El principio del tiempo / Opinólogía / México y Japón a 130 años del establecimiento de relaciones diplomáticas

México y Japón a 130 años del establecimiento de relaciones diplomáticas

Por Francisco Rodrigo Trejo Campos


Este año se celebra el 130 aniversario de la firma del Tratado de Amistad, Navegación y Comercio entre Japón y México (1888), el cual constituyó el primer acuerdo en condiciones de igualdad del país nipón con otro Estado, además de ser para México el primer paso para proyectarse como nación independiente y emergente en el continente asiático. Este acontecimiento, además, dio inicio a la segunda etapa de las relaciones bilaterales (la primera se gestó entre el shogunato Tokugawa y la Nueva España en las primeras décadas del siglo XVII) en el marco de una era de estabilidad interna, modernización y de inserción de México y Japón en el sistema internacional. Posteriormente, a partir de la segunda mitad del siglo XX, México y Japón fortalecieron sus vínculos que en la actualidad ha derivado en una asociación global estratégica. En este sentido, México y Japón son naciones hermanas que han cimentado su relación en valores e intereses compartidos, como el libre comercio y la cooperación para el desarrollo, impulsando el beneficio mutuo.

Fuente: mx.emb-japan.go.jp
Fuente: mx.emb-japan.go.jp

Los profundos lazos sociales entre México y Japón constituyen un pilar de la relación bilateral, que se ha desarrollado gracias a las distintas olas de migración y al asentamiento de japoneses en México, y más recientemente a la llegada de mexicanos a Japón por motivos familiares, académicos y laborales, los cuales han promovido el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y el entendimiento entre ambas sociedades. Los miles de japoneses que arribaron a México entre 1887 y 1923, apoyados por ambos gobiernos, trabajaron principalmente en los sectores agrícola, minero y ferrocarrilero, y algunos de ellos formaron familias biculturales. Los descendientes de estos japoneses, también llamados nikkei, han preservado en su mayoría tradiciones, reglas de etiqueta, palabras, valores e ideas de Japón que actualmente están en desuso en el país asiático. Esta comunidad nikkei históricamente ha fungido como un puente entre Japón y México gracias a su identidad binacional. Por otro lado, desde los años setenta miles de mexicanos han viajado a Japón para profundizar sus conocimientos del japonés o estudiar posgrados en áreas donde el país nipón posee una ventaja comparativa, especialmente en áreas técnicas y de ingeniería. Es importante destacar que los mexicanos tienen acceso libre a Japón (hasta seis meses) y además pueden ser auxiliados por guías  voluntarios japoneses que ofrecen una perspectiva local de su país, incluso en español.  Asimismo, en las últimas dos décadas, se ha registrado un incremento en la llegada de japoneses a nivel gerencial que permanecen de tres a cinco años en México para capacitar a técnicos y profesionistas mexicanos que trabajan en multinacionales japonesas, como Nissan y Toyota.  En el ámbito de la cooperación, la solidaridad entre ambos países se refleja en el apoyo brindado a las poblaciones afectadas frente a desastres naturales, como el envío de víveres y cuerpos de rescatistas mexicanos después del tsunami de 2011 en Fukushima, y los brigadistas japoneses enviados a la Ciudad de México después del temblor en septiembre de 2017. En su visita a México en agosto del presente año, el canciller japonés, Taro Kono, describió el espíritu de la relación México – Japón con el lema “juntos frente a las adversidades, verdaderos amigos de corazón”.

Labores de rescate en Japón y en México después del tsunami en 2011 y el temblor de septiembre de 2017 en México Fuente: gaceta.unam.mx
Labores de rescate en Japón y en México después del tsunami en 2011 y el temblor de septiembre de 2017 en México
Fuente: gaceta.unam.mx

En el ámbito económico y de cooperación bilateral, México y Japón se han convertido en socios importantes, impulsando las exportaciones a Estados Unidos y promoviendo el desarrollo de sectores económicos estratégicos en México, como el energético y el automotriz. En el período de posguerra, distintas multinacionales japonesas, tales como Mitsui y Mitsubishi, se establecieron en nuestro país, instalando plantas automotrices (Nissan, Honda y Toyota), de generación de electricidad, de electrónicos, así como maquiladoras en la frontera con Estados Unidos. Con la firma del TLCAN en 1994, las empresas japonesas aceleraron sus inversiones en México, dado que consideraban nuestro país como una plataforma importante para las exportaciones de productos de alto valor agregado hacia Estados Unidos. De hecho, pese a un importante déficit comercial a favor de Japón, la producción de empresas japonesas en México se ha integrado a las cadenas de valor de América del Norte y ha permitido que nuestro país incremente sus exportaciones hacia Estados Unidos. En dicho contexto, la convergencia política y económica de ambos países sentó las bases para la firma del Acuerdo de Asociación Económica México-Japón en septiembre de 2004, que fue el primer acuerdo transpacífico firmado por cada uno de los gobiernos. Este documento es amplio, dado que comprende el aspecto del libre comercio, y profundiza en ámbitos relevantes como la cooperación bilateral en materia científica, tecnológica, educativa, de propiedad intelectual, agrícola y turismo. Una prueba de ello ha sido el desarrollo de proyectos en materia de inteligencia artificial y robótica, apoyados por instituciones educativas y empresas japonesas. Por otro lado, Japón y México han fortalecido la cooperación para el desarrollo, especialmente en rubros como energías renovables, combate a la pobreza y capacitación de recursos humanos de alto nivel. La relación bilateral se consolidó con el establecimiento de la asociación estratégica global, en 2010, que promueve el diálogo y la cooperación en temas multilaterales como el desarme, la no proliferación de armas, el cambio climático, la seguridad humana, y la colaboración en distintas organizaciones, tanto globales como regionales. Es evidente el dinamismo económico actual en la región Asia – Pacífico, y por ello los vínculos sólidos entre México y Japón representan un pilar para fortalecer la presencia de nuestro país y de esta forma avanzar la diversificación de las relaciones internacionales.

