Ser ITAMita

Por: Angélica Bucio



¿Cuándo llegar a los puestos más altos se ha considerado como algo malo en sí mismo? ¿No es la aspiración de la gran mayoría mejorar en nuestro trabajo y ser recompensados por ello? Ahora resulta que lo que una vez fue un logro y orgullo para la UNAM hoy es una vergüenza para el ITAM. Algo aquí no me suena congruente… de hecho, me suena al cuento del barril de cangrejos mexicanos donde queremos jalar al fondo a todo aquel que sobresalga.

No he escuchado ni leído que se haya generado otro adjetivo que se use con la misma intensidad para describir a egresados de otras universidades. Digo, no hay titulares periodísticos de “pumas” o “iberos” o “borregos”; tampoco he visto videos de AMLO desprestigiando a ninguna otra universidad. Y eso que, de todos los universos de egresados, el ITAM es de los más reducidos.

El ITAM es una escuela, es un centro de formación, capacitación y construcción de profesionales. Sí, el ITAM es un instituto y universidad pero también es mucho más que eso.

Fuente: https://www.admisiones.org/universidad/34/instituto_tecnologico_autonomo_de_mexico_itam_mx
Fuente: https://www.admisiones.org/universidad/34/instituto_tecnologico_autonomo_de_mexico_itam_mx

Cuando dos ITAMitas se identifican en cualquier parte del orbe, es como si instantáneamente se reconocieran como hermanos de sangre. No sé si pase lo mismo con otras universidades, pero puedo decir con certeza que ubicar a otro ITAMita genera un sentimiento de complicidad, de respeto, de orgullo, de empatía… de penas y logros compartidos. Sabemos la noches de desvelo que pasamos, la angustia por los exámenes de economía, las muy escasas vacaciones, las largas horas de estudio en la biblioteca y las calificaciones impronunciables que te hacían esforzarte cada vez más. Dar de baja, repetir materia, exámenes departamentales y esos 8, 9 y uno que otro 10 que te sacaban lágrimas de felicidad.

La carrera más famosa del ITAM es Economía pero prácticamente todos sus programas se han posicionado como de los mejores en su clase tanto licenciaturas como ingenierías. El ITAM es excelencia y no sólo según su publicidad sino según rankings universitarios, encuestas de reclutadores y porcentaje de egresados en altos puestos públicos y privados.  

Como en todos lados, en el ITAM hay personas de diversas partes del país, de diferentes tipos de familias, de diferentes clases sociales y muy diferentes tipos de personalidades. El verdadero alumnado ITAMita poco o nada tiene que ver con lo que los medios y grandes plumas comentan. A diferencia de la Ibero, el Tec, la Salle… no hay bachillerato y son muy pocos los que estudian posgrados únicamente en el ITAM. Se estudia allí aproximadamente 5 años al final de la adolescencia y principio de la adultez y después se continúan los estudios en una infinidad de universidades y países. ¿Realmente es posible decir que todos estamos cortados con la misma tijera?

En realidad, la única certeza que puede ofrecer el saber que alguien se graduó del ITAM es que es una persona preparada. Después de eso, se pueden asumir algunos rasgos generales de personalidad: inteligencia, tenacidad, tolerancia a la frustración, compromiso, orientación  a la eficiencia, ¡terquedad! y ambición. Cómo se usen esos rasgos depende de cada quién no de una universidad y menos del universo de sus egresados, docentes y estudiantes.

Me parece un grave error creer que sólo la universidad determina la ética o moralidad de una persona. Lo hacen una infinidad de factores y los principales vienen de casa. Se puede saber que el ITAM, como pocas universidades, tiene como tronco común varias materias de filosofía e historia con la intención de formar a sus profesionales con una cierta sensibilidad para el cuestionamiento y con cierto conocimiento básico de los errores y aciertos de la humanidad. Pero así como sus mil materias de economía o de matemáticas no aseguran una genialidad cuantitativa, tampoco las materias de Estudios Generales aseguran que vivamos todos la misma ética y moralidad.

Fuente: http://intercambio.itam.mx/es/7/paginas/alumnos-internacionales-nuestros-campus
Fuente: http://intercambio.itam.mx/es/7/paginas/alumnos-internacionales-nuestros-campus

Antes, los funcionarios públicos y directivos del sector privado del más alto nivel provenían de la UNAM pero poco a poco eso ha dejado de ser la regla, hoy en día provienen de una gran diversidad de universidades dentro de las cuales, sí, destaca el ITAM. Esto no es desprestigio alguno si no más bien, gran orgullo.

Pie de fin de página:

El Instituto Tecnológico Autónomo de México se fundó en 1946 por un “grupo de banqueros, industriales y comerciantes (…) con el propósito de hacer de la educación superior el motor del cambio industrial y económico de México”. Sus primeras carreras fueron Administración, Contabilidad y Economía. Hoy en día existen las licenciaturas de Administración, Contaduría, Derecho, Actuaría, Ingeniería en Computación, Ciencia Política (antes Ciencias Sociales) y Relaciones Internacionales, así como las ingenierías en Telemática, Industrial, Negocios, Computación y Mecatrónica. Además, existen los programas conjuntos donde puedes cursar prácticamente cualquier combinación de carreras sin necesidad de repetir el tronco común y revalidando algunas materias entre sí. https://www.itam.mx/

https://www.topuniversities.com/universities/instituto-tecnologico-autonomo-de-mexico-itam

http://noticias.universia.net.mx/educacion/noticia/2016/09/13/1143548/nuevo-ranking-qs-situa-dos-universidades-mexicanas-mejores-latinoamerica.html

http://daac.itam.mx/es/3/noticias/2016/03/20/destaca-itam-en-la-encuesta-las-mejores-universidades-2016-del-periodico

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Angélica Bucio

Politóloga (ITAM) con MBA (UDLA) desempeñándose en temas de Comunicación Corporativa. Actualmente, Directora de Comunicación y Asuntas Públicos en @anpact Fiel creyente de la eficiencia, de la equidad y de la mejora continua. Un corazón de artista que aplica la perspectiva de género como eje rector personal y profesional. Las expresiones aquí expuestas son a título personal.

Te puede interesar

#Opinólogo

Esa extraña costumbre de jugar contra sus intereses

Comparte en WhatsApp Incontinencia verbal –de distintos grados, sí– pero incontinencia verbal al fin y ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>