¿Ni una más?

Por: Tadeo RC


Ni una más, ni una menos, si me matan, etcétera. Esas palabras convertidas en hashtags se han repetido millones de veces en los últimos años para externar la indignación que causa la violencia de género en México, así como la impunidad que usualmente le acompaña.

Pero, expresar la ira a mansalva no es algo que parezca estar funcionando en los reclamos ciudadanos. El infame “ni los veo ni los oigo” de Carlos Salinas de Gortari ha sido adoptado de facto por la clase política mexicana, como el modo ideal de hacer frente al reclamo social y conducir la administración pública.

Al escribir estas líneas no deja de llamar mi atención el revuelo que ha causado en las calles, pero más en redes sociales, el caso de Mara Castilla, quien fue privada de la vida en Puebla −hasta donde se sabe− por el taxista que la aplicación de Cabify escogió para que la llevara a su casa. No se ha descartado hasta el momento que Mara haya sido víctima también de delitos sexuales.

Foto: mapuexpress.org
Foto: mapuexpress.org

Creo que somos mayoría quienes demandamos que el delincuente reciba la pena que en derecho corresponda. Queremos ver materializada esa reacción social a la conducta antisocial en la que incurrió. Y ahí, distinguido lector, es donde está el meollo del asunto.

El ideal de justicia en el país yace en ruinas. Si hubiere una imagen ideal para describir este escenario sería la de Themis (figura femenina de la mitología griega utilizada para representar la justicia y otros valores), con el rostro desfigurado a golpes, en desconsolado llanto, tratando de cubrir su desnudez con rasgadas vestiduras, después de haber sido violada una y otra vez por dos obesos cerdos antropomorfos que representan la corrupción y la impunidad.

Así es como los antivalores que hoy rigen la conducta de la clase política mexicana tienen a la procuración de justicia en el país. En el ámbito federal, ninguna de las personas que han encabezado la Procuraduría General de la República −incluyendo a dos mujeres, por cierto− han sido capaces de lograr que la institución sostenga acusaciones ante el Poder Judicial para lograr condenas firmes y abatir el índice de impunidad que lleva cerca de 15 años en el 94%, según las cifras conservadoras. Las procuradurías locales están igual o peor.

Foto: imaginepeace.com
Foto: imaginepeace.com

Y de esa situación, de esas ruinas en las que yace la justicia (o de esa proverbial imagen de una Themis ultrajada) ¿quién ha rendido cuentas? Nadie. Ningún miembro de la clase política ha acusado el recibo de las exigencias ciudadanas, lo que ha devenido en más delincuencia, cada vez en más formas y siempre al margen de la justicia. La pena, pues, es letra muerta en la mayoría de los casos.

El gobierno federal creó la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y otras instituciones similares para dar la apariencia de que enfrenta la problemática… pero no. Engrosar el cuerpo burocrático no puede ser la forma “mágica” en la que los delitos cometidos contra las mujeres sean efectivamente penados y en consecuencia, desincentivados para potenciales agresores.

El tema de la violencia de género (como el de los delitos contra la salud, los robos, las extorsiones, el contrabando…) es uno de ineficiente procuración de justicia. Por eso, en el umbral de la creación de la Fiscalía General de la República, es indispensable que los ciudadanos tomemos un papel protagónico para lograr que el cargo del titular no recaiga en un protervo personaje de la escena política actual, y comenzar así a reconstruir ese ideal de justicia que la partidocracia y su voracidad han erosionado. De no hacerlo, la exigencia de que “ni una más” se convierta en víctima, se quedará ahogada en el vacío de la cultura del escándalo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Tadeo RC

Bloguero independiente, actualmente autor en Advox y Global Voices; antes colaborador en Sopitas.com. Los temas de interés son rendición de cuentas, transparencia, derechos fundamentales y todo sobre la #CDMX. Ocasionalmente escribo de deportes y cine.

Te puede interesar

#Opinóloga

#DíaNaranja: violencia de género en la era digital

Comparte en WhatsApp A escasos días de conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>