Pride 2018

Por: Juan Ernesto Trejo



Junio es el mes del orgullo LGBT. Aquel que conmemora las protestas por el enfrentamiento entre los visitantes del Stonewall Inn y la policía de Nueva York en 1969. Las marchas o prides celebradas principalmente en Occidente van más allá de ser solo carnavales o desfiles de disfraces. El objetivo es conmemorar una de las tantas causas que abandera la sociedad civil en todas las latitudes: igualdad de derechos para todas y todos.

Fuente: Twitter de @UNHumanRights
Fuente: Twitter de @UNHumanRights

El artículo uno de la declaración universal de los derechos humanos establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), eso en más de 70 países, la mayoría de ellos ubicados en África y en el Medio Oriente, no ocurre. Ser homosexual es un crimen según sus leyes ¿Las penas? Desde azotes, multas o meses en la cárcel, hasta la mismísima sentencia de muerte, como en Arabia Saudí o Mauritania.

En cambio, sí hay países que son un estandarte en el respeto y promoción del reconocimiento de los derechos humanos. Los Países Bajos, Canadá y el Reino Unido, por ejemplo, son dos ejecutores de una diplomacia relacionada a estos temas. En México, la embajadora del primer país se vuelve activista y apoya a organizaciones no gubernamentales como “YAAJ” con su campaña #SoyTuAliado. Canadá altera su conocida bandera roja con la hoja de maple y la adapta a la de los seis colores de la diversidad, la cual es portada por el Primer Ministro Justin Trudeau en los prides de su país. O también el Reino Unido, que con su diplomacia digital despliega la campaña #LoveIsGREAT, con la que también modifica su ‘Union Jack‘ y saca a sus diplomáticos y aliados a desfilar en los prides del mundo, para abanderar causas como la de la niñez LGBT, tal y como lo hizo el pasado 10 de junio en la marcha de Los Ángeles, en California.

Embajadora Margriet Leemhuis. Fuente: Facebook de la Embajada de los Países Bajos en México.
Embajadora Margriet Leemhuis. Fuente: Facebook de la Embajada de los Países Bajos en México.

De acuerdo con la ONU, los derechos humanos deben ser reconocidos y aplicados universalmente, mediante la enseñanza y la educación, y de manera progresiva. Siempre hacia adelante y nunca hacia atrás. Y por ello la sociedad civil también se vuelve un vigilante y aliado de que aquello se cumpla. Por ejemplo, más de 130 compañías en el mundo, con sus más de 9 millones de trabajadores, apoyan los estándares de la ONU para acabar con la discriminación de personas LGBT, tanto en los lugares de trabajo como en los puntos en donde se prestan o venden sus bienes y servicios, y en las comunidades que los integran.

En México prácticamente vamos a paso de tortuga. El presidente saliente propuso una reforma en 2016 para reconocer el matrimonio igualitario, la adopción por parejas del mismo sexo, los derechos de la comunidad trans y su aplicación en las leyes federales, para que de esta manera embajadas y consulados también puedan ser garantes de estos derechos. La propuesta se rechazó en el Legislativo. Dos años después de su iniciativa, ningún candidato político, ni el del propio partido del presidente saliente, apoya o promueve una iniciativa igual a la de su anhelado antecesor (lo más remotamente cercano es la explícita propuesta ocho “los derechos de las minorías no se consultan, se respetan” del candidato independiente). No lo proponen, no lo incluyen, lo evaden o lo “cantinflean” en reiteradas ocasiones, prometen respetar y “ser tolerantes”, pero no lo plasman en propuestas o compromisos concretos, o hasta evitan despectivamente tomarse una foto con la bandera de seis colores, que es símbolo de diversidad, respeto e inclusión. Y peor, hay opositores declarados como el Partido Encuentro Social, cuyo líder promueve la homofobia, asegurando que el matrimonio igualitario es solo una moda y para ello difunde fake news sobre cifras de divorcios de parejas del mismo sexo, con datos desmentidos por la iniciativa Verificado 2018.

A pesar de ello, México sí promueve la diversidad en los escenarios multilaterales. Si bien podría sonar un poco contradictorio al acontecer interno, el papel de México en la procuración de la agenda LGBT en la ONU es importante. La Misión del país ante la sede del organismo en Nueva York es una de las integrantes del grupo de la ONU que promueve el entendimiento y la garantía de derechos para todas y todos, y participa en sus eventos, como en la pasada reunión para parlamentarios, que buscó la profundización en la cooperación en favor de los derechos LGBT. ¡Bien por ellas y ellos!

Embajador Juan Sandoval Mendiolea, Representante Permanente Alterno de México ante la ONU, en la reunión del Core Group LGBTI de la ONU. Fuente: Twitter de @Sandomendi
Embajador Juan Sandoval Mendiolea, Representante Permanente Alterno de México ante la ONU, en la reunión del Core Group LGBTI de la ONU. Fuente: Twitter de @Sandomendi

Descriminalizar las expresiones de amor, prohibir y castigar la discriminación y los crímenes de odio, y promover la empatía y el respeto son las directrices que difunde y apoya la ONU con Free & Equal. Este año ellos ponen en marcha su campaña Be there. Be an Ally, para dejar en claro que el bullying a la comunidad LGBT simplemente no cabe en el siglo XXI, y que promover el respeto de todas y todos no solo se hace desde la comunidad LGBT, sino desde sus aliadas y aliados. #BeThere #PrideMonth

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Juan Ernesto Trejo

Internacionalista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con estudios de Redes Sociales y Marketing de Contenidos en la Universidad Iberoamericana. Es asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales. Previamente, fue asesor legislativo en el Senado de la República, productor editorial de Foreign Affairs Latinoamérica y asistente de investigación en el Departamento de Estudios Internacionales del ITAM.

Te puede interesar

#Opinólogo

¡Viva el patrimonio gay!

Comparte en WhatsApp Podría comenzar este texto abundando en la naturaleza de la homosexualidad y ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>