El principio del tiempo / Opinólogía / Seres de colores: LGBT+

Seres de colores: LGBT+

Por: Citlaly Campos



La segunda mitad del siglo pasado representó para México una serie convulsa de transformaciones sociales: las mujeres pudieron votar por primera vez, movimientos estudiantiles llenos de bríos y arrojo, los juegos olímpicos, dos temblores devastadores, bonanzas y recesiones económicas, el TLCAN, el zapatismo, magnicidios, e inaugurando el 2000 la llegada de un nuevo partido político a la presidencia. Pero sumado a todos estos acontecimientos, en 1979 también fue la primera vez que se realizó la Marcha del Orgullo Gay en el país, la cual se sigue realizando cada año ya no nada más como una forma de protesta y defensa de los derechos de la comunidad LGBTTTI, sino también como una celebración del amor, la libertad y la diversidad.

Sobre este punto de la diversidad me agradaría reflexionar. Los humanos somos seres contradictorios: Sabemos que nos caracteriza la pluralidad, cada persona es distinta gracias a su personalidad, fisonomía y experiencias de vida; pero aún así insistimos en buscar similitudes categóricas y dicotómicas, excluyendo aquellos que “según” salen de esa norma construida socialmente. Esto lo atribuyo a nuestra imperante necesidad de orden y coherencia de la realidad, la cual es compleja e inasible, llena de paradojas y misterios; y de ahí la urgencia de sistematizar pero no tomamos en cuenta que aún así siempre estamos buscando destacar del resto y sentirnos únicos, cuando desde que nacemos ya lo somos.

Fomentando el pensamiento plural se abrió desde el pasado 2 de Febrero la exposición temporal: LGBT+. Identidad, amor y sexualidad en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México. La muestra nos lleva a un vasto recorrido sobre La diversidad sexual en el marco de la diversidad humana gracias a la magnífica investigación realizada por Laura Vélez que se materializa con la excelente curaduría a manos de Linda Atach y Alejandro Brito.

Foto: desastre.mx
Foto: desastre.mx

Desde que uno llega al lobby del museo, la exposición se hace presente: En el segundo piso hay una instalación textil que emula una bandera multicolor y que roba la atención desde el primer momento, pues es una invitación abierta para unirse al arcoíris de la diversidad, ya entrando a la exhibición se pasarán por ocho salas que abordan tópicos clave como: familia, la identidad de género, salir del clóset, ¿qué es ser LGBT+? Rechazo de la sociedad, la lucha mundial y logros hacia la aceptación.

Foto: Citlaly Campos
Foto: Citlaly Campos

Una de las salas más poderosas es la del clóset, pues de manera literal los asistentes se ven atrapados en una habitación oscura, donde de forma simbólica pueden empatizar con el proceso que atraviesan las personas en su camino hacia la aceptación social respecto a su sexualidad.

Foto: twitter.com/MuseoMyT/media
Foto: twitter.com/MuseoMyT/media

Asimismo la línea del tiempo titulada las huellas del arcoíris, es apabulladora, pues nos va llevando a lo largo de un pasillo a observar de forma cronológica cómo ha ido transformándose la noción de la diversidad sexual. Encontrando así muestras de homosexualidad en arte rupestre de 8,000 a.C., el batallón sagrado de Tebas en 356 a.C., tropa de élite conformada por 150 parejas de amantes varones, la persecución nazi a los homosexuales y cómo los identificaban con un triángulo invertido rosa en sus uniformes en los campos de concentración, portadas de revistas como Alarma! que en 1970 cubrió una redada de travestis, tachándolos de “mujercitos”, cifras de homofobia como aquella que menciona: entre 1995 y 2015 en México se cometieron 1,310 asesinatos por odio homofóbico. El viaje culmina en metas tentativas a cumplir, como que en 2019 pueda ser factible que la Secretaría de Educación Pública (SEP) incluya este tema en los libros de texto gratuitos para los niveles de educación básica.

Foto: Jacqueline Gómez Mayorga
Foto: Jacqueline Gómez Mayorga

Algo importante, la exposición aunque enfatiza en la comunidad LGBT+ su mensaje latente es que dejemos el odio y el rechazo; seamos abiertos y tolerantes a la otredad, a aquello diferente a ti: puede ir desde el color de piel, la profesión, religión, etnia, asociación política, deportiva, etc., lo que debe hacer resonancia en nuestra mente al visitar la muestra es que no debemos cerrarnos a la diversidad, porque nosotros mismos somos también distintos para alguien.

Somos un mosaico heterogéneo, lleno de matices y colores, de vivencias únicas, de pensamientos y deseos particulares, querer reducirnos a términos binarios es absurdo y como dice un hashtag en la exposición: #PorUnMéxicoSinClósets, donde todos podamos ser como deseamos y se erradiquen esas ataduras construidas culturalmente.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Citlaly Aguilar Campos

Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Ha participado en grupos relacionados con estudios hermenéuticos y su relación con el arte y la imagen. Colabora en diversas publicaciones y congresos en la actualidad. Profesora por la Universidad del Valle de México Realiza una estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Te puede interesar

#Opinóloga

Los modernistas mexicanos y el ‘alma nacional’

Comparte en WhatsApp Para los que fuimos formados en las aulas mexicanas en los años ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>