El principio del tiempo / Opinólogía / La verdadera cara del populismo

La verdadera cara del populismo

Por Horacio Reyes


En la coyuntura electoral, con la victoria de López Obrador por la Presidencia, resulta pertinente abordar el tema del populismo, concepto bastante controversial en los últimos años en distintas latitudes del planeta.

Para Foucault, las palabras no son meras entidades semánticas, sino que se encuentran revestidas de contenido ideológico; son estructuras lingüísticas de dominación o dispositivos de poder para la efectuación de un objetivo sobre otros individuos.

El concepto de populismo, debido a su naturaleza equívoca, ha sido utilizado en sentido peyorativo para agrupar a un cúmulo de fenómenos disímiles y antagónicos.

Fuente: clarin.com
Fuente: clarin.com

El saco lingüístico del populismo posee una tela tan flexible que llega a recolectar coyunturas sociales tales como el fascismo, el nazismo, el ‘trumpismo’, es decir, la ultraderecha conservadora, junto a movimientos como el ‘chavismo’, el ‘fidelismo’, el socialismo real y otros movimientos político-sociales de izquierda, incluyendo también formas institucionales de corporativismo del Partido hegemónico de México a mediados de siglo XX.

Con ello, las fuerzas opositoras a la inclusión política e integración económica de las masas utilizan mecanismos históricos para denigrar el avance de líderes populares. El concepto de populismo es tan general que termina por abarcar a todo aquel dirigente que ponga el acento en el pueblo común.

Los casos de Donald Trump y López Obrador son las coyunturas políticas más recientes a las que se las ha acusado de llevar propuestas populistas. Muchos intelectuales han criticado la retórica demagógica de ambos como medio para llegar a la Presidencia. Empero, existe una distinción entre el supuesto populismo de Trump y los populismos que han ocurrido en América Latina.

El Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, vaticina de forma contundente en una nota editorial de Reforma de marzo del 2017 que “el comunismo ya no es el enemigo principal de la democracia liberal –de la libertad- sino el populismo”1. De forma reduccionista, el escritor peruano compara un sistema de producción y su correlato ideológico-político con una forma discursiva que alude a una multidimensionalidad de variables.

Resulta peligroso abarcar todo movimiento que alude al pueblo común en una misma categoría. Por ejemplo, no podemos llamarle populismo a las políticas de Trump que buscan catalizar el odio de la clase media blanca y protestante afectada por la globalización hacia los inmigrantes, por el simple hecho que alude al “pueblo americano”. Por el contrario, el caso de López Obrador puede ser abordado a partir de dicha categoría porque, así como lo hizo Lázaro Cárdenas en su momento, el impulso político del primero proviene de la inclusión de las masas a la estructura del poder.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Horacio Reyes

Estudiante de la licenciatura de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y de la licenciatura de Economía en el ITAM. Intereses: Sociología económica y análisis del pensamiento económico.

Te puede interesar

#Opinólogo

De lo que no es leído

Comparte en WhatsApp Muchos creyeron, o creen, que la “Cuarta Transformación”, esa cantada por López, ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>