El principio del tiempo / Opinólogía / Mi voto no es cheque en blanco

Mi voto no es cheque en blanco

Por: Alejandro Juárez



¿Se imaginan yendo al tianguis a hacer compras, pagar sus productos y al final, dejar todo en el puesto, para después ir a casa, sin nada y habiendo dejado el dinero? No, ¿verdad? Bueno, pues eso es lo que pasa cuando un candidato no cumple sus promesas de campaña: nos vamos a casa, habiéndole dejado nuestro voto, sin nada a cambio.

Así como el dinero lo intercambiamos por productos y servicios, la ciudadanía intercambia votos por proyectos políticos que prometen mejorar la vida diaria.

Foto: i1.wp.com
Foto: lja.mx

Al igual que el puestero grita para atraer clientela, los candidatos hacen promesas para atraer votantes.

Pero, si el vendedor-candidato no cumple con sus promesas, ¿qué ocurre? En el ámbito de los productos y servicios se cuentan con diferentes herramientas: un arreglo de palabra, la garantía del producto o contrato y, en última instancia, ir a la Profeco.

Los electores, ¿tenemos esas mismas herramientas para asegurarnos de que un candidato electo cumpla? No.

Actualmente, nuestros votos son cheques en blanco sin ninguna garantía de reembolso. A todos nos es familiar la frase: “Prometen, pero no cumplen”, que contiene la resignación y fastidio de que los políticos sólo nos buscan por nuestros votos, pero que al final, no cumplen. Esto genera uno de los más grandes daños que la clase política ha asestado a los mexicanos: la apatía. La pobre participación política de la población en México también se entiende en la falta de interés por algo que no te va a traer beneficios. Esta perjudicial dinámica hace que los políticos siempre cuenten con la fiel y leal apatía de la gente, para que ellos sigan cometiendo sus fechorías sin que nadie los moleste.

Desalentador, ¿no? Pero, ¿qué ocurriría si rompiéramos el círculo vicioso del no cumplimiento, desde la raíz? ¿Qué pasaría si pudiéramos obligarlos a cumplir sus promesas de campaña o perdieran el cargo para el que fueron electos? ¿Les gustaría poder despedir a un funcionario por incumplimiento? Apuesto a que sí.

En este mismo espacio hablé sobre la Ley de Resultados Garantizados que está pensada como una herramienta para que los votos regresen en forma de promesas cumplidas. La idea la retomó y propuso como iniciativa de ley el Diputado Federal Jorge Álvarez Máynez de Movimiento Ciudadano.

Álvarez y su equipo, conociendo más a detalle los mecanismos políticos, agregaron que las promesas de los candidatos sean registradas ante el INE previo a las elecciones, junto con rutas críticas, planes y estrategias para llevarlas a cabo, y que, cuando se obtuviera un ganador, esas promesas se publicaran en el Diario Oficial de la Federación. La evaluación y verificación de cumplimiento de las promesas la llevarían a cabo instituciones ciudadanas expertas e independientes en conjunto con el INAI, partiendo de los informes de labores de cada funcionario electo. Lo anterior no sería impedimento para que cualquier ciudadano, solicite información sobre el avance de las promesas. Si hay incumplimiento en las mismas, se podrá solicitar la revocación de mandato, que significaría el despido del funcionario.

La ley es perfectible. Ante la duda fundada de que surta efectos, señalemos que sería un avance en una nueva dinámica de rendición de cuentas. No sería descabellado pensar que, con tal de evitar la posibilidad de revocación de mandato, el funcionario le echara “tantitas más ganas” a cumplir con sus contratantes. Finalmente, son nuestros empleados y les pagamos muy bien como para que no cumplan.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Alejandro Juárez

Fotógrafo. Licenciado en Diseño y Comunicación Visual (ENAP-UNAM), con un posgrado en Mercadotecnia y Publicidad (La Salle). Se desempeñó como Teniente de Corbeta en la Secretaría de Marina-Armada de México de 2007 a 2015 como fotógrafo. Condecoraciones: Mención Honorífica (Labor humanitaria en Haití). Operaciones de Alto Impacto (Combate al crimen organizado). Las opiniones son a título personal y no representan la postura de la SEMAR.

Te puede interesar

#Opinólogo

La nueva amnistía de AMLO

Comparte en WhatsApp La guerra es algo muy serio como para tomarse a la ligera. ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>