La tremenda Corte

Por Eduardo Higuera


“Cuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.”

Sócrates

Un tema acaparó muchos espacios informativos en nuestro país y el mundo, el proceso de designación y ratificación de un juez de la Supreme Court de nuestro vecino del norte.

Mucho hubo en juego en este caso, la orientación de la máxima corte estadounidense en muchos temas como el aborto, legalización de ciertas drogas, migración y en última instancia resultados electorales presidenciales.

Fuente: scjn.gob.mx
Fuente: scjn.gob.mx

Lo que hizo tan llamativo este asunto para los medios fueron las acusaciones de violencia sexual y abuso por parte del nominado de Trump, el ahora honorable juez Brett Kavanaugh.

Sin duda, la designación fue un asunto muy del estilo de la era ‘Trumpetera': lleno de escándalos, secuelas y comportamientos misóginos, completamente opaco, lleno de declaraciones del naranja presidente de los USA y con consecuencias negativas a mediano y largo plazo para muchos ciudadanos del vecino país y, por supuesto, para todo el planeta.

Eso ya es agua pasada, pero no puedo evitar pensar en que este caso nos debe servir de ejemplo para enfocarnos en el proceso de renovación de nuestra propia Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En relativamente poco tiempo, dos asientos de la SCJN quedarán vacantes y será responsabilidad el nuevo presidente turnar al legislativo las propuestas para ocupar la vacante. Esto no tiene nada de extraordinario en sí mismo, el diseño institucional del Estado mexicano prevé este mecanismo.

Incluso nuestro actual presidente, Enrique peña Nieto, sigue siendo el presidente aunque no lo parezca, ha tenido la oportunidad de nominar a tres de los actuales 11 ministros de la SCJN.

Lo ideal es que el nuevo presidente haga una selección con la cabeza. Abogados de probada trayectoria, de ideales nacionalistas y sin ninguna sombra de haber participado en corruptelas hay en nuestro país. Por lo tanto, el criterio de selección debería ir en ese sentido y no en uno en el que prive la ideología o el compañerismo partidario, evitando emular la forma en que Kavanaugh llegó al máximo tribunal de su país.

Al final, este proceso no será más que una prueba más de que la cuarta transformación, y su ideario de lucha contra la corrupción de una élite en el poder es realmente una política de gobierno, una forma de aprovechar los mecanismos de este tipo para beneficios de todos y no de un grupo político específico.

Al final, el futuro de México se verá afectado por cómo se tome esta decisión para reconformar a la tremenda corte.

#LordSinEmbargo

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Eduardo Higuera

Maestro en Análisis Político y Medios de Información por el Tecnológico de Monterrey. Actualmente es académico, analista y consultor en comunicación política, relaciones públicas y periodismo. Eterno inconforme e idealista de la política, apasionado de los libros y la educación ha sido director de cine independiente, creativo publicitario y funcionario público. Se define a sí mismo como Ruletero cultural.

Te puede interesar

#Opinologos

México: la historia de un país sin memoria

Comparte en WhatsApp La memoria es la facultad psíquica por medio de la cual se ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>