El principio del tiempo / Opinólogía / Pleito, votos y necios españoles

Pleito, votos y necios españoles

Por: Gerardo Garibay



El pasado domingo Cataluña nuevamente acudió a las urnas para pronunciarse sobre la independencia en un referéndum considerado como ilegal por los jueces y el gobierno de Madrid y marcado por la polémica y enfrentamientos que dejaron cerca de 1,200 heridos, incluyendo a casi 400 policías.

Sinceramente el tema me causa conflicto, pues, por una parte, si Escocia y Quebec ya tuvieron su referéndum ¿por qué Cataluña no? Sin embargo, la camarilla que controla la política catalana es al menos tan manipuladora y demagógica como la de Madrid. Los independentistas han sembrado y explotado el odio durante demasiado tiempo y han manufacturado una lucha donde realmente no había necesidad.

Foto: elconfidencial.com
Foto: elconfidencial.com

En 2012 escribí un artículo completamente a favor del referéndum, y aunque ahora lo matizaría un poco, mantengo la esencia de lo que dije entonces:

 “Si Rajoy, el Rey y el resto de la tramoya política española quieren mantener a Cataluña –y al resto de las provincias- dentro de su país, tendrán que convencer a la sociedad catalana de que vale la pena seguir siendo españoles y de que dicha nación les ofrece un mejor futuro para sus familias, deben dejarlos elegir por las buenas antes de que la presión social o, peor aún, la violencia, los obliguen a ceder por las malas.”

“Al final del día, para superar el conflicto es necesario superar los teísmos patrioteros y comprender que el estado-nación no es un tótem ni un poder por sí mismo, es simplemente un vehículo de organización ciudadana, que solo tiene razón y sentido a partir de la participación voluntaria de las personas que lo conforman y que, cuando una amplia parte de la población quiere formar un país independiente no hay razón legítima para impedírselo, de otro modo estaríamos ante la tiranía.”

Por ello me parece muy preocupante la torpeza con la que el gobierno de Rajoy ha manejado el tema. En lugar de permitir un referéndum legal, objetivo y ordenado, como el que hace un par de años vivió Escocia, se rebajó a una lucha de egos y desplantes con los líderes catalanes y el resultado fue el peor posible para España: un referéndum con más de dos millones de votos, pero sin certeza logística, ni respaldo legal, que deja a todos enojados y no resuelve nada.

Y el problema no es sólo Rajoy, sino toda la clase política española, que durante décadas volteó a otro lado mientras las autoridades catalanas impulsaban el odio hacia España como política pública, especialmente en el ámbito educativo, así que no es ninguna sorpresa el que las generaciones de catalanes formadas en este paradigma exijan ahora su independencia.

Foto: publico.es
Foto: publico.es

Al mismo tiempo, la represión en contra de votantes ordinarios, incluso aunque esté jurídicamente justificada, es políticamente suicida. Así es como inician las guerras, así es como se quiebran los países. Hay que decirlo con toda caridad, pero también con toda claridad: Mariano Rajoy es un imbécil y los payasos disfrazados de policías que se prestaron a esa ridícula imitación de tiranía bananera que vimos el domingo pasado deberían estar avergonzados de sí mismos.

Mis amigos españoles me responderán: “Pero es que esos videos de represión estuvieron orquestados y manipulados por los independentistas.” ¡Claro que sí! Cualquiera con más de dos centímetros de frente sabía que esa era la jugada de los catalanes, razón de más para darse de topes ante la incompetencia de Madrid, que les dio justo las banderas políticas que querían.

En su necedad por conservar Cataluña, España se arriesga a perderla, y lo trágico es que, como casi siempre en la historia, la lucha no es “entre buenos y malos” sino “entre malos con intereses en conflicto”. Los líderes independentistas son tiranos demagogos…igual que los líderes de España.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Gerardo Garibay

Católico en la fe y libertario en la política. Profesor universitario, escritor y analista político. Maestro en Política y Gestión Pública y licenciado en derecho por la Ibero León. Durante los últimos 13 años mis artículos han aparecido en medios impresos y electrónicos en varios países. Soy autor de dos libros: “Sin Medias Tintas” y “López, Carter, Reagan”. Creo en personas libres y mercados libres.

Te puede interesar

#Opinóloga

Cataluña, Eslovenia, el surrealismo y la tragedia

Comparte en WhatsApp El surrealismo parece haber dejado nuestras sacudidas tierras para trasladarse a nuestra ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>