El principio del tiempo / Opinólogía / ¿Qué hacer, qué decir y cómo actuar ante violaciones a DDHH por parte de quienes los defienden y promueven?

¿Qué hacer, qué decir y cómo actuar ante violaciones a DDHH por parte de quienes los defienden y promueven?

Por: Evelyn Núñez


Se requiere de personas valientes, capaces de defender los derechos humanos a través de los mecanismos legales que les han dado vida. Se requiere también de la solidaridad de los ciudadanos para abatir las diferentes formas en que se violentan; ese es el primer paso para una nación justa, igualitaria y libre.

El título de esta columna busca hacer eco sobre el quehacer, decir y actuar de las defensoras y defensores de derechos humanos cuando sus propios derechos han sido violentados en manos de quienes por mandato o vocación deciden defenderlos y promoverlos. Al respecto he tenido intercambio de reflexiones estando inmersa en procesos que a toda luz no reconocen mis garantías, ni los acuerdos.

Foto: caio.uy.over-blog.com
Foto: caio.uy.over-blog.com

En congruencia con la experiencia en materia de derechos; reconociendo el derecho a la información y libertad de expresión, es contra natura callar, negar y ocultar que las violaciones a derechos humanos están presentes incluso en organismos, instituciones y representantes de la promoción y defensa de la dignidad, justicia e igualdad.

Los eufemismos comúnmente empleados para negar derechos y oportunidades a las juventudes, a las mujeres, niñas, niños y adolescentes suavizan en el lenguaje hablado lo que de fondo es una violación a derechos por lo que tenemos que estar listos para identificarlos en la cotidianidad, incluso en aquello que consideramos un diálogo abierto y de “buenos tratos”.

En el quehacer: defensoras y defensores podemos apelar a los marcos internacionales y nacionales que reconozcan y orienten sobre la materia, emplear los mecanismos del propio organismo o institución para visibilizar el prejuicio, daño u omisión, incluso cuando la voz de miedo, auto sabotaje o culpa diga una y otra vez que nada va a cambiar.

En el decir: nada más sensato que la verdad, teniéndola como eje y absoluto revelara las causas y consecuencias de las violaciones a derechos. Por doloroso, difícil y largo que sea el camino, es la vía más certera que obedece al respeto de nuestros pares.

En el actuar: el enfoque de derechos debe premiar cualquier actuación, decisión o argumento. El reconocimiento de los principios de universalidad, indivisibilidad y no discriminación debidamente aplicados pueden orientar las decisiones más complejas cuando se trata de responder a controversias sobre si existe o no violación a derechos.

Cabe mencionar que las violaciones a derechos no son resultado de la causalidad, son premeditadas, planeadas, ejecutadas y repetidas sistemáticamente. Son perfectamente posibles por el desconocimiento de los derechos humanos, ejecutadas bajo el cobijo de las instituciones que cuidan intereses particulares y repetidas gracias al miedo instalado en quienes las viven puesto que a la vista pública hay una trayectoria y agenda de defensoría paralela que en la lógica y sentido común no podría ser posible.

En medio de lo que pareciera un callejón sin salida, aún existen mecanismos para responder al desprestigio, la difamación, el acoso y el señalamiento público de las defensoras y defensores de derechos humanos, los recursos van desde el diálogo, la negociación y el uso de instrumentos legales. Todos los anteriores cuidando la dignidad de quienes han ejercido violencia, por complicado que esto sea. En el camino damos cuenta que lo más valioso es el aprendizaje adquirido para la resolución pacífica de conflictos. Ningún defensor puede preciarse de haber hecho incidencia, negociación o cambios de paradigma sin haber estado antes en la línea de fuego.

Foto: voanoticias.com
Foto: voanoticias.com

En múltiples ocasiones mujeres y hombres, de manera voluntaria o por vocación apoyamos iniciativas y campañas para la defensa y promoción de los derechos de niñas, niños, adolescentes, jóvenes, personas con discapacidad, personas viviendo con VIH, grupos indígenas, derechos de las personas LGBTTI, las afrodescendencias y en condición de calle. Es por ello que a través de la presente columna busco hacer un eco para mirar las violaciones a derechos que las defensoras y defensores vivimos en la cotidianidad resultado del ejercicio de nuestras garantías y que no debemos dejar en segundo plano cuando buscamos la justicia para otros y otras.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Evelyn Núñez

Comunicadora y Diseñadora Visual por la UNAM; Maestra en Comunicación y Tecnologías Educativas por el ILCE. Promueve a nivel nacional e internacional los derechos de niñas, niños y adolescentes, especialmente el derecho a participar. Ha destacado por la articulación de iniciativas y proyectos para que los jóvenes cuenten con mejores oportunidades para su desarrollo donde se les reconozca como sujetos de derechos con voz, rostro y capacidad de acción.

Te puede interesar

#Opinólogo

Las juventudes en el gobierno de AMLO

Comparte en WhatsApp El pasado primero de julio se suscitó la elección más grande –de ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>