El principio del tiempo / Opinólogía / Las escuelas son el mayor daño a la sociedad

Las escuelas son el mayor daño a la sociedad

Por: Emma Rubio



Hoy quiero dedicar estas letras a todxs aquellos que han pasado por mis aulas, después de casi veinte años de dar clases he decidido retirarme del ámbito académico. Quizás se pregunten ¿y eso a mi qué? Pero estoy segura que mi retirada de la academia compete a muchos y otros tantos, hasta se identificarán.

Decidí dar fin a mi vida docente, pues fue la misma academia que mató mi esperanza en esta esfera, acabó con años de entrega desinteresada pues si bien si se percibe un sueldo, nunca lo justo, pues, nadie paga las horas de desvelo, los gastos reales que se generan para preparar una clase, las angustias que otorgan el amor que uno va sintiendo por los seres que tienes a bien, acompañar en su proceso de aprendizaje. Es un hecho ya que lo que menos preocupa a la sociedad es dignificar a la educación y quienes se dedican a ella terminan siendo héroes anónimos de aquellas almas a quienes no sólo le trasmiten conocimiento sino que les da el amor y la comprensión que no encuentran en la sociedad ni en casa.

Foto: ladylebz.wordpress.com
Foto: ladylebz.wordpress.com

Los maestros terminamos siendo acompañantes de procesos difíciles de nuestros alumnos, los defendemos, los cuidamos, los protegemos muchas veces hasta de los mismos padres, los motivamos, les hacemos conocer el maravilloso ser que son y ¿esto quién lo sabe y valora? En las instituciones solamente les preocupan los tiempos y formas de lo administrativo pero nunca se preguntan ni siquiera ¿qué calidad humana tienen sus docentes? No es de extrañar que cada día tenga más colegas hastiados de lo mismo, cansados y desvalorizados pues trabajar duro por algo que parece no interesar a nadie es frustrante. Sé que aún hay esperanza en esta esfera pero yo ya estoy cansada, llegué al límite pues no soporto ya el discurso de siempre, un discurso cargado de falacias que sólo buscan justificar la mediocridad, la incapacidad de muchos y la falta de conciencia sobre lo que es en verdad la educación en un país y más en uno como México.

Todos se quejan de la situación social, todos juzgan como tiranos los comportamientos de los demás pero nadie dice “yo soy responsable de esto” es cansado ir contra corriente por años y darse cuenta de que no hay cambio alguno. Mi decepción es grande pero no en mis alumnos sino en las instituciones y en la estructura social que no hace conciencia de la preponderancia que este tema tiene. Si esta bueno el tema para sus campañas y manejar el concepto como estandarte de cambio sin embargo, cada vez está más limitada la educación pero lo peor -creo yo- está en la justificación que las mismas instituciones dan al respecto; diciendo que ante los bajos presupuestos tenemos que hacer el mejor trabajo con nuestros propios recursos en el caso de la Institución pública y en el caso de las privadas, nos responsabilizan a los profesores por su baja matrícula así que por donde le vean, la responsabilidad recae en los docentes. Dado que entonces así está la dinámica social, prefiero dar la bienvenida a mi casa a todo aquel que quiera estudiar filosofía porque además mi área es cada vez más llevada al fondo de los infiernos de Dante para que poco a poco desaparezca.

Es lamentable que en un país tan rico en recursos, con una población joven, con gran potencial se opte por ser mediocre, individualista y enajenado. Hoy día se encuentran una vez más peleando por quién gobernará sin embargo, poco veo de propuesta educativa (una vez más) y poco se educa para tener conciencia al respecto pues como dice Zizek:

“¿Para qué sirve nuestra celebrada libertad de elección cuando la única opción está entre aceptar las prohibiciones y una violencia (auto) destructiva?”

En fin, hoy me retiro de las aulas más no del proceso, porque la educación no solamente compete a la institución, el proceso de formación no obliga a tener un aula ni un sistema oficial que lo avale. Hoy me declaro al margen del sistema pero a favor de seguir participando en la conformación de seres conscientes y dispuestos a ser libres y pensantes. El pensamiento es un derecho no una elección. Las escuelas terminan siendo elecciones que tan sólo acaban con la esperanza de todxs los que la conforman. Ojalá pronto llegue el tiempo en el que seamos muchos los que decidimos ya dar la espalda a un sistema que castra y que tan sólo replica mentes obtusas infestadas de miedo a existir.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Emma Rubio

Nacida en la CDMX pero hace años que no la habita. Filósofa de formación con especialidad en Hermenéutica. Maestría en Educación especializada en Teoría crítica. Es amante de la música clásica y del heavy metal así como gran admiradora del arte en general. Lleva más de 14 años impartiendo diversos cursos y tratando de transformar vidas comenzando con la propia. Su trabajo más trascendente ha sido: Existir.

Te puede interesar

#Opinóloga

Un mal llamado educación

Comparte en WhatsApp Desde que nacemos nos inyectan la culpa, nos hacen creer que, de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>