El principio del tiempo / Opinólogía / México ante la crisis ambiental

México ante la crisis ambiental

Por Karina Jiménez


El agua es un recurso estratégico porque el desarrollo hídrico es base del desarrollo humano, social y económico. Sin embargo, el acceso y el control por los estos recursos se ha convertido en una fuente de poder y de conflicto, razón por la cual la problemática ha llegado a ser un asunto de seguridad nacional para los Estados.

Todo lo anterior ha suscitado en muchos países un debate relativo a la gestión nacional e internacional del agua, sobre todo al nivel de los tomadores de decisiones. En ese sentido, durante lo que va del siglo, la comunidad internacional ha tomado una mayor conciencia de la necesidad de desarrollar prácticas sustentables para la protección, gestión y uso de los recursos naturales y específicamente los recursos hídricos; que sienten las bases para establecer un sistema de monitoreo global a través de la ONU y en colaboración con los gobiernos y demás entidades en aras de proteger un bien común.

Fuente: AnnaTom
Fuente: AnnaTom

Por ello la preocupación mundial por el recurso se ha extendido y ha sido el tema de innumerables informes y tratados internacionales, entendiendo que la cuestión no se limita a un ámbito regional, sino que afecta a países en todo el mundo sin importar su grado de desarrollo. Es así que hoy se presentan nuevos escenarios que demandan una mayor sensibilidad internacional y social a esta problemática.

En la medida de que la situación de la escasez de agua se vuelve más crítica y mientras siga en aumento la temperatura del medio ambiente, no es irracional pensar que el agua puede llegar a ser incluso más importante que el petróleo.

La tesis de que en el futuro pueden surgir conflictos por el agua, ya no parece tan fantástica; tomando en cuenta que existen decenas de países donde no se cuentan con los recursos hídricos para calmar la sed de la población, ni del agua mínima necesaria para las actividades humanas: la agricultura, industria o el aseo personal o actividades en las comunidades.

Hay que considerar algunos otros factores como la sequía, el aumento de la población, la sobreexplotación económica, la falta de sustentabilidad en las actividades y la mala gestión de recursos que han contribuido a que la escasez de agua potable sea un grave problema planetario cuyo futuro se prevé aún más funesto. El 60 por ciento de la población vivirá en regiones con escasez en 2025, si se mantiene el actual ritmo de consumo, que ya duplica el actual crecimiento demográfico, advirtió la ONU con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua 2018.

Debemos tener en cuenta que el planeta está compuesto de 70 por ciento de agua, 97 por ciento de ello es agua salada, 2.5 por ciento es agua dulce donde casi un 79 por ciento se encuentra congelada en los glaciares y el resto se encuentra como humedad en el suelo, aguas subterráneas y sólo el 1 por ciento es agua que se encuentra en las superficies.

Las estadísticas indican que el ser humano es el consumidor principal del recurso hídrico (industria, agricultura, generación de energía, vida diaria etc); al mismo tiempo revelan que es el principal devastador. Hay que añadir que la distribución del líquido es inequitativa; es decir: Asia tiene el 60 por ciento de la población mundial y sólo el 36 por ciento del recurso hídrico, Europa posee el 13 por ciento de la población y el 8 por ciento de agua, África tiene el 13 por ciento de la población y dispone del 11 por ciento de agua, América del Norte y Central poseen el 8 por ciento de la población mundial y disfrutan del 15 por ciento del recurso hídrico, América del Sur tiene el 6 por ciento de la población del mundo y el 26 por ciento de los recursos hídricos.

Por último a pesar de todos los informes que evalúan y exponen la situación, los movimientos sociales que demandan una mayor distribución, los grupos ambientalistas que pugnan por un cambio en la manera en la que el hombre se relaciona con su entorno; el agua se sigue desperdiciando y contaminando, por lo que de acuerdo con el Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2018 “diario se vierten dos millones de toneladas de desechos a ríos, lagos y arroyos; en donde un litro de agua residual contamina aproximadamente 8 litros de agua dulce”. Por lo que si la contaminación de este recurso sigue en aumento para el año 2050 más de 18,000 km3 de agua dulce estarán contaminados.

