El principio del tiempo / Opinólogía / La salamandra estadounidense

La salamandra estadounidense

Por: Juan Ernesto trejo



Pensemos en un tablero con 20 fichas. 12 son rojas y 8 son azules. Si en ese tablero hubiera elecciones y esas fichas vivieran en democracia, seguramente una roja sería la gobernadora ¿Y qué pasa con los distritos de ese tablero si se tuviera que elegir a cinco alcaldes? Podríamos tener muchas combinaciones. Lo más lógico es que habría más alcaldes de las fichas rojas. ¿Pero qué pasa si las fichas azules no se dispersan y se juntan entre todas en uno o dos de los cinco distritos? La lógica nos diría que ellas tendrían un alcalde azul. Y justo ahí está la clave: ¿cómo lograrán esas fichas dividirse entre los cinco distritos del tablero?

Foto: millennialvote.wordpress.com
Foto: millennialvote.wordpress.com

En Estados Unidos los congresos de los estados son responsables del distritamiento; de aglomerar a las fichas, y aunque tienen que hacerlo cada década, por mandato federal, y cuentan normas para ello, lo cierto es que, como todo, la política no queda de lado. Es común que si un partido es mayoría en un congreso y le toca hacer el distritamiento, éste quedará sesgado. Si un distrito tiene que tener “X” cantidad de personas, el lápiz creativo de los legisladores no tendrá límites para que la mayoría de esas personas termine siendo simpatizante de su partido, ergo, la victoria electoral el día de la próxima elección. Esa “creatividad” política, de más de 200 años de existencia, para dibujar los distritos a modo y semejanza de una salamandra, y con el objetivo de crear mayorías partidarias que ponen en desventaja al adversario, es lo que se conoce como gerrymandering.

¿Pero esa creatividad legislativa es necesaria en ocasiones? Expertos aseguran que los distritos estadounidenses dominados por un grupo étnico que no es blanco tienden a tener menores oportunidades de desarrollo (salvo los asiáticos), pero si la población de esos distritos estuvieran dispersada junto con los blancos ¿Podrían llegar a tener representación política o ser políticamente rentables para sus seguramente representantes blancos? ¿Entonces el gerrymandering en favor de distritos afroamericanos o latinos tendría una razón de ser? Son preguntas que generan debates académicos.

Otra controversia que genera al gerrymandering se relaciona con el papel de la Suprema Corte. El debate que aquí se genera es si ésta tiene facultades políticas o no para decir que un estado está mal distritado y por ello ordenar indirectamente un nuevo distritamiento. Es decir, que el Judicial se adjudique una facultad del Legislativo. Juezas como Sandra Day O’Connor se oponían a la politización de la Suprema Corte con estas decisiones. Anthony Kennedy ha sido otro juez detrás de cómo idear un posicionamiento de la Suprema Corte ante los casos de gerrymandering, para que el principio de “una persona un voto” sea cumplido en su totalidad. Los republicanos, aunque con un propósito claramente político, se oponen a que la Suprema Corte con sus decisiones indirectamente desempeñe facultades legislativas, como pasó con el distritamiento nuevo de Pensilvania en meses recientes, en donde tenían una clara ventaja electoral por su gerrymandering y en donde la Corte encontró inconstitucionalidad en sus alegaciones. Pero por otro lado podríamos generar debate con una frase de Ana Laura Magaloni en ¿Qué es Estados Unidos? de Hazel Blackmore y Rafael Fernández de Castro: en Estados Unidos

“El derecho no es un dato que le venga dado [al juez] […] Es algo que tiene que buscar y construir para dar una solución al conflicto […] Es incompleto, dinámico y se configura en el proceso mismo en que se aplica.”

Al igual que el derecho, la población de los distritos cambia por más que las urbes tiendan a ser demócratas y las zonas rurales republicanas; cambia porque los movimientos migratorios y desplazamientos afectan a los distritos; cambia porque la gente muere y nace en ellos.

Trump ha apoyado los estados con gerrymandering como Pensilvania. A él y su partido le conviene esta práctica. Los republicanos dominan los congresos locales y con el censo de 2010 el gerrymandering se hizo notar en estados claves, como Wisconsin, que le dieron la victoria al presidente 45 del país más poderoso del mundo. Pero esta costumbre también beneficia a los demócratas, como en Maryland. Lo cierto es que se trata de una práctica política que podría tener una solución próximamente en la Suprema Corte, después de que veamos las decisiones que tomen los jueces para los recientes casos de gerrymandering.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Juan Ernesto Trejo

Internacionalista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con estudios de Redes Sociales y Marketing de Contenidos en la Universidad Iberoamericana. Es asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales. Previamente, fue asesor legislativo en el Senado de la República, productor editorial de Foreign Affairs Latinoamérica y asistente de investigación en el Departamento de Estudios Internacionales del ITAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

¿Qué demonios quiere Donald Trump?

Comparte en WhatsApp Para entender qué demonios quiere Donald Trump, hay que estar dispuestos a ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>