El principio del tiempo / Opinólogía / Robémonos a la filosofía de las aulas por un rato

Robémonos a la filosofía de las aulas por un rato

Por Emma Rubio


Hace algunos ayeres me preguntaban ¿qué estudias? Y respondía muy orgullosa “Filosofía”, acto seguido, los rostros de las personas se modificaban con muecas extrañadas y preguntaban ¿para qué sirve? y cuando uno comienza a estudiar filosofía, generalmente no es una pregunta que se hace uno mismo. Siendo honesta, por mucho años no me pregunté ¿para qué me sirve la filosofía? Puesto que me parecía obvio, no encontraba sentido alguno en poner a la filosofía en una categoría pragmática de utilidad, sin embargo conforme han pasado los años, he aceptado que sobre todo, en el mundo laboral, es de suma importancia dar una explicación pragmática de quehacer filosófico. Siempre recuerdo al Principito, pues parece que para entenderse entre adultos, hay que hablar con lenguaje matemático porque el “simple” ( y recalco las comillas”) hecho de pensar como si pensar, no fuese suficiente per se.

Fuente: elcomercio.pe
Fuente: elcomercio.pe

Pero hoy, les tengo una gran noticia “La filosofía es tan útil para la vida como el agua para el pez”. Hoy por hoy cuando me preguntan “¿Qué estudiaste?” Con mayor orgullo digo y hasta levanto el pecho “soy filósofa” ( y sabemos que Platón es rudo para que uno se autodenomine así) pero me siento tan orgullosa de presumir a mi gran amor, pues sin ella simplemente no sería quien soy.

No soy para nada filósofa de academia dedicada a la docencia e investigación, por mucho años lo hice pero justo eso me estaba deprimiendo, pues veía que nosotrxs mismos, los filósofos, estábamos aniquilando a la especie. Entre filósofos era común decir “somos especie en extinción” y pues c´0mo no, si no dejamos salir a la pobre más allá de las aulas. De ahí que me puse atrevida y loca y salí de lo académico para llevarla por todos lados, he llevado a pasear a mi amada Sofía.

Juntas descubrimos el gran aporte que se podía hacer en el ámbito gubernamental, que en realidad hay mucho que decir al respecto desde la filosofía incluso, mucho por hacer pero luego nos fuimos a las empresas y sí, nos llevamos a toda la banda filosófica, desde Aristóteles, Heidegger, Hanna Arendt, por citar sólo a algunos de los que hoy por hoy imparten los cursos y talleres. Juntos, estamos demostrando el gran aporte que hacemos en las empresas pero no porque sean empresas sino porque no hay sitio en donde no estén personas, porque las empresas son eso, personas y la filosofía es algo innato en todo ser humano, el pensamiento se nos da al nacer y la reflexión es justo lo que nos enseña Sofía a realizar. Es por eso que hoy no es de extrañarse que empresas importantes estén acudiendo a filósofos para que formen parte fundamental de su equipo de trabajo, porque es justo el filósofo el que ve más allá, es quién preguntará ¿qué alcances ambientales tiene tu descubrimiento o creación? ¿En qué sentido esto que propones o hace modifica el paradigma antropológico? ¿Qué hay de ético en esto a lo que te dedicas? Éstas y muchas más preguntas son las que nos toca a los filósofos hacer cada que somos consultados. En mi caso, me he abocado a un concepto tan filosófico pero a la vez tan humano como el de la “felicidad”, pues ¿quién no quiere ser feliz? Es justo el fin último de la humanidad lo dijo Aristóteles pero lo han dicho muchos más; como Nietzsche que toda su obra es una constante invitación a vivir en plenitud. No hay mucho que descubrir, todo ya está dicho desde hace siglos, el punto es darle voz a ese pasado que hemos dejado ahí y que se deje de escuchar a tanto falso profeta de la felicidad. Buscar en la filosofía es buscar dentro de uno mismo, hacerse consciente de que uno es el único que puede trabajar en nuestras propias virtudes humanas.

Cuando hoy me preguntan ¿a qué te dedicas? Respondo: “A hacer feliz a los demás dándoles una receta filosófica”. Porque de eso va la filosofía, de la comprensión y entendimiento del mundo y de uno mismo.

Ser un filósofo en una empresa es ser atrevido, loco, innovador pero principalmente, ser amoroso pues como dijo el gran San Agustín: “Haz lo que amas y ama lo que haces”. Si uno aprende a dedicarse realmente a trabajar en lo que uno ama ( y no en lo que creemos que sólo podemos) entonces amaremos todo cuanto implique nuestra labor. El día que entendamos que la prioridad es hacer lo que uno ama, a nadie le pesarán los lunes, no nos importará el tiempo que pasemos haciéndolo, no nos preocuparemos meramente por recibir un sueldo sino al contrario, estaremos tan apasionados por hacer lo que hacemos que todo lo demás se dará por añadidura. 


Hoy soy feliz por lograr despertar en cada individuo que acompaño en cursos, talleres y asesorías a ese filósofo que es cada persona, porque la filosofía no es sólo académica ni para unos cuantos, la filosofía es una capacidad que adquirimos al nacer así como la creatividad. Y la felicidad es un estado tan sencillo de lograr siempre y cuando entiendas filosóficamente el concepto. Llévate a todos los filósofos que vayas conociendo a cualquier lado y te aseguro que en cualquier momento te soplaran una buena idea para enfrentar la vida. Confieso que no me ha sido fácil y que muchos no han creído en mi proyecto pero es precisamente el amor que he puesto en él, que me ha hecho trasmitir mi amor por la filosofía y que se traduzca de algún modo en herramientas para apoyar a otros a descubrir el buen vivir. Nos busques por fuera lo que puedes encontrar dentro de ti, basta con que pidas una orientación y aquí estoy.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Emma Rubio

Nacida en la CDMX pero hace años que no la habita. Filósofa de formación con especialidad en Hermenéutica. Maestría en Educación especializada en Teoría crítica. Es amante de la música clásica y del heavy metal así como gran admiradora del arte en general. Lleva más de 14 años impartiendo diversos cursos y tratando de transformar vidas comenzando con la propia. Su trabajo más trascendente ha sido: Existir.

Te puede interesar

#Opinóloga

El terror de pensar

Comparte en WhatsApp “Todavía queda otro mundo por descubrir, ¿y más de uno? Ya es ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>