La relación entre México y Japón se ha fortalecido de manera importante en el ámbito cultural, particularmente desde la posguerra, contribuyendo a un mayor acercamiento y entendimiento entre las sociedades de ambos países. Aunque hubo intercambios culturales en la época colonial y durante el porfiriato entre Japón y México, se puede afirmar que es a partir de los años cincuenta del siglo XX cuando se desarrollaron los vínculos culturales entre ambos pueblos, impulsados por la formación de la comunidad de japoneses en México. Por ejemplo, en 1956 se fundó la Asociación México-Japonesa para fortalecer a la comunidad japonesa y nikkei en México, así como desarrollar actividades que sirvan de puente para el entendimiento mutuo entre mexicanos y japoneses. Entre las actividades principales se encuentran las ferias que son organizadas frecuentemente en dicha asociación que dan a conocer la gastronomía japonesa a los mexicanos.

Posteriormente, en 1976 se fundó el Liceo Mexicano Japonés A.C. con el objetivo de incrementar la comprensión mutua y el intercambio educativo y cultural entre los pueblos de Japón y México, además de formar individuos que valoren la solidaridad humana y contribuyan a la paz y desarrollo de ambos países. En dicho contexto académico-cultural, cabe resaltar el intercambio que se ha desarrollado entre ambos países gracias a instituciones como la UNAM, El Colegio de México, o la Universidad Anáhuac, que imparten estudios especializados en Japón, con lo cual ha sido posible contar con un conocimiento más profundo del país asiático, fomentando y manteniendo el interés cultural de los estudiantes de ambos países.

De forma paralela al establecimiento de dichas instituciones, en estas décadas llegaron y tuvieron auge las artes marciales japonesas en México, siendo las más importantes el karatedo, el aikido y el judo; también, aunque de manera más reciente, se han dado a conocer la gastronomía y las artes visuales japonesas. Por otro lado, desde inicios del siglo XXI, se ha fortalecido la presencia cultural mexicana en Japón; por ejemplo, la conocida Fiesta Mexicana en Tokio, la cual inició en el año 2000, e incluye mariachis, bailes folclóricos, gastronomía y artesanías mexicanas. Algunos japoneses suelen asociar México con los tacos, el mariachi y, curiosamente, la lucha libre, pues en los años cincuenta y sesenta, varios luchadores mexicanos se presentaron en Japón, una época en que la lucha libre gozaba de una gran popularidad en el país asiático. Pese a esto, existe una gran oportunidad para promover aspectos culturales mexicanos que pueden tener resonancia en el país nipón, incluyendo la talavera, la celebración del día de muertos (tiene similitudes con la festividad budista O-Bon en la región de Kanto), los alebrijes (los japoneses tienen una gran fascinación por seres fantásticos) y el estilo arquitectónico de Luis Barragán (tuvo influencia en la obra de los arquitectos japoneses Sejima y Nishizawa, ganadores del premio Pritzker en 2010).

Fuente: eleconomista.com.mx
Fuente: eleconomista.com.mx

En suma, a pesar de la lejanía geográfica, México y Japón son naciones unidas por el mar y estrechadas por fuertes vínculos socioeconómicos y culturales. Los lazos históricos demuestran la amistad y cercanía entre ambos países y sociedades, así como su contribución al desarrollo mutuo. Frente a un entorno internacional cada vez más desafiante, caracterizado por las acciones unilaterales de las potencias, nuestro país tiene en Japón a un socio importante que busca no solo apoyar a la proyección de México en la región Asia – Pacífico, sino también promover el multilateralismo tendiente a la solución de problemas globales e impulsar un mayor entendimiento entre nuestras sociedades basado en un espíritu de solidaridad y cooperación.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Programa de Jóvenes COMEXI

El Programa de Jóvenes del COMEXI busca constituir una red de jóvenes líderes de México para debatir y analizar las relaciones internacionales del país, facilitando los vínculos profesionales, académicos, culturales, empresariales, de iniciativa social y de opinión, de una nueva generación. Este espacio es a título personal.

Te puede interesar

FOTO: Especial

Sismo de 5.9 grados Richter impacta el occidente de Japón

Comparte en WhatsAppTokio, 17 Jun (Notimex).- Un sismo de una magnitud preliminar de 5.9 en ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>