El principio del tiempo / Opinólogía / La vez que fui agredido por feministas extremistas…

La vez que fui agredido por feministas extremistas…

Por: Carlos Mendoza

Me causó mucha simpatía, me rodearon y me gritaron “¡Hombres no!”, fue antes de recibir una bofetada y que me invadiera el miedo al verme asediado por unas 6 mujeres molestas contra los hombres en la Marcha Contra las Violencias Machistas en México.

Mi error… tener pene.

Soy un periodista hondureño viajando por México y esta fue la primera vez que fui agredido por manifestantes, nunca me lo esperé. Yo, un feminista de convicción, hijo de un hogar en el que la violencia machista de mi padre hacia mi madre causó profundos traumas en nosotros -cuatro hijos varones- y por supuesto marcó la piel, los músculos, la psiquis y todo el ser de mi madre.

Luego del incidente y que pasara el temor, entró el malestar y las interrogantes: ¿Por qué me golpearon? ¿Por qué piden “no más violencia” y actúan violentamente? ¿Por qué les molesta que un hombre cubra su marcha y dé a conocer su mensaje? ¿Por qué a mí si soy un militante nada silencioso de la causa que defiende los derechos de las mujeres y exige la equidad e igualdad?

Por supuesto, las feministas separatistas se pasaron, pero aunque no comparto su actuar, que me parece troglodita, entiendo el por qué del mismo.

En el transcurso del día no dejé de pensar en el hecho, y sólo vino a mi mente cuando la primera mujer que corrió la Maratón de Boston fue acosada por corredores hombres –aquel era un espacio macho, sólo para atletas masculinos. Luego de recordar esta escena me dije a mi mismo “hemos llegado a tal grado como sociedad que las mujeres están actuando de la misma asquerosa y sucia manera que los hombres” usando la violencia. Dándole vuelta al asunto, de la forma más equivocada: a través de actos violentos que no conducen a la convivencia pacífica y armoniosa que ellas mismas buscan.

No fui la única víctima, y no quiero ser llamado como tal, pero a un fotógrafo estuvieron a punto de tirarle su cámara, a otro asistente le descargaron aerosol que pudo haberle ocasionado lesiones severas en sus ojos. No se trataban de acosadores, muchos éramos  comunicadores que pretendían sacar su mensaje a la luz: el de la no violencia.

La sociedad machista en la que vivimos en Latinoamérica, ha orillado a muchas a ver en cada hombre un acosador, violador, misógino y uno que ocupa el espacio que le pertenece a una mujer, que quizá tenga más habilidades y aptitudes para el videoperiodismo que yo, pero yo representaba en ese momento al macho acosador.

Y así me gritaron “macho mexicano acosador”… Pues bueno, ni mexicano, ni macho, ni acosador.

 

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Carlos Mendoza

Periodista y productor independiente orientado al periodismo con vocación social. Fue presentador y reportero senior para el Noticiero Campus Telvision HD.

Te puede interesar

#Opinóloga

Cuando la ignorancia se hace postura

Comparte en WhatsApp Ayer por la noche me invadió el insomnio (de hecho no es ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>