El principio del tiempo / Opinólogía / Un proceso electoral Inesperado

Un proceso electoral Inesperado

Por: Ximena Escobedo


El pasado 5 de junio se llevaron a cabo elecciones en 14 entidades federativas, en la cual se incluyo a la actual Ciudad de México, 12 de ellas tenían como principal fin, renovar Gubernaturas, diputaciones locales y presidencias municipales, mientras que en el caso de la CDMX, estaban en disputa los curules de aquellos que conformarían la Asamblea Legislativa encargada de crear, redactar y revisar, la primera Constitución de la ciudad.

FOTO: Proceso
FOTO: Proceso

Este proceso electoral fue considerado como un pilar rumbo al 2018, sin embargo, los resultados arrojaron el fin de algunos y el parte aguas de otros, pues aquellos que anunciaron su triunfo en 9 Estados a no más de media hora del cierre de casillas, sólo lograron ganar 5, mientras aquellos que se daban por perdidos, terminaron arrasando.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), se repartió un total de 3,953 millones 658,321.27 pesos entre los ocho partidos políticos nacionales, por concepto de financiamiento público para 2016 (haciendo énfasis en que dicho presupuesto, permitió y fue de la mano con el proceso electoral).

De acuerdo con el desglose impartido por el INE, la repartición del presupuesto quedo de la siguiente forma; PRI: 978 millones 221,234.88 pesos, PAN: 739 millones 693,620.10 pesos, PRD: 443 millones 323,174.80 pesos, PT: 211 millones 605,511.76 pesos, MORENA: 370 millones 699,923.19 pesos, Partido Verde: 329 millones 232,445.01 pesos, Movimiento Ciudadano: 305 millones 183, 896.23 pesos, Nueva Alianza: 236 millones 327,497.19 pesos y Encuentro Social: 224 millones 215,921.37 pesos. Claro que a dicho presupuesto, hay que sumarle el presupuesto Estatal ( el cual es otorgado por los Institutos Electorales de cada Estado) que se le otorga a cada partido político a partir de su porcentaje de votación en el proceso anterior.

Mencionado lo anterior, podemos estar consientes de que en éste proceso electoral, más allá de los puestos políticos en disputa, también hubo muchos millones de por medio.

En el caso de la elección para elegir a los candidatos a diputados de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, el proceso electoral costó un total del 90 millones 865 mil 429.92 pesos en prerrogativas para las campañas de los partidos políticos y los candidatos independientes y poco más de 400 mil impactos publicitarios para las intercampañas y campañas. Por lo tanto, podemos establecer, que el proceso electoral estuvo rodeado de dos principales cosas; la primera, de financiamiento y la segunda, de controversias. Como sabemos, nuestro país atraviesa por una crisis económica, política y social, la cual ha estado envuelta en escándalos, corrupción, abuso de poder etc., sin embargo, nadie estábamos seguros de que nuestra sociedad estuviera lista para castigar a algunos que ya necesitaban caer.

FOTO: MVS
FOTO: MVS

Para poder empezar a analizar el proceso como tal , es necesario hacer énfasis en algunas cosas. Estas elecciones estuvieron envueltas en controversias y cuestionamientos desde sus inicios debido a sus candidatos predecesores así como de sus antecesores, pero esto tomó más fuerza en la recta final del mismo.

Por ejemplo, en el caso de Chihuahua, Quintana Roo y sobre todo Tamaulipas y Veracruz, en donde los ciudadanos argumentaban constantemente “no hay ni a quien irle”, pues en el caso de los gobernadores en turno y los que estaban en disputa, se les señalaba como corruptos, autoritarios, ladrones y asesinos, y como estos casos, podríamos decir que fueron tema frecuente en todos los Estados. Por otro lado, como sabemos, aquellos políticos que deberían de haber sido sancionados, removidos e incluso algunos que deberían de estar en la cárcel, no tuvieron ninguna de esta suerte debido a la falta de incompetencia y colusión de las autoridades, por lo tanto quien tuvo que castigar y tomar cartas en el asunto, fue la ciudadanía.

