El principio del tiempo / Opinólogía / México, campeón del mundo

México, campeón del mundo

Por: Eduardo García Valencia



Pocas veces concuerdo con mi exprofesor José Woldenberg, pero, en un pantano recóndito, recuerdo un artículo suyo previo al Mundial de 2014, en el que narra su respuesta a la interrogante de quién sería el campeón del mundo: “México”, decía.

Fuente: Futbol Total
Fuente: Futbol Total

Y sí, no tiene nada de ingenuo creer que México ganará el Mundial, pues es un deseo propio, una ilusión nuestra o de cualquier otro que le vaya a un equipo de futbol. No hablamos de una elección, un gobierno, ni siquiera un análisis profundo que, más allá de ser preciso o profesional, es inútil. La importancia de un juego debe tener, pues un juego es.

En muchos ámbitos de la vida se tiene que tomar partido, de ello que se llamen partidos políticos, o un partido deportivo. El futbol no es la excepción, es un juego y en los juegos se toma partido por alguien o algo. No son necesarias las grandes exacerbaciones por las cuales pasa este deporte, los “análisis sesudos”, señalaba Woldenberg.

El futbol como negocio, como forma de vida, es otra cuestión alejada a la noción de la fiesta deportiva y la propia afición. Esto claro está, cuando han estallado los grandes escándalos de corruptelas en la federación de futbol se disputan en otras canchas, canchas en las cuales todos jugamos.

Más valor para este deporte se puede encontrar en los lúdicos programas televisivos donde “Ponchito” se viste de hooligan para destronar un set de producción, que en las largas mesas de analistas deportivos o largas pláticas que se disfrazan de cátedras magistrales. Y, claro está, en la propia emoción de la afición. Le da más sentido a estas temporadas deportivas, de júbilo, de fiesta, y al fin propio del futbol.

Y otra vez sí… el futbol exalta el patriotismo que en medida de lo prudente no daña a nada ni nadie. Uno le va a México porque es mexicano, punto. En el peor panorama, uno le va a otra selección por alguna, sin importancia, elección. El futbol es substancialmente fundamentalista. En este panorama, sin gran racionalidad detrás, profunda reflexión o postura analítica alguna… ¿Qué pasa? nada. El futbol es lúdico por definición, sin repercusión, sólo es necesario tener espíritu de juego.

Por esto, concuerdo con Woldenberg, con Ponchito, con los aficionados, y con quien sea que sólo tenga una respuesta a quién será el próximo ganador: México, campeón del mundo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Eduardo García Valencia

Presidente de la Fundación Liderazgo Joven. Licenciaturas en Ciencia Política & Administración Pública y de Estudios Latinoamericanos, Facultades de Ciencias Políticas y Sociales, y de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Te puede interesar

#Opinólogo

Cosas chingonas

Comparte en WhatsApp Soy parte de una generación que en la niñez vio a la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>