El principio del tiempo / Opinólogía / Restaurante El Serranillo (Real del Monte, Hgo.)

Restaurante El Serranillo (Real del Monte, Hgo.)

Por: Beatriz Cabrera



Las tradiciones son esencia viva de la cultura de un pueblo, dictan pautas y guías que difícilmente se rompen porque perduran en el tiempo mientras el colectivo se afiance a ellas. Yo no estoy exenta de esas tradiciones y es por una de ellas, de origen familiar, que jurídicamente soy Hidalguense. Nacida en la Ciudad de México pero con toda una tradición atrás de mí, Hidalgo ha sido un Estado relevante en mi vida, incluso desde el inicio de mi historia.

Hidalgo me ha regalado muchos buenos recuerdos y sabores. Desde mi infancia feliz a lado de mi prima en casa de mi abuela en la Huasteca, pasando por sus bellos paisajes en municipios como El Chico y Huasca, sin dejar de lado los sabores inigualables y mágicos que me ha obsequiado como el de unos buenos escamoles o el de una rica barbacoa de hoyo.

Por lo mismo, Hidalgo es para mí un referente familiar. Visitarlo generalmente va acompañado de mi primer círculo, o como digo yo, de mis básicos. Una fiesta familiar nos llevó en esta ocasión a las frías tierras del General Felipe Ángeles.

A eso de las 8am, cuando el apetito comenzó a manifestarse, pasábamos por Real del Monte. Hermoso pueblo mágico, pintoresco, con sus casas típicas y sus colores radiantes, escenario boscoso y con fuerza, capaz de cautivar hasta a algunos productores de Hollywood. En ese gran rincón de México está el restaurante El Serranillo[1].

Con una conmovedora historia de tradición y familia atrás de él, El Serranillo es un referente de la gastronomía de la zona y cuenta con diversas sucursales en el Estado. En la de Real del Monte, la fachada y la decoración, nos refieren a una típica casa de la región.

Un cafecito de olla hizo aparición junto con una de mis favoritas de la vida: una deliciosa, calientita y esponjosa concha de vainilla acompañada con nata fresca, misma que me sacó una gran sonrisa a su arribo. Dulce manera de comenzar el día.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

Un jugo verde recién hecho acompañó mi delicioso plato fuerte, unos ricos tlacoyos mineros compuestos, rellenos de alberjón[2], ahogados en salsa verde, con rábanos, cebolla, cilantro, pollo desmenuzado, aguacate, queso rallado y crema, gratamente fundidos con queso. Delicia huasteca puesta en el plato.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

La carta, como ellos mismos lo refieren, es representativa del Estado y en ella podrán encontrar también enchiladas mineras o huastecas, caldo de hongos, entre otras delicias de la región. Definitivamente El Serranillo es un buen punto de referencia cuando se habla de la Huasteca Hidalguense. No se lo pierdan cuando visiten estos nobles lugares.

¡Buen Provecho!

Amante del Buen Comer®

[1] http://elserranillo.mx/

[2] Chícharo maduro y seco de color marfil o amarillo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Beatriz Cabrera

Mujer con todo lo que implica, scrapbooking fan, florista de clóset, abogada en horas laborales, amante del buen comer, defensora del amor, fashionista, musical, viajera, coleccionista de recuerdos, madre de dos tortugas y orgullosamente mexicana.

Te puede interesar

#Opinóloga

Restaurante Amaranta (Toluca, Edo. Mex.)

Comparte en WhatsApp En México somos arraigados. Arraigados a nuestra familia, a nuestra cultura, a ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>