En el caso de los Estados mencionados anteriormente, al igual que en el caso de CDMX y Oaxaca, se pudo observar que el desgaste y mal gobierno, orilló a la ciudadanía a votar en contra del Partido en el Gobierno, es decir, votar por la oposición. Por otro lado, Morena, el cual aumentó su participación en el pastel electoral, no logró que sus candidatos en Veracruz y en Zacatecas, lograran imponerse y darle a Obrador el triunfo de las únicas dos gubernaturas que hubiera podido obtener.

En el caso de Tlaxcala, el cual hasta hoy en día es considerado el Estado donde se vivió más corrupción y maquillaje de resultados en todo el país, debido al controversial triunfo del candidato por el Partido Revolucionario Institucional, el cual hasta días previos a la elección estaba ubicado como la tercera fuerza política a gubernatura del estado debido a que la verdadera elección giraba en torno de las candidatas Lorena Cuellar del PRD y Adriana Dávila del PAN, sin embargo, logró ganar de último momento el PRI después de no haber ganando ni el mínimo de diputaciones locales, así como alcaldías, de igual forma es necesario rescatar que dicho estado fue el único en el cual los resultados del PREP siguen sin llegar a su totalidad.

En el caso de la Ciudad de México, los resultados arrojaron que también existe un gran descontento lo cual llevo al despojo del PRD como la fuerza número uno de la CDMX, lo cual esta más que claro que tiene nombre y apellido, pues las malas o buenas decisiones de Mancera, le han cobrado una gran factura al PRD.

ximes3

Por ello, la Asamblea Constituyente quedara de la siguiente forma; Morena: 22 diputados, PRD: 19, PAN: 7, PRI: 5, Nueva Alianza: 2, Encuentro Social: 2, PT: 0, Movimiento Ciudadano: 1, Partido Verde: 1 e independientes: 1. Sin embargo a mi parecer, no podremos decir que tenemos configurada una Asamblea Democrática y del pueblo, pues el claro ejemplo de ello, es que en el caso de la quién tendrá la mayoría de representación, es el partido revolucionario gracias a los diputados que por porcentaje el senado asigno, pues de no ser así, la sociedad sólo quisiera que hubieran 5.

Ahora la pregunta sería ¿castigamos bien?, ¿elegimos bien?, efectivamente se dio un golpe grande e inesperado, pero no creo que perfecto. Algunos de los candidatos actuales (algunos llamados hasta el momento como gobernadores virtuales), no son precisamente mejor que los anteriores, el claro ejemplo de ello es el caso de José Murat en Oaxaca, el cual proviene de una familia que ha robado cantidades que ni siquiera podríamos leer de lo extensas que son, claro que contando los más de 2 mil millones pesos que “perdió” o como el dijo “no salió la inversión”, estando en el Infonavit.

En el caso de Tamaulipas, tenemos a Cabeza de Vaca por el Partido Acción Nacional, el cual es más que sabido que el crimen organizado ha sido su gran patrocinador desde los inicios de su carrera política, mientras que en el caso de Veracruz, Miguel Ángeles Yunes el cual tiene suficientes acusaciones de enriquecimiento ilícito por más de 3,000 millones, pero sobre todo apuntado por muchos ciudadanos , periodistas y medios de comunicación como un pederasta.

Efectivamente acabamos de pasar por el proceso electoral más inesperado en los últimos años pues el PRI tuvo la mayor perdida histórica electoralmente hablando, pues ni cuando fue la transición en el 2000 habían perdido tantos Estados, sin embargo esto no es nada más y nada menos que el resultado de su mal gobierno, y el mensaje de la sociedad fue más que claro, pues no sólo perdieron 5 gubernaturas, sino también perdieron el gobierno en seis de los estados disputados.

Por otro lado tenemos al feliz ganador, al PAN, pues para ellos definitivamente fueron las mejores elecciones como partido, pues nunca habían ganado más de tres gubernaturas en una sola jornada electoral, ni siquiera cuando Fox llegó a la presidencia. Pero no creamos que solamente por esto fue una elección histórica, sino también por los grandes porcentajes de falta de participación y de votos nulos.

Es claro que el pasado proceso electoral ha dejado mensajes muy claros para todos, para los ciudadanos, los ganadores y los perdedores, pero sobre todo se han generado consecuencias a partir de los malos gobiernos, corrupción, discursos de campaña desgastados, desconfianza, hartazgo y una democracia lacerada.

