El principio del tiempo / Opinólogía / Sin mujeres, no es democracia

Sin mujeres, no es democracia

Por: Claudia Pamela Chavarría Machado



En la historia de México sólo siete mujeres han ocupado el puesto de gobernadoras, esta exclusión de la mujer en la política es resultado de múltiples factores culturales, sociales y económicos, además de que en los partidos políticos se mantienen vigentes inequidades debido a la pervivencia de una cultura patriarcal, machista y discriminatoria que obstaculiza el acceso y acenso de mujeres a espacios de poder y toma de decisiones.

Foto: clubjuridico.com
Foto: clubjuridico.com

Ahora bien ¿qué tipo de violencia enfrentan las mujeres que intentan ejercer sus derechos políticos y electorales? La definición que provee el Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres (TEPJF, 2016) la define como la que “comprende todas aquellas acciones y omisiones- incluidas la tolerancia- que, basadas en elementos de género y dadas en el marco del ejercicio de derechos político-electorales, tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público”. Esto significa que la violencia política contra las mujeres afecta directamente las posibilidades de desarrollarse y promover un liderazgo político; este tipo de violencia puede suceder en cualquier esfera: pública, económica, social, cultural, civil, dentro de la familia o unidad doméstica, o en cualquier relación interpersonal, no es concebida como exclusiva de partidos políticos, sucede en comunidades e instituciones, y puede efectuarse por diversos medios de información como televisión, periódicos, radio, redes sociales y otras tecnologías de la comunicación.

Al utilizar el concepto de género para el análisis de la violencia se coloca el énfasis en las desigualdades entre hombres y mujeres que se expresa en discriminación y diferentes oportunidades de acceso y control de recursos bajo la noción de que lo masculino se encuentra sobre lo femenino y que el espacio público-político debe ser masculino, como por ejemplo cuando se dirige, planifica y actúa violentamente sobre una mujer por ser mujer, sobre lo que implica lo femenino en un rol de liderazgo en oposición a los roles de género tradicionales; un ejemplo es el caso de Evitelia Pacheco, quien después de ser electa como tesorera del municipio de San Juan Cotzocón, Oaxaca, fue atacada el 8 de mayo de 2011 por un grupo de personas quienes intentaron quemarla viva después de exhibirla desnuda ante la población, durante el ataque se lanzaron las consignas: “aquí en este pueblo mandamos los hombres”, “cómo nos van a gobernar esas viejas” [1].

Foto: kinalgro.blogspot.mx
Foto: kinalgro.blogspot.mx

Nuestro estudio Igualdad, inclusión y no discriminación en los partidos políticos (INCIDE Social, 2014) encontró que dentro de los partidos políticos a las mujeres se les encomiendan mayoritariamente actividades como gestoras y menos cómo líderes; además no existe el uso adecuado del presupuesto destinado a la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, el mismo estudio encontró que en 2009 y 2010 los partidos políticos ejercieron parte de sus recursos etiquetados para la agenda de igualdad de la siguiente manera: PVEM compró mandiles y pagó transportes; PAN utilizó recursos para celebrar el día de las madres; PRI pagó nóminas, mantenimiento y operación de oficinas; y el PRD pagó nóminas, mantenimiento y operación de oficinas con el nombre de “oficina de la mujer” (INCIDE Social, 2014).

Es por esto que ante cualquier tipo de violencia contra la mujer es importante visibilizar y dejar de normalizar, ya que existen casos donde se evita la denuncia por que se cree que debemos “ajustarnos a las reglas” para incursionar en el ámbito público. Actualmente se están llevando a cabo esfuerzos para tipificar la violencia política contra las mujeres antes de los procesos electorales del 2018, esto es importante dado que la calidad de la democracia de un país se relaciona directamente con la participación ciudadana y un piso mínimo de derechos políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales, esto sería asegurar que las mujeres no seamos invitadas solamente para cubrir cuotas, sino protagonistas.

Foto: cimacnoticias.com.mx
Foto: cimacnoticias.com.mx

Para mayor información sobre nuestras investigaciones en el tema, puedes entrar a: https://incidesocialigualdadegenero.wordpress.com

[1] Proceso, 10 de mayo de 2011. Rechazan que una mujer gobierne en Oaxaca e intentan quemar viva a la tesorera. Disponible en: http://www.proceso.com.mx/269829/rechazan-que-una-mujer-gobierne-en-oaxaca-e-intentan-quemar-viva-a-la-tesorera

Claudia Pamela Chavarría Machado es antropóloga social, defensora de derechos humanos e investigadora en temas de democracia, género y prevención de la violencia contra la mujer. Actualmente es investigadora en INCIDE Social A.C.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de INCIDE Social

Es una asociación civil sin fines de lucro, constituida por personas con experiencia en el ámbito académico, la investigación y el activismo civil, que decidieron organizarse para promover valores y principios que compartían respecto de la democracia, la justicia, la responsabilidad social del Estado y la participación ciudadana. La organización realiza trabajos de investigación, capacitación y articulación y participa en promociones de incidencia en política pública y visibilización de agendas de la sociedad civil.

Te puede interesar

#Opinóloga

Del Mazo ¿hará lo mismo que Eruviel?

Comparte en WhatsApp En el Estado de México existen 8,372,800 mujeres, 51% de la población ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>