El principio del tiempo / Opinólogía / Marihuana: segunda llamada

Marihuana: segunda llamada

Por: Carlos López Kramsky



La Suprema Corte de Justicia lo volvió a hacer: emitió una nueva resolución que concede el amparo a una persona –en este caso un abogado- para consumir mariguana con fines recreativos, así como para sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer, transportarla, sin fin comercial o de distribución. Al resolver el amparo 1115/2017, interpuesto en contra de la determinación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) que le negó a Ulrich Richter la autorización para el uso lúdico y recreativo del narcótico, la Primera Sala de la Corte ratificó el criterio que emitió en noviembre de 2015 cuando concedió el amparo a cuatro personas para los mismos efectos.

Foto: animalpolitico.com
Foto: animalpolitico.com

Este es un paso muy importante en la lucha jurídica tendente a la despenalización de la marihuana para uso lúdico. El máximo tribunal del país liberó un boletín que señala que la resolución establece que son inconstitucionales los artículos 235 último párrafo, 237, 245 fracción I, 247 último párrafo y 248, todos de la Ley General de Salud, en sus partes normativas que son aplicables a la prohibición del uso de la marihuana con fines distintos a la investigación o medicinales, es decir, al uso recreativo.

La resolución es importante porque ratifica el criterio que la Corte había adoptado en 2015, con lo que se consolida el camino hacia el establecimiento de jurisprudencia por reiteración de cinco sentencias que declaren la inconstitucionalidad de la norma y que obligue a ese tribunal a requerir al Congreso de la Unión para que, de acuerdo con el artículo 232 de la Ley de Amparo, en un plazo de 90 días útiles dentro de sus periodos de sesiones, realice la reforma legal correspondiente para corregir la inconstitucionalidad. En caso de que el Congreso no hiciere las reformas legales en ese plazo, la Suprema Corte deberá emitir la declaratoria general de inconstitucionalidad que declarará que las porciones normativas de los artículos determinados como contrarios a la Constitución cesan en su vigencia y se decretará su inaplicabilidad.

Pero hay que aclarar que la concesión de este amparo no significa la despenalización del uso recreativo de la marihuana, pues por principio de relatividad de las sentencias de amparo, los beneficios de ésta solo son aplicables al abogado que promovió el proceso de control constitucional y, como se mencionó en el párrafo anterior, la declaratoria general de inconstitucionalidad que podría beneficiar a todas las personas en el país todavía tiene un largo camino que recorrer.

Es claro que la prohibición del consumo lúdico de marihuana es violatorio del derecho al libre desarrollo de la personalidad, es decir, a aquél que nos permite decidir cómo queremos ejercer nuestra autonomía como personas, adoptando las decisiones que nos convengan o nos plazcan, incluso cuando impliquen un daño para nuestra propia persona, pues aunque la prohibición persigue un fin que podría considerarse valioso –preservar la salud del consumidor- la medida es excesiva y desproporcionada.

Pero el debate que se abre con estas resoluciones va más allá de esas consideraciones jurídicas focalizadas en el cannabis, pues en caso de decretarse la despenalización del uso lúdico de la marihuana surgen varios puntos polémicos más: ¿Qué impediría que los mismos argumentos y razonamientos se apliquen al uso recreativo de la heroína, metanfetaminas u otros narcóticos?; ¿cómo se abastecerá el mercado que ya existe si la autoproducción no es apta para todas las personas?; ¿cómo se regulará la calidad e inocuidad de la marihuana legalmente cultivada que evite mayores daños a la salud?; ¿cómo se prevendrá la adicción? Sin duda alguna hay que avanzar en el camino hacia la despenalización, pero no hay que olvidar que las discusiones paralelas son también fundamentales si queremos que la resolución de un problema no nos cause uno más complejo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Carlos López Kramsky

Abogado, Maestro en Derecho Constitucional y Doctor en Derecho por la Universidad Marista, Campus Ciudad de México; tiene estudios de maestría en Derechos Humanos y Democracia por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); diplomado en Análisis Político por la Universidad Iberoamericana y en Diversidad Cultural, Políticas Públicas y Derechos de los Pueblos Originarios de México, por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ha sido catedrático en diversas universidades, asesor legislativo y servidor público en el Gobierno Federal.

Te puede interesar

Emiliano Oaxaca l Mexican Times

Constitución y marihuana

Comparte en WhatsApp El pasado mes de abril, la Suprema Corte de Justicia de la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>