Negando ciclos

Por Luciano Quadri


En la colonia San Simón Ticumac, mejor conocida como La Portales, yacía la imprenta y encuadernación que dirigía mi madre. Me enteré, en un domingo de aquellos en los que uno quiere ser post impresionista, existencialista, beatnik, afiliado a un partido que perderá el registro o miembro de la brigada de protección civil de su colonia. Me enteré pues, de algo que al parecer es irrelevante.

Fuente: maspormas.com
Fuente: maspormas.com

Recordé la viruta, la guillotina, la maquinaria alemana, la gringa que imprimía el Excélsior. Y me enteré que Ibargüengoitia publicaba metódicamente, cada lunes, en ese periódico. Después leí Instrucciones para vivir en México, la compilación más divertida de su paso por el “panfleto” que era… el que fue mucho… el que tuvo el aparato Miller, el que imprimía el periódico… el que era manufacturado en La Portales… el que dirigía mi madre.

En el vaivén, regocijo, estupefacción, o lo que sea que hayan sido las décadas medianas del siglo XX para Latinoamérica, la ironía de ese autor –nombre que no repetiré pues es muy complicado escribir su apellido-… En ese escenario multiadjetivado, floreció sutilmente, en un periódico nacional, una critica abierta al “sistema”; crítica que nadie pelaba o censuraba. Tal vez esta fue indultada, en su dimensión y contexto; o ignorada,  o tal vez la pasaron por alto porque era muy divertida leerla.

Yo siempre creí que debía incorporarme al sistema para lograr algún cambio. Ser oposición disminuye sustancialmente las posibilidades de implementar alguna política o proponer algún producto legislativo. Pero… pero… –suspiros-, hoy creo que soy “oposición”. Digo “oposición” porque así me he identificado. Sin embargo, cada día, los sesenta y setenta de Ibargüengoitia se materializan en este estúpido ciclo histórico y económico que solemos negar. Solo por pasarla bien supongo pues, seríamos muy idiotas creyendo que lo que ha fallado sistemáticamente funcionará ahora solo por una propaganda muy bonita y exitosa. Porque nos prende ser revolucionarios supongo.

Lo bueno es que La Portales seguirá. El mercado que ahí se instala, el de artefactos caducos, sigue haciéndolo. No sé si ahora serán más ricos o más pobres; lo que puedo asegurar es que no tendrán yates en Capri el próximo sexenio. Tampoco serán parte del “Comité Popular para… la “¿Honestidad?”… O para los chánchamos tabasqueños… O para los gatitos bebés. Esos puestos ya fueron apañados por Bejarano y su banda del siglo XX. Por cierto, les deseo mucho éxito.

Pero hay que regocijarse. Toda esta palabrería no pretende más que pretensiones intrínsecas.  Palpen mi miedo a la crítica y disfruten o ignoren mi lírica caótica. Se respira un autoritarismo que no puede ser mencionado. Pero se siente.

Me acuerdo del Excélsior y cómo fue manipulado. Me parece que fue hace varios lustros. Pero aquellos, los que influyeron en la Miller, en La Portales, en la “libertad de expresión”, están ahora, de nuevo, en el Ejecutivo.

No se si no decir nada más o no decir nada. Supongo que tendré que experimentar lo que es trabajar en la trinchera clara de la oposición. Con minoría… y tal vez sin trinchera. Supongo que puedo decir que estoy en una lucha… ¿or el Pueblo?

Ya no se quiénes son el “sistema” o el “pueblo”… No se quién es de izquierda o derecha. No sé qué es privado o qué es público.

El mercado de la Portales sigue instalándose. También Bartlett y todos ellos.

Viva México.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luciano Quadri

Estudió Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Iberoamericana, Diplomado en Cambio Climático y Desarrollo Sustentable en la Academia Theodore Heuss de Alemania becado por la Fundación Friedrich Naumann, Diplomado en Gestión y Administración Pública en la London School of Economics, Inglaterra. Editó y compiló el libro Reforma Energética: aspectos técnicos para un México competitivo y sustentable. 2014. Actualmente es Director General de la Fundación Liberal para el Desarrollo Sustentable del partido Nueva Alianza. Fue Diputado Federal suplente en la LXII Legislatura. Trabajó como Coordinador de Asuntos Internacionales en la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal donde creó el programa Mercado de Trueque de Residuos. Es editor de Sustentabilidad de la Revista Pensamiento Libre y coordinado contenidos en diversas publicaciones sobre Medio Ambiente. Ha publicado y participa en diversos medios de comunicación (impresos, electrónicos, radio y televisión). Ha impartido conferencias y clases sobre subsidios a los energéticos, teoría del Estado, finanzas públicas y energía, cambio climático, y agua entre otros temas.

Te puede interesar

#Opinólogo

El capital no debe mandar, la democracia sí

Comparte en WhatsApp El ejercicio inédito de democracia participativa que significó la Consulta sobre el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>