El principio del tiempo / Opinólogía / Mecanismos poco participativos: la consulta del Corredor Cultural Chapultepec

Mecanismos poco participativos: la consulta del Corredor Cultural Chapultepec

Por Abraham González

En 2015 fue presentado un proyecto de mejoramiento del espacio público en la zona oriente de la delegación Cuauhtémoc: El Corredor Cultural Chapultepec (CCC). El corredor daría respuesta a la necesaria rehabilitación de la Avenida Chapultepec, atendería el problema de movilidad, mejoraría la traza urbana, crearía un parque lineal sobre la avenida y explotaría el potencial comercial y cultural de la zona. Al ser anunciado, el proyecto generó gran discusión y polémica en la opinión pública, mientras que las autoridades argumentaban las bondades del proyecto, organizaciones de la sociedad civil señalaron problemas alrededor del mismo: críticas al proceso de selección de inversionistas, el alto impacto ambiental, el plan de financiamiento y las características arquitectónicas fueron algunas de las más relevantes.

008PxM - 20160111 - Corredor Cultural Chapultepec - ConsultaCiudadana

Sin embargo, tanto las autoridades como las voces críticas coincidieron en al menos dos puntos centrales: 1) la necesidad de mejorar la traza urbana de la Avenida y 2) un mayor involucramiento de la sociedad civil en proyectos de mejoramiento del espacio público. Sobre éste segundo punto se plantearía la necesidad de que la comunidad opinara y decidiera sobre la construcción del Corredor. Con tal fin, el Jefe de Gobierno convocó a una Consulta Ciudadana en la demarcación afectada. Sobre éste ejercicio de participación ciudadana apuntamos los siguientes comentarios:

¿Puede la sociedad civil organizada actuar sin el respaldo de los ciudadanos? La participación de la sociedad civil fue disímil. Mientras las organizaciones mantuvieron una participación muy activa y disidente, la participación de la sociedad en la Consulta fue muy pobre.

Para que la autoridad decidiera convocar a una Consulta, la participación de la sociedad civil a través de las OSC (Organizaciones de la Sociedad Civil) y actores expertos en la materia fue fundamental. Identificaron rápidamente los problemas centrales del proyecto y ofrecieron una gama amplia de argumentos para detener y modificar la iniciativa gubernamental. La participación fue abundante, se ofrecieron esbozos de alternativas para solucionar el deterioro y abandono del espacio público y se utilizaron distintas plataformas para compartir y exponer el debate: redes sociales, asambleas locales, comunicados, entrevistas en radio y televisión, entre otros. La cobertura periodística aumentó al igual que el interés de los capitalinos sobre el tema. Finalmente, la autoridad fue sensible y accedió a utilizar los mecanismos formales de participación ciudadana para atender el conflicto.

El Jefe de Gobierno planteó realizar una Consulta Ciudadana, sin embargo, dicha Consulta estaría dirigida sólo a la comunidad de la Delegación Cuauhtémoc y no a todos los habitantes de la ciudad. Una encuesta realizada por Parametría sugería que el 41% de los ciudadanos no tenía una opinión clara sobre el proyecto, así que para solventar la falta de información, la autoridad electoral abrió distintos espacios para la exposición de argumentos en favor y en contra del CCC. Tras la definición de la fecha en que se realizaría la consulta y la batería de preguntas a consultar, la comunidad de la demarcación acudió a las urnas.

El resultado fue claro: 64% votó por rechazar el proyecto del CCC.

Sin embargo, la participación fue escaza, participó el 4.8% de la lista de electores de la Delegación. Así que el 4.8% decidió el destino de un proyecto de gran importancia para la Ciudad, equivalente a un 37% del presupuesto de la Delegación para 2015 (930 millones de pesos).

¿Los ciudadanos se mostraron escépticos y abandonaron la posibilidad de opinar mediante su voto? Durante 2015 los vecinos de la delegación Cuauhtémoc fueron llamados a las urnas en tres ocasiones: la elección de representantes locales y federales, para la Consulta del Corredor y para la Consulta del Presupuesto Participativo 2016, sin embargo su nivel de participación no fue el mismo en cada elección. La elección de representantes reportó una participación del 43.8%, la Consulta del CCC sólo del 4.8%, mientras que para la Consulta del Presupuesto Participativo la participación fue tan sólo del 1.3%.

Esto genera una asimetría importante entre los mecanismos de incidencia directa e indirecta a los que puede acceder la sociedad civil. Mientras la sociedad civil organizada participa activamente y su trabajo de incidencia parece relevante, los ciudadanos no confían y no hacen uso de los mecanismos formales de participación como las Consultas que afectan su entorno inmediato, pero su participación aumenta considerablemente en procesos de designación de representantes.

008PxM - 20160111 - Proyecto CCC

Entonces, ¿para qué consultar a una sociedad que parece no querer ser consultada? Una idea apunta al desinterés del ciudadano dado el diseño institucional de los mecanismos de participación: no encuentra en ellos un vehículo adecuado para trasmitir sus intereses.

La Consulta Ciudadana es un instrumento de participación contemplado en la Ley de Participación Ciudadana, cuyo resultado sólo representa un elemento de juicio para la autoridad, es decir, no es vinculante, no obliga a la autoridad a actuar conforme al resultado de la consulta. La decisión de continuar o detener el proyecto permaneció siempre en el Jefe de Gobierno, el resultado de la Consulta guardó el mismo valor que cualquier encuesta de opinión pública. En este caso, ya sea por una convicción democrática o por un cálculo político, la autoridad decidió respetar el resultado de la consulta y detener por completo el proyecto del Corredor, anunciando que iniciaría un nuevo plan ahora con mayor participación de la sociedad civil.

Sin embargo la historia reciente sugiere que los proyectos rechazados a través de una consulta, o bien son ejecutados omitiendo el resultado del ejercicio, o bien se posponen indefinidamente y se olvida toda acción o plan para intervenir el espacio público durante la administración en curso.

Los mecanismos de participación son vastos, formales o informales, y no se limitan sólo a las Consulta, sin embargo, es necesario crear los incentivos para que todo mecanismo de participación ciudadana sea realmente empleado.

Dos cosas parecen claras del ejercicio: 1) es urgente la rehabilitación del espacio público y 2) es igualmente urgente un proyecto que demuestre que la participación ciudadana puede convivir con la administración pública en el diseño de un proyecto que mejore la calidad de vida de la comunidad.

Mayor participación de la sociedad implica muchos retos: alinear y satisfacer más intereses, equilibrar la influencia de aspectos técnicos y políticos en la toma de decisión, asegurar una participación efectiva y no un mero ejercicio que legitime las decisiones de la autoridad.

¿Qué tanta participación ciudadana es adecuada? ¿El teorema de no saciedad local de la teoría economía será suficiente: más es mejor?

Abraham González Austria: Asociado y Tesorero de Participando por México. Es Economista por la Universidad Nacional Autónoma de México

Acerca de Participando Por México

Participando por México (PxM) es una Asociación Civil dedicada a fomentar una participación ciudadana que construya soluciones, comparta ideas y atienda problemas públicos. Es una organización preocupada por mejorar la vida democrática en las esferas más cercanas a la gente y en búsqueda de que los ciudadanos estén informados, sean analíticos, críticos y responsables socialmente. Por ello, se propone fomentar una cultura democrática de la participación reduciendo los costos de información, organización y vinculación.

Te puede interesar

FOTO: Periodico Central

Ningún familiar de Vázquez Mota es investigado por lavado de dinero: PGR

Comparte en WhatsAppMéxico, 29 May (Notimex).- La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó que ningún ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>