El principio del tiempo / Opinólogía / Los exce$o$ del poder

Los exce$o$ del poder

Por: Iván Lópezgallo


Nuestros políticos, líderes y gobernantes son humanos y, como tales, se pueden equivocar. La historia está plagada de errores de cálculo y pifias que han causado la muerte de millones de personas, como cuando Adolfo Hitler –tras movilizar en secreto a su ejército para invadir Checoslovaquia– se reunió con el primer ministro británico Neville Chamberlain, quien creyendo las mentiras del austriaco naturalizado alemán, le pidió a los checos que no movilizaran a su ejército mientras hubiera una posibilidad de alcanzar un acuerdo pacífico. ¿Cuál fue el resultado? Alemania invadió Checoslovaquia en lo que fue el preludio de la Segunda Guerra Mundial.

Foto: i.ytimg.com
Foto: i.ytimg.com

Por desgracia México no se queda atrás. Los errores están presentes y para muestra algunos botones:

–Tras iniciar el movimiento de independencia, Miguel Hidalgo y sus seguidores llegaron a las inmediaciones de una Ciudad de México poco protegida. Sin embargo, cuando el asalto parecía inminente, el líder insurgente decidió levantar su campamento y retirarse sin atacar. ¿Por qué lo hizo? No se sabe a ciencia cierta. Algunos creen que sintió que tenía poco parque para una empresa de esa magnitud y otros sostienen que no quiso enfrentarse a las fuerzas realistas que a marchas forzadas se acercaban para defender la capital de virreinato; e incluso hay quienes afirman que lo que no quiso fue que la horda que lo seguía repitiera los saqueos y excesos cometidos en lugares como San Miguel y Guanajuato. Al final, y sin importar la razón, su decisión demoró el triunfo del movimiento independentista y provocó que buena parte del territorio de lo que hoy es México fuera escenario de una guerra durante diez largos años.

–Años después, en diciembre de 1857, el entonces presidente Ignacio Comonfort siguió los consejos de su madre –una mujer bastante creyente en cuestiones de religión– y de golpe y porrazo eliminó la vigencia de la Constitución liberal que había sido promulgada meses atrás –el cinco de febrero para ser exactos– y que él mismo había jurado defender. Así inició la Guerra de Reforma o de Los Tres Años, conflicto que dejó miles de muerto y dividió irreconciliablemente tanto a la sociedad como a muchas familias, que de un día para el otro terminaron combatiendo y matándose entre sí.

–Ya en el siglo XX, durante la Decena Trágica y tras enterarse de que el general Lauro Villar estaba herido, el presidente Madero le confió el mando de las tropas leales al gobierno a un hombre siniestro: Victoriano Huerta, quien acabó asesinándolo junto al vicepresidente Pino Suárez en lo que fue el detonante de la guerra civil que durante varios años enlutó a nuestro país.

Es innegable que las decisiones anteriores, vistas a posteriori y con todos los matices que puedan tener, fueron erróneas y costaron miles de muertos, dividieron a la sociedad y frenaron el desarrollo económico, científico, social y cultural de nuestro país; aunque hay que reconocer que, al momento de tomarlas, estaban convencidos de que eran las mejores opciones.

¿Podemos censurar entonces a Chamberlain, Hidalgo, Comonfort y Madero? Yo diría que no. En primera porque no tuvieron los elementos de que disponemos ahora para juzgar las cosas, en segunda porque buscaban evitar un mal mayor o mantener la vigencia de la ley –que fue el caso de Madero– y en tercera porque, de una u otra forma, pagaron las consecuencias de sus equivocaciones:

Hidalgo y Madero fueron ejecutados (fusilado uno y de un tiro en la cabeza el otro).

Chamberlain dejó el poder por su pésimo desempeño y, tragándose su orgullo, apoyó las decisiones de su sucesor, Winston Churchill, hasta que su avanzada edad lo obligó a retirarse del servicio público –murió el 9 de noviembre de 1940, a los 71 años, avergonzado por no haber podido evitar la guerra–.

Comonfort salió del país en los primeros días de la Guerra de Reforma, pero regresó años después para ponerse a las órdenes del presidente Juárez, luchar contra la intervención francesa y morir peleando cerca de Chamacuero, en el Estado de Guanajuato.

Errores, errores y más errores. Es normal porque al final todos somos seres humanos… aunque algunos políticos puedan considerarse semidioses todopoderosos. Seguramente en el futuro, cuando algún estudioso revise este periodo de nuestra historia, podrá encontrar atenuantes y justificaciones a varias decisiones que hoy nos parecen condenables e incomprensibles; aunque habrá otras que nadie podrá defender, como la insultante ostentación de riqueza de algunos profesionales de la política ante a un pueblo que en su mayor parte se encuentra hundido en la pobreza.

¿Quieren algunos ejemplos? Claro, acá van unos pocos de los que me acuerdo, aunque seguramente ustedes podrán ayudarme a completar esta lista de la ignominia.

1.- Los carísimos bolsos de la señora Gordillo, exlíder magisterial, entre los que según Beto Tavira “Louis Vuitton, Prada, Valentino, Chanel, Hermès, St. John, Gucci y Diane Von Fürstenberg son solo algunas de las marcas que han visto deslizar la tarjeta de Elba Esther Gordillo en sus tiendas, con cargos desde 35,000 hasta 120, 000 pesos que es lo que pueden llegar a costar estas bolsas de mano[1].

