Los cincuenta mil

Por Carlos López Kramsky


Ha sido una semana difícil para el equipo de transición en materia de seguridad pública y lo más grave es que el panorama se advierte mucho más complicado en las semanas por venir. Durante su campaña, el presidente electo propuso serenar al país a través de mecanismos que, de acuerdo con los entendidos en la materia, son al menos, poco claros. Otorgar becas para jóvenes sin recursos fue una de sus propuestas, asumiendo que el problema de inseguridad que vivimos tiene un componente de origen esencialmente determinado por la pobreza; otorgar amnistía para primodelincuentes, así como para jóvenes y campesinos que se hubieran enrolado en las filas de la delincuencia de manera forzada o por necesidad, fue otra de sus proposiciones; terminar con la policía política y generar inteligencia a través de nuevos mecanismos fue otra y una más fue la creación de una guardia nacional.

Fuente: animalpolitico.com
Fuente: animalpolitico.com

En cuanto ganó la elección presidencial, el presidente electo y su equipo iniciaron un proceso de consulta a las víctimas de la violencia a través de los llamados foros de consulta por la pacificación y reconciliación nacional, en los que de manera recurrente se apreció la colisión de posturas antagónicas: por un lado, las víctimas y colectivos demandando justicia y por el otro, el discurso de la propuesta de campaña consistente en perdón y olvido. Era una crónica de un desenlace anunciado; ante la falta de apoyo contundente por parte de las víctimas al perdón propuesto, era previsible que el resultado final de los foros no sería el esperado por el equipo del presidente electo.

Esta semana, abruptamente y vía su cuenta de Twitter, Alfonso Durazo, futuro secretario de Seguridad Pública, anunció la cancelación de los últimos cinco foros, que se llevarían a cabo, nada más y nada menos que en Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Morelos y Tabasco. Cinco de los estados más golpeados por la violencia en México se quedaron sin voz dentro del proceso de consulta. La cancelación se justificó argumentando que es necesario sistematizar la información recogida en los foros anteriores con el objetivo de elaborar el plan de seguridad pública que se presentará en las próximas semanas y que regirá al inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

No hay duda de que esta cancelación deja muy mal parado al equipo de transición y puede reflejar un desdén contraproducente pues, aunque los foros no habían resultado como lo esperaba el presidente electo, al menos se había mantenido la consistencia y la congruencia al llevarlos a cabo a pesar de los inconvenientes. El mensaje que se envía con la cancelación es muy distinto; ¿Dar marcha atrás a una estrategia de consulta podría ser el aviso de que en las políticas de seguridad también se darán arranques y cancelaciones sin aviso previo?

Posteriormente, el escenario empeoró debido a que, durante una conferencia de prensa conjunta con el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, el presidente electo López Obrador, anunció que emitirá una convocatoria para incorporar a 50 mil jóvenes a las filas del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal, con la finalidad de serenar al país, lo que inexorablemente llevará al próximo gobierno a un camino ya andado por las dos administraciones federales anteriores, de las cuales se había distinguido por su crítica hacia la estrategia de militarización y por pretender ejercer políticas públicas distintas al uso de la fuerza.

Es temprano para hacer un análisis a fondo sobre el plan que el próximo gobierno implementará en materia de seguridad pública y en atención a víctimas, pero ayudaría mucho a los intereses del presidente electo que la narrativa de sus propuestas y de sus acciones sea consistente pues, sea cual sea su proyecto en cada área de la administración pública, la estabilidad en las políticas públicas es fundamental para que la confianza de la población, de empresarios, académicos, de las organizaciones de la sociedad civil, así como de inversionistas extranjeros, no se esfume entre los huecos que deja la contradicción.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Carlos López Kramsky

Abogado, Maestro en Derecho Constitucional y Doctor en Derecho por la Universidad Marista, Campus Ciudad de México; tiene estudios de maestría en Derechos Humanos y Democracia por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); diplomado en Análisis Político por la Universidad Iberoamericana y en Diversidad Cultural, Políticas Públicas y Derechos de los Pueblos Originarios de México, por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ha sido catedrático en diversas universidades, asesor legislativo y servidor público en el Gobierno Federal.

Te puede interesar

#Opinologos

México: la historia de un país sin memoria

Comparte en WhatsApp La memoria es la facultad psíquica por medio de la cual se ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>