El principio del tiempo / Opinólogía / Primo Levi: química y literatura

Primo Levi: química y literatura

Por: Ernesto Moctezuma


Uno de los propósitos que tengo este año es leer más que el año pasado, por lo que he llegado a la lectura del libro El sistema periódico de Primo Levi. Este autor italiano que nació en 1919, profesó la religión judía y le toco vivir en la época fascista de su país.

Hay muchos autores que han abordado el contexto de la segunda guerra mundial, empero, lo que distingue a Primo Levi, son tres aspectos: el combate contra el fascismo en Italia, ser sobreviviente de un campo de concentración de los nazis y su formación académica como químico. Lo anterior se puede constatar en la obra citada El sistema periódico, obra que sirvió de catarsis al escritor para relatar justo esta lamentable etapa de su vida y también desarrollar su imaginación en algunos relatos, con la diferencia que lo hace mediante elementos químicos como el Hierro, Potasio, Argón, Níquel, entre otros.

Foto: yalebooksblog.co.uk
Foto: yalebooksblog.co.uk

Cada capituló sirve para dar a conocer una vivencia de Levi y como esa parte de su vida está relacionada con ese elemento químico.

Un ejemplo de lo anterior es el siguiente:

Zinc[1]

En los apuntes se daba un detalle que en una primera lectura yo había pasado por alto, y es que el zinc, tan tierno y delicado, tan dócil ante los demás ácidos que se funden en uno, se comporta en cambio de modo bastante diferente cuando aparece en estado puro: entonces se resiste obstinadamente al ataque. Se podían sacar dos consecuencias filosóficas contradictorias entre sí: el elogio de la pureza, que protege del mal como una coraza y el elogio de la impureza que abre la puerta a las transformaciones, o sea a la vida. Descarté la primera, desagradablemente moralista, y me dediqué a considerar la segunda, más afín con mi manera de ser. Para que la rueda dé vueltas, para que la vida sea vivida, hacen falta las impurezas, y las impurezas de las impurezas; y pasa igual con el terreno, como es bien sabido, si se quiere que sea fértil. Hace falta la disensión, la diversidad, el grano de sal y de mostaza. El fascismo no quiere estas cosas, las prohíbe, y por eso no eres fascista tú; quiere que todo el mundo sea igual, y tú no eres igual. Pero es que ni siquiera existe la virtud inmaculada, o, caso de existir, es detestable. Así que opta por la solución del sulfato de cobre que viene en la lista de reacciones, añade una gota de tu ácido sulfúrico, y verás cómo la reacción se inicia: el zinc se despierta, se recubre de una piel blanca de burbujitas de hidrógeno, ya está, el encantamiento ha tenido lugar, lo puedes dejar a su aire y darte una vuelta por el laboratorio a ver qué están haciendo los demás de bueno.

Sirva la anterior cita para reforzar lo expuesto sobre el libro y de pie a darle una oportunidad a esta lectura, de la cual podemos aprender en demasía por medio de las vivencias del autor, su imaginación en menor parte y la química.

[1] Levi P. (1975). El sistema periódico. Ed Patria. PP 39-40.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Ernesto Moctezuma

Licenciado en Derecho por la BUAP. Ha sido parte de Rotaract en el distrito 4185 y fue delegado la asociación civil Diálogos. Actualmente miembro de Kybernus y docente universitario. En la lectura encontró la oportunidad de ser mejor persona; entre sus autores favoritos están Günter Grass, Henrik Ibsen y Charles Dickens. La música y la política son parte integral de su vida.

Te puede interesar

Fausto Carbajal | Mexican Times

Sobre 11 años de violencia en México

Comparte en WhatsApp A Iris… de nuevo Hace un año estaba en Londres. Era el ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>