Foto: edgecast.sdr-files.buscafs.com
Foto: edgecast.sdr-files.buscafs.com

2.- Los 400 pares de zapatos, 300 trajes, 400 pantalones y mil camisas que dijo tener el exgobernador de Tabasco Andrés Granier Melo, quien alguna vez aseguró que en su estado tenía que andar “hecho una facha, cuando a mí me gusta vestir bien cuando estoy aquí (en la Ciudad de México)”[2].

3.- El reloj Patek Philippe modelo Nautilus 5712R que el líder nacional del PRI, César Camacho, utilizó en la inauguración del Congreso Internacional Sociedad Civil y Partidos Políticos. Mismo que en ebay puede conseguirse por cerca de 610 mil pesos[3].

4.–Los escándalos por las mansiones de los políticos, desde la famosa Colina del perro hasta la hoy célebre Casa blanca de Angélica Rivera. Si quieren darse cuenta del lujo con que viven algunos de nuestros políticos basta visitar el Hotel Misión Casa Colorada de Guanajuato, que fue propiedad de Luis Echeverría y tiene una vista impresionante de la capital del estado del mismo nombre.

5.– Los viajes faraónicos y las pulseras de Paulina, además del Ferrari de dos millones de dólares de José Carlos, ambos hijos del eterno legislador y líder del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps.

Foto: sinembargo.mx
Foto: sinembargo.mx

6.– Las gigantescas mansiones y casas de descanso de algunos políticos.

Todos ellos parecen seguir al pie de la letra aquella frase que inmortalizara el profesor, político y empresario Carlos Hank González, aquella que dice que “un político pobre, es un pobre político”. Y aunque no es un crimen ser rico –si el dinero se obtuvo de forma honesta, claro está–, la realidad es que estas exhibiciones son, por decir lo menos, descaradas e inmorales.

Y aunque es cierto que algunos están en la cárcel, otros se pasean por México y el mundo sin ningún tipo de preocupación. Que lejos están los tiempos y el ejemplo del presidente Benito Juárez, quien dijo que los servidores públicos debería resignarse “a vivir en la honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley [les] haya señalado”[4].

Foto: biografiasyvidas.com
Foto: biografiasyvidas.com

Sí, sin importar si nos cae bien o nos provoca urticaria –como a muchos revisionistas–, la verdad es que no podemos acusar a Juárez de populista o de tener dos caras y decir una cosa mientras hacía lo contrario; como sucede con muchos de quienes han seguido sus pasos –en cuanto a dedicarse al servicio público, ya que están muy lejos de actuar como él–.

Basta un ejemplo para ver la diferencia entre don Benito y quienes llegaron a la política para lucrar y enriquecerse. Se trata de una carta que le envió al general Mariano Escobedo el 20 de agosto de 1866 en la que le agradecía el donativo de 5 mil pesos que le habían hecho los soldados de sus tropas. Hay que decir que Juárez pasaba por apuros económicos, ya que la bancarrota de su gobierno hacía que pasara largas temporadas sin recibir su salario.

“Señor general don Mariano Escobedo

Mi estimado amigo:

Recibí la carta de usted de fecha 11 del presente en la que me incluye una letra (por) valor de cinco mil pesos que los soldados del ejército al mando de usted me mandan como obsequio y para mis más precisas atenciones.

Suplico a usted acepte para sí y dé a sus dignos compañeros y subordinados las gracias más expresivas por esta misma prueba de cariño y estimación que me dan y que conservaré siempre como gratísimo.

Si las circunstancias de esos valientes no fueran tan aflictivas, si nuestro erario pudiera atenderlas con la debida puntualidad, con la justa retribución que la ley les señala y si la campaña estuviera terminada y no tuvieran aún que sufrir días de privaciones y miserias en que acaso no podemos darles siquiera un miserable rancho, yo haría uso desde luego de la misma que con tanta generosidad han puesto a mi disposición; pero usted mismo palpa la verdad de los hecho que he indicado y no tendrá a mal el que le suplique distribuya dicha suma entre las mismas personas que la han exhibido, en el concepto de que me basta el acto espontáneo con que me la han ofrecido para estar satisfecho, como lo estoy, de su aprecio y para quedar, como quedo, profundamente reconocido a sus bondades.

Incluyo a usted la expresada letra y me repito su amigo afectísimo.

Benito Juárez”

¿Así o más claro?

[1] http://www.animalpolitico.com/blogueros-cuna-de-grillos/2012/11/12/la-coleccion-de-bolsos-de-elba-esther-gordillo-fotos/.

[2] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/05/14/899125.

[3] http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=151098&relacion=&tipo=Nacional&categoria=2

[4] http://www.biblioteca.tv/artman2/publish/1852_153/Discurso_pronunciado_por_Benito_Ju_rez_gobernador_del_estado_de_Oaxaca_ante_la_X_Legislatura_al_abrir_el_primer_periodo_de_sus_sesiones_ordinarias_printer.shtml

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Iván Lópezgallo

Periodista mexicano en Azteca, Proyecto 40 y otros medios. Profesor universitario. Ganador del Premio México de Periodismo y el Premio Nacional de Locución en 2010. 5o dan en TKD.

Te puede interesar

FOTO: Especial

PRI alista nueva generación de polí­ticos que defenderán logros en 2018

Comparte en WhatsAppMéxico, 30 Jun (Notimex).- El PRI arranca hoy su cuarta generación de jóvenes ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>