Ni uno más

Por: Andrés Atayde



Una diferencia sustancial entre el gobierno de Enrique Peña Nieto con el de su predecesor, Felipe Calderón, fue el manejo informativo con el que se abordó el complejo problema del crimen organizado y su violencia. Más allá de lo discutible de la estrategia emprendida en el calderonismo para combatir la delincuencia organizada, lo cierto es que fue del conocimiento público los alcances de la violencia que de origen se combatió así como la que se generó mientras la polémica ruta de embate se ejecutaba.

FOTO: animalpolitico.com
FOTO: animalpolitico.com

Con el inicio del gobierno de Peña Nieto, se dio origen a una nueva forma de comunicación, que consistió básicamente en la erradicación del tema del narcotráfico, sus redes y su confrontación por parte de la nueva administración federal en la discusión pública así como en los principales medios de comunicación e información. Ese nuevo gobierno creyó que dejando de hablar del tema, por si sólo se acabaría. Y la realidad hizo caer las cosas por su propio peso, el narcotráfico y el crimen organizado no solo no se debilitaron sino que volvieron con mucha más contundencia. Desde los enfrentamientos violentos en estados del norte del país, como Tamaulipas, hasta la persecución y ejecución de periodistas en Veracruz, Sinaloa, Chihuahua y en diversas partes del país, hasta adentrarse en las mismas entrañas de la procuración de justicia con el Fiscal General de Nayarit, Édgar Veytia, así como la cada vez más notoria operación de cárteles de la droga en la capital del país.

Ante el inicial silencio gubernamental frente al fenómeno de la violencia y la inseguridad del país, sobresalió la labor heroica de hombres y mujeres que desde el periodismo se dedicaron a desmentir la versión oficial, y a decir lo que verdaderamente pasaba en distintos lugares de la república. Periodistas que no siguieron el discurso del “país donde no pasa nada” para demostrar, hasta con sus propias vida, la dramática realidad de un país donde pasa todo.

Por las y los periodistas que han caído en un país donde falta la verdad, donde el imperio de la mentira y del silencio nos conduce al dolor y a la muerte, a los torrentes de sangre desbordados, de sangre más escandalosa que el silencio del gobierno del país donde no pasa nada. Periodistas que nos recuerdan y nos recordarán los versos escritos por Alfredo Zitarrosa y Carlos Porcel:

No hay canto verdadero / ni canción tan sencilla / que el pájaro al cantarla / para más entregarla / la ponga de rodillas.

Y el que canta al tirano / no es pájaro ni es nada / es reptil del pantano / cloqueando para el amo / de rodilla doblada.

Cantor que canta es pájaro / pechito de semillas / cantando en la taberna / o con la voz enferma / no canta de rodillas.

Ni uno más.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Andrés Atayde

Tiene 30 años de edad y, en sus palabras, forma parte de una nueva generación que busca hacer las cosas de manera distinta y mejor, tanto en el ámbito público como privado. Es esposo de Vanessa y padre de Andrés. Se formó en escuelas Maristas, graduado por el ITAM. Es un fiel creyente de que la acción colectiva ciudadana permite alcanzar el bien común. Diputado Local a la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Te puede interesar

#Opinólogos

Reconstruyendo el tejido social

Comparte en WhatsApp A 17 años de la “Transición democrática” encabezada por el panista Vicente ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>