El principio del tiempo / Opinólogía / Los cuatro mensajes de gobierno hacia la población en México

Los cuatro mensajes de gobierno hacia la población en México

Por Javier Esquivel


Son cuatro relatos los que están presentes en la comunicación y que recibe el ciudadano en México sobre las acciones de gobierno en un periodo de construcción y acomodo del estado de los asuntos públicos.

El primero en importancia por la expectación que genera en la población y en los medios de comunicación es la del próximo gobierno. Este eje es el que acumula el mayor número de menciones en redes sociales y medios de comunicación por la misma dinámica que imprime día con día el presidente electo y su equipo.

El flujo informativo está dominado por una vieja táctica que consiste en ganar la agenda primaria de medios con declaraciones varias. Cada semana vemos un gran número de temas que van cargados de aspiraciones, planes y proyectos a mediano plazo.

Fuente: Casa del Libro
Fuente: Casa del Libro

Muchos de ellos corresponden a enviar mensajes a la base de un electorado de que sus demandas están contempladas para su cumplimiento, sin embargo, no todas ellas son bien recibidas por la población por no ser concretas o estar aún difusas. Ejemplos de ellas son la consulta del aeropuerto, la descentralización de la administración pública, la estrategia de seguridad entre otras. El éxito de la comunicación del equipo entrante está en la capacidad de dar certeza, certidumbre y rumbo por medio de una narrativa que de cumplimento a las expectativas de la sociedad.

En toda comunicación de transición es válido hacer ajuste, medir alcances del discurso y de las acciones futuras de política pública. Sentenciarlas como fallidas u optimas toda ella sería aventurado. Sin embargo, la misma comunicación en este periodo de entrega recepción de la administración federal, obliga a tener una contra parte, la del gobierno saliente.

El gobierno saliente no ha completado esa parte tan fundamental para completar un ciclo de comunicación. No hay un eje rector que posicione un legado contundente y el estado en el que se deja al país.  Esta parte carece de un trabajo coordinado de comunicación que muestre lo que sí se hizo de manera correcta y oportuna y señale los retos de la nueva administración.

La comunicación de transición es de un solo lado, y el equipo del gobierno entrante la domina sin contra pisas con una sola excepción que por su alcance internacional era inevitable y ésta se refiere a la negociación y aceptación del Acuerdo Comercial con Estados Unidos y Canadá.

El anunció se dio de manera conjunta y coordinada, aunque no se explicó en qué beneficia a los ciudadanos, a los grupos económicos más débiles como agricultores, campesinos, nuevos profesionales etc.

La última vez que veamos un mensaje del gobierno saliente en conjunto con el entrante será en el eje del lenguaje corporal y éste tendrá lugar en el intercambio de la banda presidencial. Seguramente veremos rostros que dicen más que mil palabras.

Por otra parte, el Legislativo mexicano conformado por senadores y diputados sufre en estas primeras semanas de la carencia de una estrategia de comunicación que sea consonante con las demandas, preocupaciones, necesidades de los millones de electores que dieron su voto a los legisladores. Y mucho más aún adolece de ejes informativos que hagan sintonía con la conformación de una visión de estado y rumbo del país.

Por ejemplo, no hay un posicionamiento que deje ver dónde radicará la fortaleza del Congreso para la construcción de mayorías que permitan la gobernabilidad y hacer valido el mito de gobierno de la cuarta transformación nacional.

El papel de las comisiones legislativas y su efectiva comunicación será la base para generar rumbo y visión del país. Y sin embargo no se tuvo éxito en explicar la reducción de las mismas en ambas cámaras para eficientar la producción y análisis de temas legislativos.

Sin embargo, sí ha predominado que muchos de estos órganos son encabezados por legisladores que no tienen la experiencia esperada en la materia como las comisiones del Senado de Marina, la de Defensa Nacional y del trabajo que su titular pudiera tener conflicto de intereses; mientras que la comisión de Educación y la multiseñalada de Cultura de la Cámara de diputados también sufren estragos por la reputación de sus integrantes.

Ante esta carencia de comunicación estratégica dominan la escena mediática los escándalos como el recorte de personal, legisladores durmiendo, con problemas de tránsito y la más reciente que corresponde al aguinaldo y asignación de recursos para gasolina, tan solo por citar algunos.  Para revertir esta tendencia de comunicación negativa del Legislativo es necesario construir una narrativa desde el seno de las comisiones que de sustento a una efectiva transformación del país y que con la diversidad de legisladores se puede fortalecer el sistema institucional.

El tercer mensaje corresponde al que emiten los gobiernos locales entrantes como los que van en curso. El primer grupo, de acuerdo a lo que se publica en medios, redes, y encuestas locales, no han articulado una narrativa base sólida que permita dirimir la polarización post campaña. Aún prevalece la fuerte narrativa de los que votaron por la izquierda morenista y por los oficialistas tricolores. El reto de los nuevos gobiernos estatales será romper la inercia informativa electoral de ganadores y vencidos  y generar una comunicación integral, una comunicación de que se gobernará para todos.

Por otro lado, los gobiernos emanados de las elecciones de hace un par de años y de la más reciente elección de 2017, pareciera estar suspendida en el tiempo y espacio. No hay una evolución clara del antes y después.

La comunicación gubernamental de dichos estados pareciera no responder a los retos de sus zonas geográficas como la inseguridad, la falta de empleo, el costo de la vida, etc.  La oportunidad de gobiernos con uno o dos años en funciones radicará en hacer contrastes efectivos, mediante su comunicación, de la efectividad de gobierno que les da la experiencia y haber gobernado por muchas décadas, caso contrario serán ejemplos de comunicación caduca e anquilosada.

El cuarto mensaje corresponde a los órganos autónomos del Estado mexicano cuya función es prioritaria en el equilibrio del sistema de flujos informativos a nivel nacional. A la medida que el Banco de México, el INE, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el propio INEGI generen certidumbre y confianza con información útil serán de suma valía para normar criterios para la toma de decisiones.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Javier Esquivel

Consultor político. Especialista en inteligencia mediática, comunicación de gobierno, cabildeo, manejo de crisis, y preparación de voceros de alto nivel. Cuenta con una trayectoria profesional de 15 años en los cuales ha asesorado a clientes como Presidencia de la República, gobiernos estatales, municipales, partidos políticos y medios de comunicación en México. En el sector público de su país, ha sido Director de Comunicación de la Cámara de Diputados, el Instituto Nacional Electoral, la Procuraduría General de la República, la Secretaria de la Función Pública, entre otras instituciones federales.

Te puede interesar

#Opinóloga

El reparto de comisiones… ‘la manzana de la discordia’

Comparte en WhatsApp Según el Artículo 39 y 40 de la Ley Orgánica del Congreso ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>