El principio del tiempo / Opinólogía / La nueva SEGOB, vértice de la vida política

La nueva SEGOB, vértice de la vida política

Por Carlos López Kramsky


El dos de febrero de 2018, en este mismo espacio, analizamos sucintamente la historia de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y advertimos que el modelo actual no funciona para el futuro, pues literalmente una súper secretaría solamente trae súper problemas y por ello vaticinábamos que en los meses por venir deberíamos empezar a pensar qué queremos de la SEGOB para el próximo sexenio y también preveíamos que era necesario crear una Secretaría de Seguridad Pública que se encargara de la crisis de inseguridad existente.

Foto: Proceso
Foto: Proceso

Hoy estamos ante las puertas de una nueva administración federal y por ello se ha destapado de nueva cuenta el tema de la reconfiguración de la SEGOB. Tenemos varios puntos que son claros para empezar el análisis. En primer lugar ya conocemos a quienes serán su titular, Olga Sánchez Cordero y los titulares de las subsecretarías Zoé Robledo Aburto, Tatiana Clouthier y Alejandro Encinas, que se reducirán a solamente tres. Esto es importante en razón de que con la decisión de apuntar los nombres de quienes dirigirán esa dependencia, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, permite una transición ordenada y con confianza de que no habrá sobresaltos ni exabruptos.

Foto: adnpolitico.com
Foto: adnpolitico.com

En segundo término, se sabe con certeza también que en la siguiente administración federal la seguridad pública, la protección civil y la inteligencia para la seguridad nacional dejarán de ser una responsabilidad de la SEGOB para ser asumidas por la nueva Secretaría de Seguridad Pública. Esto también es un acierto porque, como lo afirmamos en la columna del dos de febrero pasado, las tareas de seguridad y policíacas sustituyeron a las políticas en las que la SEGOB perdió terreno en los últimos seis años. Era un mal diseño en 2012 conjuntar seguridad pública y política en una sola dependencia y sigue siendo malo en este 2018. Corregir esta desviación estructural es un punto a favor de la nueva configuración en Bucareli.

En esa línea de ideas, convertir a la SEGOB de nueva cuenta en el interlocutor político, en el vértice por el que pasa toda la vida pública del país, es quizá una de las mejores propuestas que obran en el haber del plan de gobierno del virtual presidente electo. Olga Sánchez Cordero ha dejado en claro que la SEGOB va a dar la discusión clara y pública sobre los temas que deben ponerse sobre la mesa para construir un mejor país; temas como la legalización de algunas drogas, fortalecimiento de los poderes judiciales, reformas legislativas de gran calado, perfeccionamiento del sistema de justicia nacional –que incluye el sistema penal-, son los tópicos que esa nueva SEGOB va a enfrentar institucionalmente y ante la opinión pública. Ese es un giro de timón que urge dar en este México que se durmió los últimos seis años y en el que fue escasa la discusión pública de temas que podrían ser considerados como incómodos.

Finalmente, pero no por ello menos importante, la nueva SEGOB apunta a poner énfasis en un tema por demás sensible y que debe ocupar un tema central en la política pública: los derechos humanos y la atención a las víctimas de la violencia. La exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sido tajante al señalar que va a poner a los derechos humanos y a las víctimas en el centro de la atención y de las decisiones, con lo que se proyecta una etapa de eminente justicia y a una SEGOB que propugnará por el cumplimiento de los derechos de las víctimas y el respeto de los derechos humanos que están consagrados en tratados internacionales, en la Constitución y en nuestras leyes. No es graciosa concesión del Estado brindar atención a las víctimas de violaciones a sus derechos humanos o de delitos, es una obligación que debe recorrer transversalmente a todas las dependencias y entidades, y a todos los órdenes de gobierno, asegurando el cumplimiento de lo que las normas jurídicas establecen como sus derechos en esa calidad. Sin dudas, esta SEGOB da esperanza.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Carlos López Kramsky

Abogado, Maestro en Derecho Constitucional y Doctor en Derecho por la Universidad Marista, Campus Ciudad de México; tiene estudios de maestría en Derechos Humanos y Democracia por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); diplomado en Análisis Político por la Universidad Iberoamericana y en Diversidad Cultural, Políticas Públicas y Derechos de los Pueblos Originarios de México, por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ha sido catedrático en diversas universidades, asesor legislativo y servidor público en el Gobierno Federal.

Te puede interesar

#Opinólogo

Seguridad de AMLO: tema de Estado

Comparte en WhatsApp Sobre la mesa Una de las cosas que siempre ha caracterizado a ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>