El principio del tiempo / Opinólogía / No es la libertad de expresión, es la impunidad

No es la libertad de expresión, es la impunidad

Por: Aram Barra



Cuando la impunidad reina como lo hace en América Latina, matar se vuelve más fácil. El caso de asesinato de Marielle Franco en Brasil y el de las niñas Nefertiti y Grecia en México son apenas dos lamentables sucesos recientes de una ola de violencia desatada por la región y que nos obliga a tener una seria conversación sobre el estado de derecho.

Muy distante de lo que piensa el señor Vargas Llosa, los casos de Miroslava Breach y Javiér Valdez no son consecuencia de la libertad de prensa.

Foto: thetimes.co.uk
Foto: thetimes.co.uk

Así como tampoco esa supuesta libertad ha sido la que nos ha dejado con 85 periodistas muertos desde 2008 hasta la fecha (dos este año). Esa afirmación es igual de ridícula que decir que la participación política es la responsable de los 34 políticos asesinados tan solo en el 2017 en México.

La impunidad, esa es la verdadera culpable de todos estos homicidios. Es la impunidad la que facilita que quien decide cometer un asesinato lo haga a sabiendas de la insignificante probabilidad de enfrentar a la justicia o bien, de sus posibilidades de escapar de ella a través de la corrupción.

Como bien dice César Muñoz de Human Rights Watch, para atreverse a asesinar a alguien con un perfil tan alto como la concejal Marielle Franco se necesita tener mucha confianza en que no habrá justicia. El caso de Marielle nos recuerda que asesinar a una mujer, negra, lesbiana y pobre es fácil en Rio de Janeiro, un estado donde sólo 1 de cada 10 casos de homicidio resultan en una sentencia.

De acuerdo con el Instituto Igarapé, el año pasado 1,124 personas murieron a manos de la policía, la cifra más alta en una década. En años recientes, casi el 80% de los asesinados por la policía eran negros o mestizos. Todos los días, 112 negros o mestizos brasileños son asesinados. Constituyen el 54% de la población nacional y el 71% de todos los homicidios. Entre 2005 y 2015, la proporción de negros y brasileños de razas mixtas muertos aumentó en un 18%, mientras que la cifra de blancos disminuyó en un 12%.

A las niñas Nefertiti (16) y Grecia (14) supuestamente se les detuvo por circular en un coche robado. En una foto que circula en redes sociales aparecen sentadas en la banqueta una vez detenidas. En otra, aparecen muertas junto a tres elementos de la policía y en un charco de sangre junto a la misma calle. ¿Qué pasó?

En apenas cinco días, la Fiscalía de Veracruz concluyó que:

“no existe ejecución extrajudicial [… pues…] se repelió una agresión directa con armas de fuego”. Como dice Catalina Pérez Correa, México es un país donde “andar en malos pasos” es toda la justificación que se requiere para justificar el uso de la fuerza (legítimo o no).

A un año del asesinato de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua, sólo se ha castigado a los autores materiales del homicidio. Los familiares siguen exigiendo justicia al estado y castigo a los autores intelectuales. No importa cuántos audios y entrevistas hayan sido integrados a la carpeta de investigación, para la Fiscalía de Chihuahua el caso está prácticamente resuelto.

Foto: chihuahuanoticias.com
Foto: chihuahuanoticias.com

Por su parte, el caso de Javier Valdez en Sinaloa permanece en absoluta impunidad. De acuerdo con quien fuere su editor, Ismael Bojórquez, a 10 meses del asesinato de Javier, media docena de periodistas más han sido acallados por el crimen organizado. Las carpetas de investigación están estancadas y la Fiscalía demuestra nula voluntad de avanzar. La impunidad mata.

No por nada México y Siria son los países más letales para los periodistas. Doce periodistas fueron asesinados el año pasado en México. De acuerdo con el Primer informe de violencia política en México 2018, entre el 8 de septiembre de 2017 y el 6 de febrero de 2018, se reportaron 83 agresiones en contra de políticos en todo el país. De estas, 54 fueron asesinatos de políticos, en su mayoría del ámbito local.

Frente a esta ola de muertes de ciudadanos, políticos y periodistas, los gobiernos de México y Brasil, así como muchos otros de la región, siguen insistiendo en la militarización, la ampliación de facultades a las policías sin mecanismos de control y el aumento de penas de prisión. Muy lejos de ayudar, el ataque frontal ha conseguido catalizar la violencia.

Es hora de intentar algo distinto.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Aram Barra

Internacionalista por la UDLA México y maestro en política y administración pública por New York University y University College London. Actualmente se desempeña como consultor independiente en temas de salud, seguridad y derechos humanos.

Te puede interesar

#Opinólogo

La impunidad y sus consecuencias en México

Comparte en WhatsApp Aquella persona que queda sin castigo. Esa es la definición de impunidad. ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>