El principio del tiempo / Opinólogía / Prescindir de la seguridad nacional

Prescindir de la seguridad nacional

Por Fausto Carbajal


Todo parece indicar que la siguiente administración está decidida a prescindir de la inteligencia civil para la seguridad nacional. Como parte de las 50 medidas de austeridad y combate a la corrupción, el próximo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que “se cancelará toda labor de espionaje o intervención telefónica que afecte el derecho a la privacidad de las personas. El Sistema de Inteligencia de Gobierno estará sólo dedicado a la prevención de delitos y a combatir la delincuencia” (cursivas mías).1

En este mismo sentido, se ha hablado en diversos espacios sobre la desaparición del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), y de su reemplazo por la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI)2. La ANI quedaría adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública –que, a su vez, estaría divida en tres subsecretarías: operación policial, procesos internos y protección civil. De modo que las capacidades del país para generar inteligencia, serían para cubrir las funciones y exigencias en materia de seguridad pública.

Fuente: La Onda Oaxaca
Fuente: La Onda Oaxaca

Por más legítimos y necesarios que puedan llegar a ser los cambios en el aparato de inteligencia civil, la siguiente administración tendrá una oportunidad de oro para resignificar el concepto de seguridad nacional y, con ello, replantearse su propósito, objetivos, prioridades, formas de operación y contrapesos en el México del siglo XXI. No obstante, esto difícilmente ocurrirá trasladando atribuciones y competencias para la generación de inteligencia policial.   

Es necesario mencionar que la seguridad nacional no surge de un imperativo de los países para prevenir delitos, aprehender criminales o proteger la propiedad privada de los ciudadanos, sino de la incertidumbre del futuro que puede comprometer la estabilidad, la permanencia y la integridad de algo tan abstracto y tan imperfecto como México. De ahí que una parte importante de la inteligencia  para la seguridad nacional -–la estratégica- sea para encontrar patrones, identificar tendencias y dinámicas, analizar hechos, vislumbrar escenarios, y realizar recomendaciones que permitan alcanzar los objetivos nacionales de largo plazo.  

Teniendo esto en mente, me resulta difícil imaginar, por ejemplo, cómo un aparato de inteligencia policial tratará la conflictividad social en el país por disputas territoriales, recursos naturales o cuestiones religiosas3algo que puede acrecentarse conforme la diversidad religiosa en México incremente (e.g. protestantismo). Pienso especialmente en la falta de agua en algunas partes del país4, y que será una problemática que tienda a intensificarse. 

Lo mismo va para cómo serían tratados los principales eventos geopolíticos y económicos mundiales. Por ejemplo, qué importancia se le daría a posibles sucesos como el cierre del Estrecho de Ormuz, y su impacto -positivo o negativo- para la economía mexicana. O estimar de qué forma el actual proceso de paz en Colombia influirá para que haya más o menos presencia de las FARC en México; o la situación en Venezuela y el éxodo de venezolanos hacia todo el hemisferio.

Habría que preguntarse también qué instancia realizaría actividades de contrainteligencia, a fin de contener la actividad de servicios de inteligencia extranjeros, así como las diversas operaciones que éstos puedan llevar a cabo para menoscabar la soberanía nacional. (Más aún, una nueva concepción de seguridad nacional en México tendría que ponderar la necesidad de tener un servicio de inteligencia exterior.)

Por otra parte, el país requiere una institución que cuente con capacidades para identificar la posible presencia de células terroristas internacionales activas o inactivas5, o el flujo de armas no convencionales en territorio mexicano. Otros temas que sería complicado tratarlos bajo una óptica de inteligencia policial serían: amenazas como desastres naturales o pandemias; aspectos como la seguridad alimentaria o energética; la delincuencia organizada transnacional; la ciberseguridad; o fenómenos como la llamada “tele-bancada” y el impacto en la gobernabilidad democrática del país, entre otros. 

Sin duda, el uso faccioso de la inteligencia tiene que ser cortado de tajo. No obstante, el tamaño demográfico de este país, su potencial económico, su entorno geopolítico y, ciertamente, las problemáticas que tiene hacen necesaria la existencia de un ente enfocado a la generación de inteligencia para la seguridad nacional. De lo contrario, será pronto que nos demos cuenta cómo los riesgos y las amenazas pueden permanecer aunque las instituciones hayan desaparecido.

Pd. Sin duda, el CISEN se tiene que renovar y, con él, nuestra noción de seguridad nacional. De entrada, la visión parroquial de la seguridad nacional reflejada en su emblema: dos manos resguardando al país. No sé usted, amable –persona- lectora, pero me parece que no responde a los desafíos de este siglo.   

1https://www.excelsior.com.mx/nacional/lopez-obrador-presenta-50-medidas-de-austeridad-y-contra-la-corrupcion/1252493

2https://adnpolitico.com/presidencia/2018/07/14/durazo-anuncia-creacion-de-una-agencia-de-inteligencia-que-sustituira-al-cisen?internal_source=PLAYLIST

3http://www.mvsnoticias.com/#!/noticias/regresa-violencia-entre-grupos-de-nueva-jerusalen-michoacan-613

4https://www.diarioelindependiente.mx/2018/07/se-manifestaran-este-martes-por-la-falta-de-agua-en-los-cabos

5https://www.excelsior.com.mx/2012/09/09/nacional/858154

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Fausto Carbajal

Internacionalista por la Universidad Iberoamericana. Maestro en Estudios de Guerra por el King's College London, Gran Bretaña. Es miembro de la Federación Mundial de Estudios del Futuro, Paris, Francia. Se ha desempeñado en el servicio público, particularmente en las Secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación.

Te puede interesar

#Opinólogo

La duda, que es lo peor

Comparte en WhatsApp ¡La duda me está matando! ¡La duda, que es lo peor! Exclamó ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>