Liberar a México

Por: José Manuel Delgadillo



Estamos a 47 días de la elección más grande de la historia de nuestro país, celebraremos elecciones federales para Presidencia de la República, senadurías y diputaciones federales, elecciones locales para gubernaturas, Jefatura de Gobierno, congresos locales, ayuntamientos, juntas municipales y alcaldías, elegiremos así, más de 3 mil 400 cargos de elección popular; sin embargo este no es un proceso electoral más, de esta jornada depende el cambio inteligente o el retroceso de nuestra nación. En otras palabras, estamos viviendo momentos decisivos para definir la estabilidad política, económica y social.

Fuente: Hipertextual
Fuente: Hipertextual

Hoy, México no va por el camino correcto, los ciudadanos vivimos temerosos por la escalada de violencia e inseguridad que atentan contra la paz y seguridad en nuestro entorno, estos dos grandes problemas que nos aquejan tienen causas multifactoriales, que incluyen la falta de oportunidades así como un sistema económico que produce más pobreza en vez de combatirla; podemos observar y sentir que el Estado no está cumpliendo con su función de brindar seguridad y protección ni combatir sus causas, ya que de acuerdo con datos del Observatorio Nacional Ciudadano, el 2017 fue el año más violento de la historia reciente de nuestro país; de conformidad con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, se estimó que el 61.1 por ciento de las personas mayores de 18 años considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante a nivel nacional, de igual forma se estimaron 24.2 millones de víctimas durante el 2016 de 18 años y más, lo que equivale a las cifras estimadas del 2013 al 2015.

Vivimos un país en pobreza y desigualdad que impiden a millones de mexicanos mejorar sus condiciones de vida así como su desarrollo integral, las políticas públicas realizadas con el propósito de combatirlas no han sido las adecuadas y han sido insuficientes; y que decir de la impunidad así como uno de los peores lastres de nuestra nación, sí, hablamos de la corrupción, tan solo hemos de recordar casos como la Casa Blanca, el ‘socavón del paso exprés’, Odebrecht, la Estafa Maestra, los desvíos de recursos en Sedesol y Sedatu así como muchos más que se han quedado sin resolver.

Aunado a lo anterior estamos ante un sistema político excluyente, un gobierno autoritario con prácticas que han violado sistemáticamente los derechos de los ciudadanos, un gobierno que no sabe convivir en la pluralidad democrática, es claro, que por todo ello, vivimos una profunda crisis de legitimidad social a las instituciones del Estado.

Ante este diagnóstico, es de gran importancia que cada ciudadano haga conciencia de lo que está en juego el próximo primero de julio, un reto mayúsculo para todos ante el descontento social, la cantidad de información así como desinformación en medios de comunicación y redes sociales, sin embargo, es preciso decir que la solución no es el proyecto de una persona, es tú proyecto -que estás leyendo esto-, somos tú y yo, somos nosotros, es el proyecto de todos y cada uno de las y los mexicanos; la construcción del país que queremos, del Estado de Derecho al que toda sociedad aspira, se compone por diversos actores desde la sociedad civil, académicos, intelectuales, ciudadanos hasta los políticos, edificado en un sistema jurídico constitucional, expresado en un ordenamiento normativo pero sobre todo a través del funcionamiento efectivo de sus instituciones.

Es momento de liberarnos de todas esas cadenas que nos impiden avanzar, nos queda un camino largo que recorrer y el boleto de este viaje es un cambio inteligente, un proyecto de Estado a largo plazo, con nuevas reglas, con Instituciones y mecanismos eficientes así como eficaces, que sume lo mejor de nuestra nación, con cambios positivos así como profundos, con medidas que transformen democráticamente las actuales estructuras sociales, económicas y políticas de nuestro país, un proyecto en el que haremos valer todos los derechos conquistados por nuestras generaciones pasadas y conquistaremos otros, para las generaciones futuras.

