El principio del tiempo / Opinólogía / Restaurante Mahalo (Colima, Col.)

Restaurante Mahalo (Colima, Col.)

Por: Beatriz Cabrera



México nunca deja de sorprenderme. Cada rincón de su extensión está lleno de maravillas. En su gente, en sus paisajes, en sus colores, en sus olores y por supuesto en sus sabores, cada Estado nos regala variedades inigualables de opciones para deleitar todos nuestros sentidos.

Conocer México es conocernos a nosotros mismos. A lo largo de mi vida he tratado con ahínco de pisar cada región, cada estado y cada rincón. Sin embargo, por mayor que sea el esfuerzo, el tamaño de nuestro territorio y la riqueza de cada lugar hacen casi imposible mi deseo por abrazarlo completamente.

Pero la vida es maravillosa y mis labores profesionales muchas veces requieren desarrollar trabajos fuera de la Ciudad de México y es ahí cuando también aprovecho para conocer. Gracias a una encomienda profesional, tuve la oportunidad de estar en Colima, uno de los Estados más pequeños de nuestro país, el menos poblado, el que tiene el puerto que más mercancías recibe en todo México, con su imponente y vivo volcán, su aspecto pueblerino y su gente cálida, con sus grandes cortes de carne y sus mejores mariscos.

Así, una vez terminadas las tareas asignadas, y por recomendación de un colega, es que tuve la oportunidad de conocer el restaurante Mahalo. Con otra sucursal en Manzanillo, Mahalo se presenta como una amplia propuesta de tierra y mar para deleitar a todos los gustos. En lo personal, cuando tengo la oportunidad de comer buen marisco, este casi siempre llevará mano.

Con base en ello es que decidí poner a prueba a Mahalo. Para mí, un buen restaurante de mariscos se confirma con un buen aguachile, por lo que la entrada de la comilona inició con uno de ellos y definitivamente nos cautivó. Con una generosa porción de camarones, su frescura y fuerza, acompañados de pepino, cebolla, piña y salsa bambú, fue el gran comienzo de una plácida comida.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

Posteriormente dos maravillosos platos hicieron aparición. Por un lado, unos camarones Bora Bora, exquisitos camarones a la plancha con marlín, tocino y chipotle, deliciosamente cubiertos con queso fundido, cuya mezcla generaba una explosión de sabores en la que el paladar era capaz de distinguir cada elemento y a la vez recibir un sabor único.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

Y por el otro, unos camarones Waikiki, mucho más picositos, a la plancha, acompañados con chile morita y cebolla morada. Si bien pareciera un plato más conservador, su preparación permitió disfrutar gozosamente de su sabor.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

Los que ya me conocen saben que pocas veces perdono los postres, por lo que una enorme y deliciosa rebanada de pay de guayaba hizo aparición a la mesa. Fresco, amable y sin hostigar, cada cucharada se disfrutaba con el ánimo de que no terminara.

Foto: Beatriz Cabrera
Foto: Beatriz Cabrera

Queridos amantes del buen comer® dense la oportunidad de comerse México, desde la ciudad más grande, hasta el rincón más pequeño, México es un paraíso gastronómico que no debemos desaprovechar.

¡Buen Provecho!

Amante del Buen Comer®

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Beatriz Cabrera

Mujer con todo lo que implica, scrapbooking fan, florista de clóset, abogada en horas laborales, amante del buen comer, defensora del amor, fashionista, musical, viajera, coleccionista de recuerdos, madre de dos tortugas y orgullosamente mexicana.

Te puede interesar

#Opinóloga

Restaurante Amaranta (Toluca, Edo. Mex.)

Comparte en WhatsApp En México somos arraigados. Arraigados a nuestra familia, a nuestra cultura, a ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>