El principio del tiempo / Opinólogía / ¡Por fin se acaban!

¡Por fin se acaban!

Por: Tadeo RC


Hoy terminan las campañas de los candidatos a la Presidencia de la República. Cuatro aspirantes las iniciaron, pero curiosamente, no los mismos cuatro las concluyeron. Queda para la anécdota la candidatura testimonial de Margarita Zavala (supuestamente independiente, truncada por ella misma) y la de Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’, que empezó unos días después que las de los demás, por una altamente cuestionable decisión del Poder Judicial.

Fuente: cafenegroportal.com
Fuente: cafenegroportal.com

¿Algo que rescatar? Diría que nada o –al menos– nada positivo. Después de miles de millones de dinero público regalado a los candidatos (y otros tantos que obtuvieron, vaya usted a saber de dónde… y más importante, a cambio de qué), los instrumentos que miden las intenciones de voto de la ciudadanía reportan resultados similares, acaso idénticos a aquéllos que se tenían hace noventa días.

Ninguno de los aspirantes a la Presidencia hizo una propuesta innovadora, realista y legalmente viable para poner fin a los problemas más graves que aquejan al país: corrupción y violencia. En los extremos tenemos a López, quien abiertamente planteó la amnistía como solución al conflicto armado (postulado que después fue desdicho por sus intérpretes o, como les decimos algunos, sus “talmudistas”) y por otro a Rodríguez con su iniciativa para mochar (amputar) las manos a los servidores públicos corruptos. Ocurrencias de ambos lados, pues.

Por lo demás, la ciudadanía se vio bombardeada por millones de spots, banners, mensajes basura o spam, y llamadas telefónicas indeseadas, todo ello con contenido insultante a la inteligencia, o aparentemente dirigido a público con amnesia. Bots y haters se hicieron presentes en las redes sociales para empañar la discusión de los usuarios que legítimamente buscaban rebotar ideas o debatir acerca del discurso de uno u otro candidato.

Y ¿todo para qué? Para terminar como empezamos: con el mensaje monotemático del asumido omnipotente López, sí, el mismo de hace seis y doce años; la defensa pública de Anaya respecto a su patrimonio y las amenazas huecas contra sus enemigos priistas; Meade, sin inspirar a nadie, incapaz de marcar distancia de Peña y sus secuaces o de proyectar una imagen de pulcritud desde la plataforma del partido político que lo postuló (aceptémoslo: era una misión imposible). ¿El Bronco? En lo suyo, sin merecer mayor mención en estas breves líneas.

A reserva de lo que digan los expertos del marketing político, no hubo un clímax en las soporíferas campañas, tampoco un punto de inflexión (como lo fue la visita de Peña a la Universidad Iberoamericana hace seis años) o algo que haya quedado incrustado en el elector para ayudarlo a razonar su voto. Mal.

Así, mientras pareciera inevitable la entrega del país a los Bejarano, a las Sansores, a los Monreal, a las Salgado y demás “personalidades” que rodean al “Mesías Tropical” (Krauze dixit), no me queda más que sentir vergüenza por eso que los mexicanos entienden por democracia.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Tadeo RC

Bloguero independiente, actualmente autor en Advox y Global Voices; antes colaborador en Sopitas.com. Los temas de interés son rendición de cuentas, transparencia, derechos fundamentales y todo sobre la #CDMX. Ocasionalmente escribo de deportes y cine.

Te puede interesar

#Opinólogo

El capital no debe mandar, la democracia sí

Comparte en WhatsApp El ejercicio inédito de democracia participativa que significó la Consulta sobre el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>