Queremos un país en el que todas y todos gocemos de nuestro derecho de bienestar, a la libertad y a la seguridad en un verdadero marco democrático y participativo, un país en el que no tenga cabida la corrupción ni la impunidad, hoy México no quiere perdón, quiere justicia, ésta es la base, es el cimiento del edificio social por lo que requerimos con urgencia Instituciones de seguridad y procuración de justicia honestas, confiables y eficaces. Necesitamos una nueva estrategia de seguridad ciudadana en la que se debe privilegiar la investigación científica, la desarticulación de las bases económicas y financieras de las redes delincuenciales, la prevención del delito, el cumplimiento así como el respeto total de las leyes, el castigo ejemplar; además de contar con un gobierno transparente, comprometido con la rendición cuentas y los resultados.

Nuestros hijos requieren un sistema educativo que comprenda la dimensión integral de la persona, que eduque durante y para toda la vida, que les permita abrir ventanas de oportunidades y ser competitivos al crecer. Fortaleceremos el sistema de salud de acceso universal, el derecho a una vivienda digna, una política ambiental de largo plazo a partir de los principios del desarrollo sostenible. Además, necesitamos un sistema económico incluyente, en el cual romperemos todas las barreras como la pobreza y la exclusión, desterraremos la desigualdad con una economía que crezca para todos con salarios dignos; combatiremos todas las formas de discriminación y vamos a potenciar la riqueza cultural, turística, económica del país.

Nuestra Nación requiere de acciones que favorezcan las decisiones plurales por encima de las de imposición, porque son los ciudadanos los constructores del edificio social, aquí todas las voces son escuchadas, a este proyecto son bienvenidos y bienvenidas todas ustedes, porque aquí buscamos un cambio de régimen, que vaya más allá de personajes y partidos, vamos a la lucha, vamos por un gobierno de la ciudadanía informada y participativa y no uno del Poder Ejecutivo. Pues como decía Don Luis H. Álvarez

“Aquí puede haber, y es bueno que haya, diferencias de pensamiento; lo que no puede faltar es la unidad de voluntades, la concordia, la visión clara del propósito que todos tenemos. Es en ese ideal donde se anudan las diferencias y donde convergen las inteligencias en debate. Y ese ideal es… la eminente dignidad de la persona, el bien común, la solidaridad y la democracia”.

Para lograr lo anterior hay dos opciones, por un lado el cambio con ideas viejas y fracasadas, esa opción de regresión al pasado, un pasado al que los mexicanos no queremos volver y por otra parte el cambio inteligente con visión de futuro con soluciones innovadoras como lo propone la Coalición por México al Frente y su candidato Ricardo Anaya.

Fuente: Instagram/ ricardoanayacortes
Fuente: Instagram/ ricardoanayacortes

La responsabilidad no es menor, necesitamos transformar la realidad en la que vivimos, construyamos y reconstruyamos este país tan lastimado; el reto es enorme pero tenemos, candidatas y candidatos con las mejores propuestas, estableceremos el primer Gobierno de Coalición en el país; tenemos historia, tenemos frente y tenemos proyecto, por ello es momento de que con suelo, sudor y saliva, salgamos a buscar el voto en estos días, llevemos oportunidades a cada uno de los mexicanos. Sí, México está al frente, el bien común por encima de cualquier interés particular y sí, el primero de julio de este año está en juego el futuro de toda una generación.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de José Manuel Delgadillo

Actualmente es diputado por la delegación Benito Juárez en la VII Legislatura, manteniendo una visión de servicio hacia la ciudadanía, es presidente de la Comisión de Asuntos Políticos Electorales, vicepresidente de la Comisión de Administración Pública Local, e integrante en otras 3 comisiones. Es licenciado en Derecho, ha ejercido su carrera tanto en el ámbito público como en el privado. Cuenta con una amplia experiencia parlamentaria, que le ha permitido colaborar durante 11 años en Cámara de Senadores, de Diputados y en la Asamblea Legislativa.

Te puede interesar

#Opinóloga

Odio, violencia y discriminación, lo que vende más en campañas electorales

Comparte en WhatsApp Los comicios que han de celebrarse el primero de julio han arrojado ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>