El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Qué es el populismo punitivo?

¿Qué es el populismo punitivo?

Por: Luis Jaime Estrada


El relato del miedo y la inseguridad se ha popularizado en las democracias occidentales, particularmente a partir de la década de 1990 cuando comenzaron a aplicarse penas más duras, con la idea de que esto inhibiría la delincuencia en las urbes con más altos índices de criminalidad.

Uno de los ejemplos más conocidos a nivel mundial fue el de Rudolph Giuliani, quien en fue alcalde de Nueva York de 1994 a 2001. Durante su mandato, los índices de delitos menores disminuyeron considerablemente, por lo que su política de “Tolerancia cero” fue, de principio, considerada un éxito.

Foto: iij.ucr.ac.cr
Foto: iij.ucr.ac.cr

Sin embargo, investigadores como Loïc Wacquant hicieron fuertes y profundas críticas a esta política de seguridad, ya que observó una tendencia en aumento respecto a demandas por violaciones a derechos humanos y un crecimiento exponencial de cárceles y, sobre todo, de presos cuyo perfil mayoritariamente correspondía al de ciertas minorías con pocas posibilidades de empleo y de una justa defensa en los tribunales, particularmente latinos y negros.

Ante la creciente violencia en México, muchas de las propuestas en materia de seguridad de los candidatos a diferentes puestos de elección popular giran en torno a impulsar una agenda que aumente las penas con la aparente finalidad de disminuir el delito, a este fenómeno se le conoce como el populismo punitivo, ya que suelen ser propuestas de gran aceptación entre la sociedad, particularmente, como demuestra el sociólogo Gabriel Kessler, de parte de grupos sociales que en general nunca han sido víctimas directas del delito, pero que se apropian del relato del temor y por el miedo a perder sus privilegios (reales o no), apoyan penas más severas.

Sin embargo, la evidencia muestra que la construcción de una política punitiva no necesariamente contribuye a la disminución de los delitos, sino que, por el contrario encrudece la descomposición del tejido social y la cohesión comunitaria, particularmente cuando el discurso del populismo punitivo se socializa y banaliza, haciendo del sentido y lenguaje comunes, la vara con la que son juzgados y castigados los “potenciales” delincuentes, los sospechosos, los distintos, los extraños de la comunidad, llegando a extremos como las que ya hemos vivido en México como los linchamientos.

Insisto y no dejaré de hacerlo, quien sea que llegue a la presidencia de la República tendrá que enfrentar el gran problema de la violencia y la inseguridad, pero tendrá que hacerlo abandonando por fin los equívocos del populismo punitivo e impulsando estrategias de prevención social de la violencia, incluso cuando sus resultados sean más lentos. Después el asunto de la paz y la seguridad social debería ser un asunto de Estado más allá de la administración en turno.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Luis Jaime Estrada

Doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM, con estudios de investigación doctoral en el área de Sociología del delito en la Universidad de Salamanca, España. Colaboró en la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la SEGOB para la elaboración metodológica y conceptual del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; y como asesor en materia de prevención del delito en la Jefatura del Estado Mayor Policial de la Ciudad de México. Actualmente es profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y Director de Investigación Social en el Instituto Ciudadano para la Gobernanza Democrática S.C. Ha participado como ponente en diversos congresos nacionales e internacionales y ha escrito distintos artículos académicos en torno a la violencia y la inseguridad. Es autor del libro Violencia, discurso y simbolismo de crueldad.

Te puede interesar

#Opinólogo

El estertor asesino del PRIAN

Comparte en WhatsApp Las elecciones del próximo 1 de julio se consagran como las más ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>