El principio del tiempo / Opinólogía / Presupuesto participativo: de la teoría a la realidad

Presupuesto participativo: de la teoría a la realidad

Por: María Montoya


Este domingo transcurrió sin novedades para una parte de los habitantes de la Ciudad de México. En los escenarios acostumbrados –el desayuno en familia, la misa de 12 o el partido de Pumas– muchos capitalinos permanecían ajenos a algo que sucedía en cada una de sus colonias: la Consulta Ciudadana sobre el Presupuesto Participativo. Este sistema existe en la Ciudad de México desde 2011 pero el año pasado sólo 3.82% de los ciudadanos participó en la consulta. Ésta es sólo una de las cuatro etapas del ciclo de presupuesto participativo; las otras etapas son incluso más ignoradas y, tal vez por eso, esta herramienta es desaprovechada.

FOTO: publimetro.com.mx

El presupuesto participativo es un proceso para que los ciudadanos decidan sobre la aplicación de recursos públicos en sus colonias o pueblos originarios. Son más de 800 millones de pesos –más que el presupuesto de algunos municipios del país– para la realización de proyectos propuestos por la ciudadanía. El 6 de julio fue el último día para proponer proyectos en las 16 delegaciones; los rubros fueron: infraestructura, obras y servicios, equipamiento, prevención del delito, actividades deportivas, actividades culturales y actividades recreativas. Después de ser entregado en la dirección distrital correspondiente, el proyecto sería enviado para que la delegación dictamine sobre su viabilidad hasta el 1 de agosto. Finalmente, del 11 al 27 de agosto el proyecto debía ser promovido entre colonos. Así, supone ser una herramienta de democracia directa con el objetivo de identificar las necesidades y demandas ciudadanas, contribuir a la integración de los miembros de las comunidades, garantizar la participación de todos para el beneficio de la comunidad y promover la colaboración entre ciudadanía y gobierno.

A partir de este supuesto, después de revisar algunos de los proyectos participantes, podríamos concluir que el mayor problema que enfrentan los capitalinos son los baches y la mejor solución para mejorar su calidad de vida es el reencarpetamiento de todas las calles de la Ciudad de México. Abundan los proyectos que, sin importar si están registrados bajo el rubro de infraestructura urbana, obras y servicios o prevención del delito, proponen ejercer el presupuesto en las tareas que ya son propias de la delegación: instalación de luminarias, repavimentación de calles, desazolve de drenaje y mantenimiento camellones.

FOTO: cdmxtravel.com/

De acuerdo a esto podríamos hacer dos reflexiones. Por un lado, las delegaciones no cumplen con estas funciones que les corresponden y para las que ya tienen asignado un presupuesto. Asimismo, los ciudadanos no conocen los mecanismos de participación ciudadana que ya existen para tramitar estos servicios o éstos no funcionan. Por otro lado, la solicitud de estos proyectos denota la existencia de problemas públicos que no se solucionan sólo con el mantenimiento de la infraestructura urbana; faltan soluciones innovadoras y de largo plazo para ellos. Por ejemplo, las numerosas solicitudes de instalación de luminarias son justificadas como una estrategia de prevención del delito. Sin embargo, el problema que buscan resolver es complejo y, si bien esta acción puede contribuir a disminuirla, no es la mejor estrategia a largo plazo.

De este ejercicio es rescatable el hecho de que por lo menos permite visualizar algo de las demandas y los problemas que las personas tienen. Aún así, los proyectos –aunque fácilmente viables– no son del todo deseables porque representarían una duplicidad en el ejercicio del presupuesto: si ya hay recursos asignados para esas tareas, ¿por qué no son realizados adecuadamente por la delegación? Además, no contribuyen a una resolución duradera para los problemas de la comunidad; no tendrán verdadera incidencia en la calidad de la vida de los miembros de las colonias y pueblos.

FOTO: atraccion360.com

Una idea para mejorar esta herramienta es alargar el proceso de planeación y socializarlo más. La participación en la consulta es importante pero es aún más necesario mejorar el análisis de los problemas comunes y la discusión de sus posibles soluciones, de tal forma que se presenten proyectos valiosos para la comunidad. Sería bueno que el proceso fuera transversal: que los habitantes de las colonias y pueblos no estuvieran solos en esto. Ojalá las universidades, colectivos y organizaciones de la sociedad civil enriquecieran la búsqueda de soluciones con retroalimentación de las autoridades para lograr proyectos viables e innovadores. El tiempo reducido de la convocatoria para este año fue una dificultad, sin embargo, ya hay personas involucradas en rescatar esta herramienta y darle la importancia que merece para empoderar a los ciudadanos y mejorar la ciudad. WikipolíticaCDMX, Code Truck, Codeando México, Colectivo E3, en conjunto con vecinos y vecinas, diseñaron 7 proyectos para rescatar el espacio público http://podereal.wikipoliticacd.mx, y ejemplificar las transformaciones que se pueden hacer a través del presupuesto participativo.

Afortunadamente, la participación ciudadana es un tema que ha conseguido situarse en la agenda pública. Con ello se ha logrado la creación de mecanismos como el presupuesto participativo con el fin de involucrar a la ciudadanía en la toma de decisiones. Aún así, estos mecanismos ni son buenos ni contribuyen al fortalecimiento de la democracia por sí solos. Lo ideal es que el presupuesto participativo y otras herramientas como esta contribuyan a crear y fortalecer el sentimiento de comunidad. Deben servir como un puente entre ciudadanía y gobierno, donde ambos asuman responsabilidades en la resolución de problemas públicos para beneficio de todos. El ejercicio de los mecanismos de participación ciudadana debe ser consciente, pues no son una graciosa concesión de los gobiernos por seguir la opinión pública o estar a la moda: son una forma de empoderar a la ciudadanía y disminuir la discrecionalidad con la que actúa el gobierno.

María Montoya. Culichi en la CDMX. Estudiante de la licenciatura en Economía en el CIDE. Colaboradora en Participando por México. Interesada en políticas públicas: movilidad social, cultura y participación ciudadana.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Participando Por México

Participando por México (PxM) es una Asociación Civil dedicada a fomentar una participación ciudadana que construya soluciones, comparta ideas y atienda problemas públicos. Es una organización preocupada por mejorar la vida democrática en las esferas más cercanas a la gente y en búsqueda de que los ciudadanos estén informados, sean analíticos, críticos y responsables socialmente. Por ello, se propone fomentar una cultura democrática de la participación reduciendo los costos de información, organización y vinculación.

Te puede interesar

FOTO: Enfoque Noticias

Casi 10 mil personas participan en marcha por los 43 de Ayotzinapa

Comparte en WhatsApp(Notimex) De acuerdo con cálculos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, casi ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>