El principio del tiempo / Opinólogía / “Loving Vincent” y la figura del artista incomprendido

“Loving Vincent” y la figura del artista incomprendido

Por: Delia Antonia Bolaños



Estrenada en la Ciudad de México durante la 63º Muestra de Cine Internacional de la Cineteca Nacional, Loving Vincent (traducida al español como Cartas de Van Gogh, 2017) es sin lugar a dudas uno de los filmes animados más osados de la historia. Aunque la técnica mixta de animación tradicional y live action ya había sido introducida por vez primera a manos de los estudios Walt Disney en Los tres caballeros (The Three Caballeros, 1944), la virtuosa particularidad de este nuevo trabajo cinematográfico reside en el uso de la pintura. Esta es la primera película en el mundo con este estilo, ya que cuadro por cuadro cada fotograma (más de 65 mil) fue completamente pintado a mano en lienzos al óleo por más de 100 artistas plásticos, quienes copiaron minuciosamente el inigualable estilo turbulento del post-impresionista holandés Vincent van Gogh.[1]

Independientemente de la interesante atmósfera policiaco-dramática que envuelve la búsqueda incansable por develar las causas de la misteriosa muerte de Vincent (interpretado aquí por Robert Gulaczyk), aún hoy en día una temática por demás polémica, la maravilla de la película se encuentra en el tratamiento de los célebres cuadros de Van Gogh, sólo por mencionar algunos: Los girasoles (1888), El dormitorio de Arlés (1888), La noche estrellada (1889), Autorretrato (1889), Descanso al mediodía (1890) y Marguerite Gachet en el piano (1890). La animación de los lienzos permite al público disfrutar con mayor nitidez y vivacidad del efecto visual del fenómeno del flujo turbulento (o corriente turbulenta) representado en la obra el pintor holandés.

La naturaleza y el universo se inclinan al caos, al desorden, a la entropía y esto, en términos de mecánica de fluidos, significa que la energía tiende a la turbulencia. De manera que el flujo turbulento se puede entender como la manera en la que los fluidos se mezclan continuamente de forma caótica a consecuencia de la ruptura de una afluencia ordenada de los vórtices que afectan algunas zonas de la dirección del movimiento.[2] En términos más concretos, sin ser un experto físico o matemático, Vincent van Gogh era capaz de comprender los flujos de energía en los movimientos del agua de los ríos, en el cintilar de las estrellas del cielo y en el vaivén del aire cerca de la superficie de la tierra, representándolos todos a través de hermosas trayectorias completamente erráticas. Esta es la razón por la que el estilo del artista es considerado comúnmente de enérgico, agresivo, violento e impulsivo.

Foto: theinspirationroom.com
Foto: theinspirationroom.com

Más allá del mito del suicidio y de la leyenda de la oreja cercenada (ya que lo más probable es que tan sólo se haya mutilado un pedazo de la misma en medio de una borrachera), debemos prestar especial atención al genio pictórico de Vincent van Gogh, personaje autodidacta que por medio de la observación del entorno en medio de sus momentos de mayor angustia psicológica, logró plasmar lo que ningún gran alumno de la Academia. Con él nació el concepto del artista desgraciado e incomprendido y con él murió la clave de esa visión cuasi filosófica del cosmos vibrante.  

[1] Kobiela, Dorotha (guionista). Loving Vincent, the world’s first fully painted feature film!, consultado en http://lovingvincent.com/the-movie,3,pl.html el 1º de diciembre de 2017.

[2] St. Clair, Natalya [TED-Ed] (2014, 2 de octubre). Math & Van Gogh’s « The Starry Night », recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=PMerSm2ToFY.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Delia Bolaños

Maestra en Historia del Arte y Patrimonio por la Universidad de Burdeos y licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Especialista en arte moderno y contemporáneo, asesora de difusión y comunicación cultural y amante del arte urbano. Escritora de tanto en tanto, melómana, lectora empedernida y hermeneuta. Orgullosamente mexicana y apasionada ciudadana del mundo. Cazadora gastronómica y fotógrafa profesional.

Te puede interesar

#Opinóloga

Espacios extraordinarios: Museo Internacional del Barroco

Comparte en WhatsApp En anteriores entregas he enfatizado que el arte es inherente a nuestra ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>