El principio del tiempo / Opinólogía / La segunda vuelta electoral en México

La segunda vuelta electoral en México

Por: Julián Loyo


Las generaciones que caminamos hacia el futuro debemos seriamente pensar en la refundación de la República y una nueva Constitución Política.

Los tiempos actuales son la gran oportunidad para rediseñar la forma de gobierno en México. La segunda vuelta electoral es el primer paso para perfeccionar los instrumentos de la democracia moderna. Recordemos que la segunda vuelta electoral no solo es para aumentar los niveles de legitimidad y gobernabilidad, si no para elegir y dirimir.

FOTO: nexos.com.mx
FOTO: nexos.com.mx

Conceptualmente, según el diccionario de términos parlamentarios señala que balotaje se refiere: “(…) al mecanismo electoral a través del cual se obtiene una mayoría absoluta o una mayoría relativa calificada entre dos o más mayorías relativas resultantes de un primer acto electoral. También La segunda vuelta electoral es definida según el politólogo Fernando Barrientos del Monte como:

(…) un sistema de desempate para producir mayorías absolutas en elecciones de circunscripciones uninominales, tanto para elegir diputados como para presidente. Se aplica cuando el requisito legal para ganar un cargo exige la mayoría absoluta o un umbral de votación previamente establecido, el cual de no alcanzarse por ningún candidato en la primera vuelta, plantea la necesidad de una segunda vuelta electoral en la que se restringe la participación a los dos candidatos más votados y en la que para ganar sólo basta obtener la mayoría simple de votos.

El método comparativo como herramienta metodológica en las ciencias sociales y jurídicas permite sistematizar variables susceptibles de analizar a fin de verificar o falsear hipótesis nomológicas o cuasi-nomológicas según lo afirma Dieter Nohlen.

El estudio en el ámbito internacional es una de las herramientas para argumentar deliberadamente la importancia y aplicación de “La segunda vuelta electoral” en el mundo. En los años setenta, la mayoría de los países de América Latina se regían bajo los procedimientos y reglas de mayoría relativa para la elección de Presidente, este sistema electoral creo situaciones de ingobernabilidad provocando serias crisis políticas, gobiernos militares y varios golpes de Estado.

En virtud de lo anterior, la figura de “la segunda vuelta electoral” en Europa y América Latina ha sido experimentada provocando múltiples debates entre distintos sectores, principalmente académicos y políticos. Sin embargo, en la actualidad no se ha podido llegar a un consenso en cuanto a su instrumentación debido a pluralidad de las necesidades y comportamientos del sistema de partidos y del sistema electoral que por su propia naturaleza han sido distintos.

A pesar de las problemáticas y difíciles circunstancias en las democracias latinoamericanas pueden observarse importantes avances en cuanto a su sistema electoral. Así, “la segunda vuelta electoral” ha sido instrumentada en varios países latinoamericanos y europeos particularmente con la llegada de la tercera ola democratizadora, que comenzó en los años 70 en Europa del Sur (Portugal, Grecia, España), y que prosiguió desde los años 80 en América Latina, según señala el estudio sobre las transiciones a la democracia.

La experiencia de “La segunda vuelta electoral” permitió utilizar procedimientos que aseguraran la estabilidad adoptando nuevos esquemas electorales, aumentando el respaldo social y generando las condiciones necesarias para reducir la incertidumbre en periodos electorales y post-electorales. Las experiencias exitosas en América Latina se ubican en: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Perú. República Dominicana y Uruguay, tienen segunda vuelta que se ejerce a través del parlamento y en el caso de Uruguay toma forma a través de un cuerpo electoral.

Las reformas de las últimas décadas en las Constituciones latinoamericanas han contribuido a la estabilidad y la consolidación de la democracia en estos países. Países como Argentina, Costa Rica y Nicaragua son casos excepcionales porque no es necesario obtener una mayoría absoluta en la primera vuelta para declarar un ganador, sino un porcentaje constitucionalmente establecido. Estos dos casos son por mayoría de votos que exceda el 40% de la votación. Argentina en ese sentido fijó un tope del 40% con una particularidad: si existe una diferencia de más de diez puntos porcentuales respecto del total de los votos válidamente emitidos sobre la fórmula que le sigue en número de votos, sus integrantes serán proclamados como presidente y vicepresidente de la nación.

En virtud de lo anterior, México no puede seguir bajo un esquema anacrónico de mayorías relativas para designar al Presidente de la Republica. La incertidumbre, el caos, la ingobernabilidad propia de regímenes débiles y fragmentados debe desaparecer y trascender hacia nuevos esquemas legales y posiblemente más legítimos como “La segunda vuelta electoral”, que permita fortalecer a las instituciones electorales y al sistema de partidos, logrando consensos y manifestando la expresión de la voluntad popular, elemento propio de un régimen democrático como al que aspira toda sociedad.

En suma, la sola celebración de elecciones, la garantía del pluralismo político y de la libertad del elector de escoger libremente entre las ofertas políticas electorales, no son elementos suficientes para afirmar que existe consolidación de la democracia electoral, se requiere consolidar además de otros factores, otras arenas públicas entre las que se encuentra la sociedad civil, la sociedad política, el estado de derecho, la participación cívica y civilizada por parte de los partidos políticos y la forma de gobierno. Al menos desde Platón y Aristóteles, el gran reto de la Filosofía Política ha consistido en “adoptar” la forma de gobierno perfecta. No obstante, el método -ensayo y error- en política ha traído altos costos sociales.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Julián Loyo

Licenciado en Ciencia Políticas y Administración Pública. Ex subsecretario de despacho, republicano, progresista, ganador de ensayo político “transparencia y rendición de cuentas”; primer lugar del concurso de ensayo sobre democracia electoral con la propuesta de segunda vuelta en México. Actualmente desarrolla políticas de prevención de la violencia y delincuencia.

Te puede interesar

FOTO: Twitter @SRE_mx

México a un paso de acuerdo para proteger a activistas medioambientales

Comparte en WhatsAppCiudad de México (Por Eunice Sánchez) El pasado 25 de septiembre en el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>