A su vez, ha generado

La debacle del PRI, no fue nada más que un mensaje de rechazo al Presidente Enrique Peña Nieto y a todo su gobierno, sin embargo, sabemos que el partido tricolor si algo le cuesta reconocer, son sus derrotas y se han abanderado de construir discursos de justificación que ni ellos mismos ligan el sentido.

Efectivamente el 2018 será un escenario que dará mucho de que hablar post y pre elecciones, sin embargo hoy puedo establecer que no distará mucho de lo que acabamos de presenciar, pues por primera vez, estamos ante un escenario social totalmente diferente a procesos anteriores.

Por lo tanto, podemos mencionar un escenario hasta el momento, con el cual la mayoría nos hemos de identificar. Que hoy por hoy, así sea quien sea el candidato del PRI a la presidencia, se enfrenta ante una lucha que ya no se puede dar por sentada, como el partido tricolor festejaba y aseguraba en el proceso electoral anterior. Margarita Zavala efectivamente cada vez toma más fuerza rumbo a la presidencia, pero no podemos dejar a un lado, que Moreno Valle y Ricardo Anaya, no pretenden dejar el camino tan a la ligera, y menos que el todavía gobernador de Puebla, invirtió mucho de su bolsa y apoyo a los candidatos del PAN, y a que pasar de que hoy triunfan y se remontaron, de no hacer las cosas bien y brindar un buen gobierno, tendrán los mismos resultados que el PRI.

Por otro lado ya esta más que establecido que el PRD tiene dos opciones, o seguirse aliando, o dar por muerto a su partido, pues si le apuestan a Mancera (como el ya se ha destapado), no será nada más y nada menos, que la crónica de una muerte anunciada, la cual ya se ha podido notar a partir de la renuncia de Basavae, el cual esta consiente de la falta de estructura desde raíz por la cual pasa el partido del sol. Sin embargo, no podemos dejar a un lado el fenómeno Obrador, el cual no sorprendió con sus resultados electorales, pues cada vez toma más fuerza aquel que se distingue por siempre llevar la contraria y apoyar y justificar lo injustificable, se ha convertido para algunos en su salvador y la única forma de salir adelante, mientras que para otros no es nada más que un peligro para el país.

Como sociedad, tenemos que estar consientes, que nuestra participación no se tiene que acabar con la participación en la urnas, sino más allá, pues a pesar de que dimos un golpe duro y a la cabeza, podemos volvernos a convertir en un abrir y cerrar de ojos, en la misma sociedad sin educación política y títere de la democracia, que usualmente solemos ser.

Así que para los ganadores, perdedores, re montantes y ciudadanía, es necesario que entiendan que es momento de plantear nuevas oportunidades y nuevos métodos, pues la carrera grande y el verdadero juego político viene el 2018, donde no sólo se elegirá el titular del Ejecutivo Federal, sino al Congreso de la Unión, nuevamente gubernaturas, regidurías etc., es momento de repensar la manera de hacer política en nuestro país, pues el sistema no sólo actual sino de décadas, ha dado mas fracasos que triunfos y es necesario ponerle fin y dejarlo ir, es el momento de castigar y de actuar, de sepultar la vieja política con las misma caras por detrás, y darle la bienvenida a lo nuevo, es el momento de crear y no romper, el momento de dejar descansar en paz aquella democracia donde todos juegan y pocos ganan, donde no se castiga sino se permite, donde ya no hay respeto por la ciudadanía, donde a la sociedad ya le es normal la situación de su país, donde los viejos lobos de mar siguen jugando en un esquema que ya no es de sus tiempos, es el momento de cambiar.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Ximena Escobedo

Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Iberoamericana. Asesora en la Cámara de Diputados LXIII Legislatura y del Consejero del Poder Legislativo ante el Consejo General del INE. Apasionada por la política, creo que la juventud no es sinónimo de inexperiencia, columnista y fan de Star Wars.

Te puede interesar

FOTO: Twitter @PcSegob

Encabeza Peña Nieto ceremonia por víctimas de los sismos de 1985 y 2017

Comparte en WhatsAppMéxico (Notimex).- La mañana de este miércoles, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>