El principio del tiempo / Opinólogía / Regeneración… La saga magonista ha llegado a su fin

Regeneración… La saga magonista ha llegado a su fin

Por: Don Porfirio Díaz



¿Recuerdan que Ricardo y Enrique Flores Magón habían salido de la cárcel tras el cierre de El Hijo del Ahuizote y de “La Constitución ha muerto”? Pues en 1904 salieron de la Ciudad de México rumbo a Laredo, Tejas. No estaban, de modo alguno derrotados, pues me imagino que su mente ya maquinaba cuál sería su siguiente aventura editorial.

Por aquel entonces, no sólo México, sino el mundo, comenzaban a vivir profundos cambios, como si el cambio de siglo nos hubiera sacudido y despertado. Ya en Estados Unidos, los hermanos Flores Magón participaron en la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano que era un grupo de intelectuales, que estaban en contra de mi gobierno y que quería un cambio. Además, aprovecharon para que todas esas ideas quedaran plasmadas a través de una nueva publicación, que se distribuiría en México, pero se imprimiría desde Estados Unidos. El nombres era, por supuesto, Regeneración (en honor a su primer periódico).

Foto: grupostirner.blogspot.mx
Foto: grupostirner.blogspot.mx

Además, aprovechando un poco la libertad que les daba estar en el exilio, participaron en la fundación del Partido Liberal Mexicano, que más o menos era un refrito del Partido Liberal que ayudó a promulgar y defender la Constitución de 1857. Además comenzaron a divulgar ideas poco comunes (lo crean o no): terminar con la reelección, suprimir de la pena de muerte para presos políticos (y acabar con la infame ley fuga que famosa era), establecer un salario mínimo y regularlo a través de medidas económicas, terminar con la Ley de Terrenos Baldíos que permitía a los terratenientes expropiar tierras que no eran suyas, y regular las jornadas de trabajo (no sólo por las horas diarias, sino por días de descanso y vacaciones).

En resumen, los hermanos Flores Magón comenzaban a pedir derechos laborales que se volverían tan importantes para el siglo XX, pero que no eran considerados en el siglo anterior. Y yo, siendo un hombre del siglo XIX tampoco veía como necesarios.

De muchas maneras intenté impedir que los hermanos Flores Magón continuaran con su lucha, pero pasaban inadvertidos por el río Bravo, y volvían a Estados Unidos. Eran buenos escabulléndose, y dando a conocer sus publicaciones. Mi vicepresidente, Ramón Corral pidió ayuda al gobierno de Estados Unidos, pero el vecino del norte no lo quiso apoyar. Vaya, sobra decir que Estados Unidos estaba cansado de mí y le convenía que no me quedara mucho tiempo más en el gobierno.

Foto: grupostirner.blogspot.mx
Foto: grupostirner.blogspot.mx

Al final, los hermanos Flores Magón lograron hacer amistad con Francisco I. Madero y apoyarlo, pero pronto hubo una separación ideológica: por un lado estaban los magonistas que eran anarquistas y pedía una revolución armada para cambiar el sistema político del país; por el otro los maderistas, que buscaban un cambio a través de la paz, el diálogo y la democracia.

El anarquismo de los Flores Magón se fue radicalizando, pero su participación durante la Revolución Mexicana, y muerte sospechosa, la dejaré para otro artículo.

¡Nos leemos la próxima semana!

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Don Porfirio Díaz

@DonPorfirioDiaz es el alter ego de Pedro J. Fernández, autor de dos novelas históricas “Los Pecados de la Familia Montejo” y “La Última Sombra del Imperio”. Fue dialoguista de la teleserie “El Sexo Débil” y ha colaborado con varios medios nacionales con artículos históricos.

Te puede interesar

#Opinólogo

La suicida de Notre Dame

Comparte en WhatsApp María Antonieta Rivas Mercado no era, de modo alguno, una niña tonta; ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>