El principio del tiempo / Opinólogía / Las malas prácticas al volante, reflejo de gobiernos corruptos

Las malas prácticas al volante, reflejo de gobiernos corruptos

Por: Janina Márquez


De acuerdo con Christopher Groskopf[1], hay una relación muy estrecha entre la forma de manejar que tienen las personas y los niveles de corrupción que existen en los gobiernos. De acuerdo con el Global Status Report on Road Safety 2015[2] elaborado por la Organización Mundial de la Salud, los mal llamados “accidentes viales” matan a más de un millón de personas cada año, siendo la mayoría jóvenes de entre 15 y 29 años de edad; estas muertes representan cerca de 3% del Producto Interno Bruto, y son desproporcionadas en países de ingresos bajos y medios.

Fuente: World Health Organization; Global Status Report on Road Safety 2015. Versión en línea [URL: file:///C:/Users/INE/Desktop/9789241565066_eng.pdf] revisado por última vez el 26 de febrero de 2017
Fuente: World Health Organization; Global Status Report on Road Safety 2015. Versión en línea [URL: file:///C:/Users/INE/Desktop/9789241565066_eng.pdf] revisado por última vez el 26 de febrero de 2017

Existen muchos ejemplos de esto, pero aquí vamos a mencionar tres:

  1. Rumania, en Europa (sí, en Europa, allá donde muchos creen que todo es “muy civilizado y ordenado, no como aquí”), es un país de mediano ingreso que en los últimos años ha presentado muchos casos de corrupción y en 2013 tuvo una tasa de 9.3 muertes a causa de siniestros viales por cada 100,000 habitantes, como referencia, el Reino Unido tuvo 2.8. [3]
  2. Tailandia, en Asia, tiene las tasas más altas de siniestros viales a nivel mundial, y en donde además, la corrupción ha permeado hasta llegar a los acuerdos comerciales internacionales.
  3. Irán, en Medio Oriente, ha implementado sanciones en este sentido que han rebasado los mil millones de dólares en multas, pero evidentemente no ha sido suficiente para reducir el número de fatalidades.
Momento en el que Zenuni “N” (de origen albano) atropella a la oficial Marisol Cervantes para “librarse” de que le coloquen un inmovilizador al automóvil que conducía FOTO: eluniversal.com.mx
Momento en el que Zenuni “N” (de origen albano) atropella a la oficial Marisol Cervantes para “librarse” de que le coloquen un inmovilizador al automóvil que conducía FOTO: eluniversal.com.mx

¿Qué es lo que pasa? ¿Qué tan diferente esto de la realidad que vivimos en las calles de la CDMX? ¿Por qué, a pesar de ver a un agente de tránsito, muchas personas se pasan los altos, invaden cruces peatonales y no respetan los espacios asignados y/o límites de velocidad? ¿Qué es lo que tiene que pasar para que esto cambie?

Hay muchísimos factores involucrados para intentar responder estas (y muchas otras) preguntas, pero lo que se ha manifestado en prácticamente todos los casos analizados es el ingreso. Cuando éste es bajo, las fatalidades relacionadas con imprudencias al volante son bajas; a medida que el ingreso sube, los siniestros también lo hacen hasta alcanzar un punto crítico; sin embargo, lo interesante es notar cómo estos vuelven a bajar cuando el ingreso se vuelve “alto”.[4]

Ahora bien, para profundizar un poco más, es necesario aclarar que la corrupción no tiene una relación proporcional al ingreso, pero sí con los siniestros viales (aunque no de forma lineal). Un país con bajo ingreso, pero altos niveles de corrupción es relativamente más seguro que uno con ingresos altos y mucha corrupción.[5] Y sí, mucho tiene que ver con la manera en la cual las autoridades regulan las conductas en la vía pública y la actitud que tenemos los ciudadanos al respecto, pero lo que realmente influye son los funcionarios que dejan de invertir en infraestructura adecuada “para sacar su rebanada del pastel”, lo cual pone en riesgo a quienes transitamos por las calles, pero además limita el desarrollo y crecimiento óptimo de las ciudades.

Esta no será la primera ni la última vez en la que resalto la importancia de contar con infraestructura adecuada para realizar nuestros traslados diarios, sin importar el medio de transporte que utilicemos; y tampoco dejo de hacer énfasis en la importancia que tiene que todos nosotros como ciudadanos exijamos a las autoridades el cumplimiento de las leyes, pero que también estemos informados y las respetemos para garantizar una convivencia pacífica entre todos.

[1] Anbarci Nejat, Escaleras Mónica y Register Charles; Traffic Fatalities and Public Sector Corruption. Versión en línea [URL: file:///C:/Users/INE/Desktop/SSRN-id914243.pdf] revisado por última vez el 27 de febrero de 2017.

[2] Noland Robert B, Evans Andrew W.; The Direct and Indirect Effects of Corruption on Motor Vehicle Crash Deaths. Versión en línea [URL: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S000145751000151X] revisado por última vez el 27 de febrero de 2017.

[3] O’Malley, James; “The Streets of Bucharest: How Road Behavior Correlates with Trust in Government”en CityMetric. Versión en línea [URL: http://www.citymetric.com/horizons/streets-bucharest-how-road-behaviour-correlates-trust-government-2015] revisado por última vez el 27 de febrero de 2017.

[4] Groskopf Christopher; Bad Drivers are a Good Indicator of a Corrupt Government en “Quartz”. Versión en línea [URL: https://qz.com/666924/bad-drivers-are-a-good-indicator-of-a-corrupt-government/] revisado por última vez el 27 de febrero de 2017.

[5] World Health Organization; Global Status Report on Road Safety 2015. Versión en línea [URL: file:///C:/Users/INE/Desktop/9789241565066_eng.pdf] revisado por última vez el 26 de febrero de 2017.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Janina Márquez

Licenciada en Relaciones Internacionales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ciclista, peatona y activista de la movilidad, así como de las políticas públicas encaminadas a un entorno urbano incluyente, seguro y disfrutable para todos. Interesada en mejorar la ciudades a través de la participación e inclusión de la sociedad civil en la toma de decisiones.

Te puede interesar

#Opinólogo

Transparencia y rendición de cuentas: principios del servicio público

Comparte en WhatsApp En una democracia, la transparencia y la rendición de cuentas son esenciales, ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>