El principio del tiempo / Opinólogía / Relaciones exteriores comerciales

Relaciones exteriores comerciales

Por: Juan Ernesto Trejo


Las relaciones internacionales pasan por un período de reacomodo desde la llegada del Presidente número 45 a la Casa Blanca de Estados Unidos. Además de éste, otros fenómenos políticos que no se creían viables nos hicieron pensar en cómo comenzarán a relacionarse los países del mundo después de que algunos acontecimientos inesperados ocurrieran: el Brexit, los discursos de odio con el ascenso de los partidos de extrema derecha en Europa, la Filipinas de Duterte o el primer “No” al Proceso de Paz colombiano. A pesar de eso, los líderes de varios países han encontrado un modo para permanecer cerca ante los discursos aislacionista y ultranacionalista: el comercio.

Las políticas exteriores que utilizan la vía comercial para relacionarse los unos con los otros no son nuevas. Recordemos rápidamente a la que es hoy la tercera economía más grande del mundo: Japón. Desde la doctrina Yoshida hasta los cambios realizados en los años de la posguerra Fría, Japón ha utilizado al comercio como un elemento propio de desarrollo y crecimiento en su política exterior. También la propia región de América del Norte se ha relacionado más en todos los sentidos gracias al TLCAN.

Shinzo Abe de Japón y Theresa May del Reino Unido. Foto: Twitter del Ministerio de Exteriores de Japón, @MofaJapan_en
Shinzo Abe de Japón y Theresa May del Reino Unido. Foto: Twitter del Ministerio de Exteriores de Japón, @MofaJapan_en

Hoy se puede percibir que otros países están reforzando sus maquinarias comerciales en aras de permanecer cercanos y, desde luego, cumplir con sus propios objetivos de desarrollo y comercio. Lo vemos por todos lados. China amplía su necesidad de solo nutrirse de materias primas y ahora busca acuerdos más complejos con otros países; quizá tenga el interés de llenar el vacío que deja la bravuconería del gobierno Ejecutivo Federal de Estados Unidos. Merkel hace lo mismo con Alemania y, en su conjunto, la Unión Europea se prepara para relanzar sus estrategias comerciales con aliados como Japón, México o el Mercosur. El Reino Unido deja la Unión Europea, pero comienza con sondeos y estrategias de acercamiento para sus próximos tratados de libre comercio individuales y, en América, la maquinaria canadiense encabezada por la ministra de Exteriores Chrystia Freeland se pone en marcha también y destaca un interés particular: la Alianza del Pacífico.

Fuente: Twitter de la Alianza del Pacífico @A_delPacifico
Fuente: Twitter de la Alianza del Pacífico @A_delPacifico

La Alianza del Pacífico está despertando los intereses de muchos. Este “mecanismo de articulación política, económica, de cooperación e integración busca encontrar un espacio para impulsar un mayor crecimiento y mayor competitividad de las cuatro economías que la integran (Chile, Colombia, México y Perú). Los miembros de la Alianza del Pacífico confían que esto es posible a través de un avance progresivo de la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, como indica su página de Internet. Y justo ese mecanismo latinoamericano despierta el interés de países que comparten modos y objetivos, desde Singapur hasta Noruega y Canadá, por ejemplo, como países observadores. El comercio es un instrumento que acerca a países como México con otros como Singapur, a quien le exporta combustóleo, bienes de la industria eléctrica o maquinaria, y cuyas exportaciones han crecido casi 30% tan solo en el primer trimestre de 2017, según reporta Expansión CNN. Y como todo, ese comercio puede ser gradual. En ello, la Alianza del Pacífico también es un ejemplo, pues con la posible incorporación de países como Singapur, Australia, Nueva Zelandia y Canadá (que ya empezó con las consultas para un TLC) como Estados Asociados, permite que la integración comercial sea paulatina o gradual.

Personalmente creo que el libre comercio no es el enemigo ni el generador de sus críticas; pero sí la corrupción, la falta de estado de Derecho, el comercio desleal alimentado por subsidios nacionalistas que a la larga se vuelven insostenibles, la desigualdad, los “compadrazgos”, las y los malos políticos inexpertos que en ocasiones nos representan o, desde luego, la falta de innovación nacional. La innovación es un elemento que debe acompañar al comercio entre los países y debe ser parte de las estrategias nacionales de desarrollo.

“La innovación significa creatividad y conocimiento; el uso de las ciencias, la tecnología y la información para generar cambios destinados a una mejor calidad de vida de la población en la perspectiva de la inclusión y la sustentabilidad”.

-Como asegura la doctora en Ingeniería Energética Claudia Sheinbaum.

Robert Lighthizer de EE. UU., Chrystia Freeland de Canadá e Ildefonso Guajardo de México. Fuente: Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, @USTradeRep
Robert Lighthizer de EE. UU., Chrystia Freeland de Canadá e Ildefonso Guajardo de México. Foto: Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, @USTradeRep

Aunque creo que la política exterior está compuesta por muchos temas que no deben ser descuidados y deben trabajarse en conjunto, es decir, la política exterior es más que comercio internacional, considero totalmente que

“…la dimensión mercantil de las relaciones internacionales tiene hoy […] un peso sin precedentes. Para países como [México], que han apostado fuertemente al libre comercio y han identificado en él una ruta al pleno desarrollo, el componente económico de la diplomacia es crítico”.

– Como aseguró en días recientes el canciller mexicano Luis Videgaray.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Juan Ernesto Trejo

Internacionalista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con estudios de Redes Sociales y Marketing de Contenidos en la Universidad Iberoamericana. Actualmente es Secretario del Programa de Jóvenes del Consejo Mexicanos de Asuntos Internacionales. Previamente, fue asesor legislativo en el Senado de la República, productor editorial de Foreign Affairs Latinoamérica y asistente de investigación en el Departamento de Estudios Internacionales del ITAM.

Te puede interesar

#Opinólogo

El pivote indo-pacífico de contención de influencia

Comparte en WhatsApp Con la gira presidencial estadounidense de 15 días en Asia con foco ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>