El principio del tiempo / Opinólogía / La represión y el Horizonte de época

La represión y el Horizonte de época

Por: Javier Caballero


El caos social desatado por el aumento al precio de la gasolina y, por consiguiente, el aumento de los precios en los productos que de ésta dependen, nos ofrece un baremo insoslayable de la realidad nacional. Más allá del reduccionismo moral con el que han reaccionado los medios al saqueo y al encono colectivo, el caos en el que nos encontramos debe ser interpretado como una crisis ética y política que debe hacernos reflexionar en lo que García Linera ha denominado: el Horizonte de época. Una categoría con la que el escritor y político boliviano define el objetivo final (el Thelos) de toda organización social; un fin colectivo que guía la acción, el camino y el sueño; una forma por demás, interesante de darle sentido crítico y material a la cultura en su acepción más amplia. Se trata pues, de “la hoja de ruta del porvenir colectivo, el diseño de futuro de una sociedad con la fuerza moral de despertar y sumar las energías vitales para alcanzar la meta colectiva propuesta” (García Linera, 2016:14).

En efecto, la pregunta que se abre en un momento de inestabilidad social como el que vivimos es: ¿cuál es nuestro Horizonte de época? Creo que a todxs nos queda claro que el horizonte que fue la Revolución Mexicana ha quedado destruido, y que muchos de sus ideales y planteamientos son ya una quimera. Así, me parece que es unánime el descontento con la forma política que se ha ido construyendo desde entonces, con la clase política que el proyecto liberal formó y con la enorme desigualdad e injusticia que ha traído el Estado burgués capitalista que no cuestionó la agenda revolucionaria.

FOTO: abcpedia.com
FOTO: abcpedia.com

Lo que hoy tenemos en cambio, es una fragmentación profunda y una diversidad de horizontes que casi resulta imposible cohesionar (¡la esperanza tiene muchísimas formas!). Es por ello que ante esta fragmentación, vale la pena comenzar a pensar cómo podemos organizar un horizonte común que vele por la diferencia y el sueño de todos los grupos; ¿cómo podemos planificar el bienestar colectivo y la gestión de los bienes comunales? (García Linera, 2016); ¿qué queremos como colectivo diverso que somos y cuál será nuestro sueño común, aquel que sin homologarnos ni fusionarnos nos haga trabajar en una dirección?

Me parece pertinente que en medio de una protesta social, cada vez más violentada por la fuerza del Estado, cuestionada por los medios de comunicación e infiltrada por paramilitares y grupos coordinados desde el gobierno, pensemos en un Horizonte de época que prescinda de una institución, que tiene como origen la muerte, la represión y la política del miedo. Una institución que a medida que, el neoliberalismo ha desmantelado el beneficio social, ha salido fortalecida y expandida; una institución que debemos cuestionar y en consecuencia desmantelar. El ejército y la policía, deben desaparecer en cualquiera de sus formas, porque si bien sabemos que esta última hace tiempo que forma parte de la delincuencia organizada, la primera goza aún de aceptación entre una población que cree que las armas y sus portadores están para protegerla.

FOTO: tvbus.tv
FOTO: tvbus.tv

Creo que la existencia del ejército se basa en una idea que ha hecho agua en una sociedad cada vez más consciente de lo absurdo que es la guerra, de lo absurdo que resulta matar para imponer políticas alineadas a las clases dominantes; del disparate que representan sus formas y prácticas: hoy, queda muy claro que el ejército es una institución que únicamente sirve para reprimir a la población y para salvaguardar los intereses de la oligarquía; para controlar y para administrar el miedo. Así lo prueba la desaparición de los 43 estudiantes, su intervención en la supuesta lucha contra el narco, su incursión asesina en distintas comunidades indígenas y su actitud prepotente ante las críticas que cuestionan su presencia en la vida nacional.

De nada sirve alimentar personas que están ahí para matar, que no producen nada y que consumen gran parte del presupuesto que debería ser para salud y educación. Cuestionar la existencia del ejército es fundamental en el nuevo Horizonte de época que debemos producir en medio de este lamentable tiempo de represión y miedo.

Referencia:

García Linera, Álvaro (2016) El Horizonte de época. La migraña (19), 12-16.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Javier Caballero

Es maestro en arquitectura por el Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Profesor de historia y teoría arquitectónica, se ha especializado en los estudios decoloniales que cruzan la historia del arte, la historia de la arquitectura, el urbanismo y el patrimonio cultural.

Te puede interesar

FOTO: Especial

Lluvias generan múltiples anegaciones en el Valle de México

Comparte en WhatsAppMéxico, 15 Ago (Notimex) .- Las lluvias han ocasionado múltiples encharcamientos en diversos ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>