El principio del tiempo / Opinólogía / La seguridad: un derecho innegociable

La seguridad: un derecho innegociable

Por: Luis Jaime Estrada


 

En tiempos electorales hay temas que suelen formar parte de la especulación propia de la gestión propia de las campañas. Temas de primera necesidad se convierten en moneda de cambio y punto de negociación; esto banaliza y convierte a los derechos en un instrumento de administración del voto: vivienda, servicios públicos, trabajo, alimentación, reconstrucción, comunicaciones y caminos y, por supuesto, la seguridad.

Todos estos derechos, además de trascender las coyunturas electorales, deberían trascender gobiernos y administraciones, y convertirse con certeza en derechos garantizados por el Estado y sus instituciones. Sin embargo, esto no sucede así por un error o por una deformación de la democracia liberal; por el contrario, esto sucede así porque es inherente al espíritu mismo del sistema económico capitalista, el cual especula hasta con la vida misma.

Foto: viajejet.com
Foto: viajejet.com

La biopolítica que, como establece Foucault, atraviesa los cuerpos, las mentes y las poblaciones, se establece como una gestión de la producción de la vida con miras al desarrollo y reproducción del capitalismo, particularmente en su etapa más rapaz con su cara neoliberal.

Sin embargo, en buena medida la especulación y la gestión gubernamental obedecen a que los ciudadanos no hemos encontrado, más allá de algunas organizaciones de la sociedad civil, los canales para exigir que no se negocie ni especule con nuestros derechos más elementales. Después de todo, ya sea por un asunto de cultura política o por la necesidad (creada y gestionada), los ciudadanos reproducimos estas prácticas.

La seguridad es hoy la moneda de cambio más relevante, pues prácticamente no hay esfera que no sea atravesada por un asunto de seguridad. Desde 2006, con el gobierno Felipe Calderón se ha ofertado como un fin en sí mismo, al cual podría accederse solamente con ciertos sacrificios, particularmente de las libertades.

Es por esto que debe entenderse a la seguridad de forma integral, no solamente asociada a la seguridad pública, sino a todos los aspectos que componen la vida cotidiana de las personas en todas los ámbitos: disfrute de los espacios públicos, empleo digno, acceso a la salud y la educación, vivienda digna y una serie de derechos que los ciudadanos hemos dejado en manos de la especulación y la gestión electoral y gubernamental, pero que debemos volver a tomar en nuestras manos.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luis Jaime Estrada

Doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM, con estudios de investigación doctoral en el área de Sociología del delito en la Universidad de Salamanca, España. Colaboró en la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la SEGOB para la elaboración metodológica y conceptual del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; y como asesor en materia de prevención del delito en la Jefatura del Estado Mayor Policial de la Ciudad de México. Actualmente es profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y Director de Investigación Social en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C. Ha participado como ponente en diversos congresos nacionales e internacionales y ha escrito distintos artículos académicos en torno a la violencia y la inseguridad. Es autor del libro Violencia, discurso y simbolismo de crueldad.

Te puede interesar

#Opinóloga

¿Votar o anular o dejar de jugar?

Comparte en WhatsApp “Te quiero en mi paraíso, es decir que en mi país, la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>