El principio del tiempo / Opinólogía / Más amargo que dulce

Más amargo que dulce

Por: Eduardo Higuera


El orgullo más barato es el orgullo nacional, que delata en quien lo siente la ausencia de cualidades individuales.

-Goethe

Hace poco más de una semana se llevó a cabo la ceremonia de premiación de la Academia de Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, mejor conocida como los Oscares. El punto más importante de la noche cuando Guillermo del Toro obtuvo el reconocimiento a mejor director y mejor película por su más reciente cuento de monstruos, The Shape of Water.

Foto: hidalgosport.com
Foto: hidalgosport.com

Sin duda, este acontecimiento comprueba una vez más que el otrora Tequila Gang se ha convertido en una de las fuerzas creativas más importante de la pantalla de plata, por lo menos en que se refiere a los premios otorgados desde Allende el Río Bravo. No sé si ha ocurrido con anterioridad que en cinco entregas consecutivas del Oscar, cuatro premios al mejor director hayan sido otorgados a cuatro cineastas extranjeros y del mismo país de origen.

Sin embargo, (ya saben que conmigo siempre hay un pero o un sin embargo), los dos Oscares me dejaron un sabor más amargo que dulce debido a que no me gustó la fábula de amor monstruoso de GdT.

Y es que el intento de combinar la intriga de espías de la Guerra Fría, las historias de monstruos y el amor imposible (elementos presentes en muchas de las obras anteriores de GdT) no cuaja del todo y tienes demasiados elementos que parecen sacados de la nada para lograr justificar las acciones de sus personajes, así como algunos elemento de violencia física innecesaria…aunque pensándolo bien eso también es muy del sello de Guillermo.

(Spoiler alert, para aquellos que no hayan visto aún The shape of water)

De los deux ex machina a los que recurre el director y productor, el más grande se encuentra en el cierre de la película y que es excesivamente forzado: la heroína-amante del monstruo se salva milagrosamente al salirle branquias en unos cuantos segundos, gracias al poder casi divino de la criatura amazónica. Eso a pesar de que el mismo monstruo-héroe tarda días para lograr que le saliera pelo a otro personaje… not buying at all.

Otra cosa que me decepcionó fue que desde el comienzo se construye una tensión en la historia que nunca encuentra una verdadera salida, algo así como si siempre estuviera a punto de ocurrir algo importante en la pantalla que nunca llega a suceder, como si lo hubieran cortado por error en el cuarto de edición.

El desarrollo de la historia y de los personajes es casi nulo. Los primeros son demasiado planos y la historia, como ya dije, tiene que recurrir a recursos inesperados e improvisados para sostenerse.

Lo único que queda sosteniendo a la forma del agua es una excelente producción y fotografía, pero eso hace que sea un producto excesivamente hollywoodense, demasiado empaque y muy poco contenido.

Ahora bien para nada soy un hater de GdT, al contrario. Muchas de sus películas tienen un lugar especial dentro de mis gustos cinematográficos, como HellBoy, La Cumbre Escarlata y El Espinazo del Diablo.

Sin embargo, para mí la que ha sido la gran obra cumbre de GdT, la que de verdad debió recibir un Oscar por su hechura, contenido original y actuación fue El Laberinto del Fauno.

En la comparación entre ambas películas, sin duda, el fauno es mucho más hermoso y completa que el sirenito actual. Además me llama la atención como el labertino sufrió muchas críticas en México porque se consideraba que era una película española dirigida y fotografiada por mexicanos y por lo tanto no era un producto realmente nacional. Me pregunto, ¿por qué esta esta vez, The shape of water, no fue cuestionada de la misma forma, si es una peli casi 100% gringa pero dirigida por un mexicano?

Finalmente, al igual que con Cuarón y el Sr. González ganaron sus Oscares, me preguntó si este suceso impactará positivamente a la gran comunidad de cineastas de México o seguiremos viendo el triunfo del talento nacional fuera de México como una excepción y olvidándonos de todos aquellos que siguen en territorio nacional?

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Eduardo Higuera

Maestro en Análisis Político y Medios de Información por el Tecnológico de Monterrey. Actualmente es académico, analista y consultor en comunicación política, relaciones públicas y periodismo. Eterno inconforme e idealista de la política, apasionado de los libros y la educación ha sido director de cine independiente, creativo publicitario y funcionario público. Se define a sí mismo como Ruletero cultural.

Te puede interesar

FOTO: La Razón

Premios Óscar registran bajos índices de audiencia, según cifras preliminares

Comparte en WhatsAppLos Angeles, 5 Mar (AFP) – Los primeros índices de audiencia publicados el lunes ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>