El principio del tiempo / Opinólogía / “La piel de Venus” o el enfrentamiento con el inconsciente

“La piel de Venus” o el enfrentamiento con el inconsciente

Por: Mónica Aquino



Uno de los temas más polémicos, en cuanto a creación literaria se refiere, ha sido la figura del autor en tanto que la crítica se ha dividido entre los que aseguran que la obra escapa completamente a éste y que nada tiene que ver con él en el momento en el que deja la pluma; y aquellos que piensan que la voz de autor hace eco en detalles de la trama, así como en los personajes mismos y que, si miramos con atención, podríamos encontrarlo caminando entre las líneas de su propio texto.

Pero sería de ingenuos pensar que estas discrepancias se tratan de meras pugnas teóricas y que en realidad no llegan a ser luchas internas de aquellos artistas que al perseguir la perfección de sus personajes, probablemente se pierden en y con ellos. Por supuesto, como en todo, no hay que generalizar, pero ¿quién no podría atribuir, aunque sea un poco de melancolía a Goethe cuando lee Werther?

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

Bueno pues, esta batalla que se gesta en la mente de los dramaturgos, se explicita en una puesta en escena actual llamada La piel de Venus en donde se puede acceder a un pequeño recoveco de la mente creadora a través de esos últimos momentos en los que un hombre de teatro está a punto de enfrentarse con la realidad de vuelta y prefiere imaginar un ensayo en el que se pone cara a cara con el argumento de su propia obra que se encarna en la piel de una bella mujer que llega a repasar una vez más esas líneas que él tanto conoce.

Así, en una suerte de recurso metateatral somos testigos de un ir y venir de la conciencia de Tomás – autor y personaje de su propia obra- y Wanda -recurso de conciencia para hacerlo cuestionar su propia obra-, en el que vemos como crece la tensión entre ambos personajes en los que existe una lucha por acabar con el otro dejándolo completamente al descubierto.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

Dos extraordinarios actores, Gabriela Zas y Gerardo Trejoluna bajo la dirección de Angélica Rogel, interpretan una obra de David Ives que enfrenta al espectador con esa parte que muy pocas veces pensamos que existe cuando nos sentamos en los asientos de un teatro, el “dramaturgista” que construye una trama a partir de otras miles de historias, de su historia, de su pasiones.

Es por esto que, las casi dos horas que se está frente a esta historia, realmente estamos de cara a nosotros mismos, dice Tomás – ¿o el autor? – la gente para eso va al teatro, para buscar las más grandes pasiones, mientras que el otro personaje – ¿o la conciencia del autor? – responde que ella pensaba que se vivía para encontrarlas. No cabe duda que, existe una sinergia entre la vida y el drama, tan fuerte que muchas veces suelen fusionarse y terminamos interpretando un papel, creación de nuestra propias ambiciones, pasiones, vicios y templanzas.

Foto: Mónica Aquino
Foto: Mónica Aquino

No se pierdan esta puesta en escena en el teatro La Capilla que estará en este recinto hasta el 17 de septiembre.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Mónica Aquino

Licenciatura en Letras Hispánicas por la Universidad Autónoma Metropolitana; diplomado en Gestión Cultural por la UCES, Argentina; especialización en Gestión Cultural por la Universidad de Cervantes, España; ha impartido cursos de iniciación a las artes para niños, curso en clínicas del IMSS a jóvenes referente a prevención de adicciones, creación de campañas de publicidad, participación en compañías de danza folclórica nacionales e internacionales y actualmente es directora de Educación Continua y Gestión de Proyectos en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C.

Te puede interesar

#Opinólogo

Verfremdungseffekt: el efecto de distanciamiento en La Panadería de Brecht

Comparte en WhatsApp Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.       ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>