ciudad Universitaria. Elemento más que justificado para exigir su destitución, ya que este hecho de violencia no se encuentra aislado.

La sociedad capitalina y nacional debe tomar como propio el movimiento estudiantil, ya que es algo que nos atañe a todos, pues es la causa de uno de los periodos más sombríos de la historia mexicana reciente y de la descomposición del tejido social.

Las medidas tomadas pueden orientar una política de seguridad a mayor escala a través de la cual el país pueda nutrirse. Asimismo las formas democráticas que se han dado en las asambleas locales como en la asamblea interuniversitaria pueden representar un faro que guíe la raquítica democracia mexicana.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Horacio Reyes

Estudiante de la licenciatura de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y de la licenciatura de Economía en el ITAM. Intereses: Sociología económica y análisis del pensamiento económico.

Te puede interesar

#Opinólogo

Los porros se eliminan con calidad educativa

Comparte en WhatsApp Es una realidad que muchas universidades publicas sufren con los problemas que ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>