El reto es grande porque el calentamiento global ya está trayendo consecuencias alarmantes –desertificación, extinción de flora y fauna, escasez de alimentos y mayores problemas de salud relacionados con el saneamiento inadecuado del agua–  En la actualidad, millones de personas carecen de acceso al agua potable y viven sin servicios de saneamiento alrededor del mundo. El calentamiento global ha hecho la situación más difícil, pues agudiza estas terribles condiciones que ya constituyen la mayor amenaza para la salud ambiental. Cada vez serán más frecuentes y más graves las sequías, las inundaciones aumentarán la escasez de agua lo que causará que la contaminación del agua y los problemas de saneamiento sean más generalizados. Los líderes locales, nacionales y mundiales deben urgentemente implementar una estrategia en dos etapas para reducir la contaminación al mínimo y así minimizar mayores cambios climáticos y al mismo tiempo preparar a las comunidades vulnerables para hacer frente a estos cambios que ya están ocurriendo o son inevitables.

En México por ejemplo el 70 por ciento del agua que tiene el país está concentrado en tan sólo 7 grandes concesionarios y corporaciones trasnacionales, provocando con ello que numerosas poblaciones estén bajo profundo estrés hídrico y proliferado conflictos sociales.

“En esas condiciones el sistema hídrico es incapaz de garantizar los derechos humanos y proteger la integridad de los ecosistemas acuáticos”, expresó José Raúl García Barrios, investigador del Centro Regional de Investigación Multidisciplinario (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al participar en la inauguración de la Reunión Nacional por el Buen Gobierno del Agua, convocada por universidades e instituciones de educación superior y organizaciones de la sociedad civil.

La tarea es fomentar una cultura global de protección del medio ambiente, recursos naturales y una gestión internacional más transparente en aras de lograr un acceso equitativo y de calidad a los recursos hídricos.

Bibliografía:

·  Castañeda Gordillo Alma. El agua como control estratégico, México 2009, Tesis de licenciatura de Relaciones Internacionales, FCPYS-UNAM, 210 pp.

·  Domínguez Esquivel Juan Carlos. El control y la escasez del agua: un tema de seguridad nacional y fuente de conflictos internacionales en el cercano oriente como un caso particular, México 2006, Tesis de licenciatura de Relaciones Internacionales FCPYS-UNAM, 290 pp.

·  Giovanni Valvo. “Russia and the geopolitics of water: towards a new Russian order in Eurasia?”, [en revista electronica] World security network. Redactado 2 de febrero 2009. [en línea] http://www.worldsecuritynetwork.com/showArticle3.cfm?article_id=17106

·  ONU. http://www.onu.org.mx/inicio_ONU_Mexico.html

·  SEMARNAT-CONAGUA. URL: http://wwwun.org/spanish/millenniumgoals.junio de 2014.

·  SEMARNAT UCAI, “sesión num.23 Foro Ambiental Mundial Ministerial”, negociaciones internacionales sobre Agua en el 2005, URL: http://www.semarnat.gob.mx/Pages/Inicio.aspx.

· La voz de Rusia, “agua pura, recurso estratégico del planeta”, RIA Novosti, publicado el 20, 10 del 2013, [en línea]  http://spanish.ruvr.ru/2010/10/20/27378755.html.

·  Lorraine, Millot. Quand les Russes voulaient inverser le cours des  fleuves de Sibérie, en Voyage liberation, 28 de julio del 2009 [revista electrónica], http://voyages.liberation.fr/grandes-destinations/quand-les-russes-voulaient-inverser-le-cours-des-fleuves-de-siberie

·  Segundo informe de Naciones Unidas, en www.wateronu.com, consultado el 06 de junio del 2014.

· World Water Assessment Programme. Resumen Ejecutivo Oficial de Recursos Hídricos. Banco Mundial, 2013. Washington DC, en http://www.unesco.org/water/wwap/facts_figures/agua_industria.shtml p 14.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Karina Jiménez

Egresada de la carrera de Relaciones Internacionales por la UNAM, estudiante de la Maestría en Asuntos Internacionales de la Facultad de Estudios Globales en la Universidad Anáhuac México, ha realizado diversas publicaciones académicas relacionadas con la Geopolítica de los recursos naturales. Ha trabajado en el Centro de Estudios sobre Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados.

Te puede interesar

#Opinóloga

¿Vivir sin plástico? ‘Zero waste’ es la nueva apuesta

Comparte en WhatsApp Hace unos días leí una nota que mencionaba que Boyan Slat, un ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>