El principio del tiempo / Opinólogía / No se espanten por el crecimiento económico de México

No se espanten por el crecimiento económico de México

Por: Sofía Santoscoy



Efectivamente hemos tenido unas semanas de alta incertidumbre sobre el futuro de nuestro país, principalmente por los roces comerciales impulsados por Estados Unidos, el rumbo de la política monetaria de las economías avanzadas y el proceso electoral presidencial.

Fuente: Forbes México
Fuente: Forbes México

Como ya he repetido en varios ocasiones, desde que Donald Trump empezó su contienda electoral avisó que iba a poner en revisión el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), recordando que eso fue hace casi dos años. Quieran o no, todos aquellos que podrían verse afectados directamente por un mal desenvolvimiento de las negociaciones del TLCAN, han estudiado la posibilidad de un plan B en la búsqueda de otros mercados para posicionar sus productos y adquirir insumos, por ejemplo. Notablemente, los avances de las negociaciones de las que nadie puso hincapié fueron con la Unión Europea, el cual es un mercado muy atractivo por su fuerte poder adquisitivo y número de habitantes.

El siguiente punto que quiero tocar es el rumbo de la política monetaria de Estados Unidos, la Zona Euro y Japón. La pregunta que viene es ¿por qué le afecta a un mexicano que uno de los bancos centrales modifique su política monetaria? Recordemos que estamos en un mundo globalizado en donde se intercambian divisas (monedas en el mercado internacional) todo el tiempo ya sea para invertir y/o adquisición de financiamiento o por compras entre países (comercio internacional).

Para entender, imaginen que ustedes quieren el nuevo celular de moda que sólo lo venden en Estados Unidos, para comprarlo tendrán que pagar con dólares y ya sea que se lo encarguen a alguien, lo compren por internet o ustedes vayan a adquirirlo. Si las tasas de interés suben en Estados Unidos:

  • Y si ustedes lo querían comprar a meses sin la promoción de “sin intereses”, lo más probable es que les salga más caro al final de pagarlo ya que pagarían el precio real más el costo del financiamiento del banco.
  • Al ser más atractivo invertir en dólares estadounidenses, por ser considerados una divisa más segura y más redituable (aumento en el rendimiento de los activos), es posible que ustedes tengan que pagar más pesos por un dólar, o sea, el celular sale más caro. Esto como consecuencia de que la alta demanda de dólares, encarece la cantidad de dólares en el mercado cambiario y por ende, se eleva el precio del dólar estadounidense (el precio del dólar estadounidense en este caso es cuántos pesos doy por un dólar).

Este efecto monetario también afecta la situación del comercio internacional, ocurre lo mismo con los financiamientos, o bien con la cantidad de pesos mexicanos que se necesita para adquirir un producto en dólares. El ejemplo anterior hablé de un celular, pero también aplica para el precio del petróleo, la gasolina, maíz, entre otros.

El último elemento a describir es el proceso electoral presidencial. Desde siempre cada vez que se avecinan o se desarrollan las elecciones presidenciales, la moneda mexicana se ve afectada ya que en la mayoría de los casos se deprecia, como consecuencia del cambio del gobierno (ojo, se dice se deprecia porque vale menos al tener que dar más pesos por un dólar y porque no estamos en un sistema de tipo de cambio fijo en el que el Banco Central “fijaba” el nivel). En esta ocasión, todo mundo ha comentado que si gana equis candidato que promueve la revisión de las reformas económicas (educativa y energética principalmente) y un importante gasto gubernamental, sería el fin del mundo. Que si bien, debería de ganar otro que respetará las reformas económicas y que revisará el gasto del Gobierno para eficientarlo. Al final, las repercusiones del plan de cada candidato no se ven plasmadas inmediatamente sino son paulatinas, es por eso que es indispensable que haya siempre una continuidad en cada administración presidencial en el sentido de impulsar y fortalecer el crecimiento económico.

Así que no se me espanten, la economía mexicana sigue creciendo, a lo mejor no a una tasa como la de China, pero si muestra avances. Además, los estimados de crecimiento para este año están alrededor de 2 por ciento, nivel muy cercano a lo previsto para Estados Unidos y la Zona Euro, el consumo en promedio se ha fortalecido y la inversión volvió a mejorar. Obviamente existen otras áreas de oportunidad para la economía mexicana que deberán mejorarse con la nueva administración.

Aprovecho para invitarlos a ¡votar! Quieren cambios y ser escuchados ¡voten!

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Sofía Santoscoy

Analista económica y financiera en Bursamétrica Análisis con experiencia de más de cinco años en mercados financieros y bursátiles. Certificada por el AMIB como Asesor en Estrategias de Inversión, con publicaciones quincenales en diversos medios.

Te puede interesar

FOTO: El Porvenir

Derrotan en Cámara de Representantes iniciativa migratoria de lí­nea dura

Comparte en WhatsAppWashington, 21 Jun (Notimex).- Una iniciativa de ley que ofrecía una solución parcial ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>