El principio del tiempo / Opinólogía / Sistema Penal y oportunismo político

Sistema Penal y oportunismo político

Por: Oscar Ríos



El pasado 18 de junio se cumplió un año de la entrada en vigor el nuevo sistema de justicia penal acusatorio y oral. A un año de su implementación, ya existen quejas muy severas al nuevo sistema por parte de la ciudadanía.

Ante cualquier caos, es muy fácil señalar culpables e intentar eximir nuestra responsabilidad. México se encuentra perfectamente anclado, desde hace muchos años, a una cantidad de errores catastróficos que solo han ocasionado una total injusticia tanto para víctimas y ofendidos, así como aquellas personas acusadas de haber cometido un delito.

Cambiar la situación y el contexto no es sencillo. Esto no se corrige de manera inmediata. Ningún tema que esté sometido a la podredumbre (que en México son muchos) se solucionará de la noche a la mañana con reformas o la implementación de nuevos sistemas. Otro ejemplo perfecto es el Sistema Nacional Anticorrupción, que al igual que el nuevo sistema penal, está siendo muy cuestionado y existe un gran escepticismo que desconfía completamente de él.

Imagen: 24-horas.mx
Imagen: 24-horas.mx

La queja principal de la ciudadanía consiste en la liberación masiva de presuntos delincuentes, ya que ésta estima que el nuevo sistema otorga un beneficio inmenso en materia de Derechos Humanos y que esto ha llevado a su liberación. Este es el perfecto argumento oportuno utilizado por la CONGAGO y demás servidores públicos, el cual, más que un buen argumento, resulta una total falacia y desconocimiento del mismo tema y del sistema en sí; resulta un discurso político usado a conveniencia para agradar a la ciudadanía, específicamente a víctimas del delito que se han sentido ofendidos o desprotegidos por estas situaciones.

Precisamente, hace unos días se juntaron Miguel Ángel Mancera y Edna Jaimes, Directora General de México Evalúa en el noticiero de Carlos Loret de Mola para debatir este punto. En el programa, el Jefe de Gobierno de la CDMX, manifestó la intención de presentar una iniciativa para expandir el catálogo de delitos que ameriten prisión preventiva. En ese sentido, creo que no han aprendido nada al respecto. O a lo mejor, y peor aún, creo que si han aprendido perfectamente las debilidades del sistema anterior, pero los políticos prefieren utilizar los errores técnicos y prácticos de las autoridades investigadores y procuradoras de justicia para intentar quedar bien, ya que simplemente no pueden controlar la inseguridad del país.

Estimado lector, quiero recalcarle algo, este sistema exige una profesionalización de todas las personas que tengan que participar en el proceso penal. Desde jueces, abogados particulares, defensores públicos, fiscales, policías investigadores, entre otros.

Foto: contactohoy.com.mx
Foto: contactohoy.com.mx

Expandir el catálogo de delitos que ameriten la prisión preventiva no va a ser la solución. El sistema anterior colapsó por el abuso de prisiones preventivas saturando increíble e inimaginablemente los centros penitenciarios. De nada nos ha servido saturar cárceles y menos de personas acusadas de un delito sin determinar sin duda alguna que fueron culpables de haberlo cometido. Documentales como Presunto Culpable o El Tunel son prueba plena de que el objetivo principal de las cárceles, el cual es: la “reinserción social”, no se cumple. Al contrario, esto conlleva a otorgarle a los internos una maestría y doctorado para salir peor a la calle.

Quiero recalcarle también, que existen los delitos culposos, que cualquier persona puede caer en las garras del sistema penal hasta por un accidente de tránsito o, ser arrestado porque fue usted acusado de algún hecho falso, y no creo que le agrade ser procesado sin las garantías ni los Derechos Humanos que contiene el nuevo sistema penal (como la presunción de inocencia) y permanecer dentro de una cárcel durante todo su procedimiento ¿o si?

Todos debemos insistir en que prevalezca el garantísmo en el nuevo sistema penal y exigir a las fiscalías y ministerios públicos una excelente y honesta labor. No obstante, considero que el mayor reto que tenemos como ciudadanía es más cultural, para así poder aceptar a cabalidad que impunidad no significa que un juez no dicte prisión preventiva, si es que la acusación no lo requiere. Para esto, nos falta mucho trabajo y tiempo.

Mexican Times es un medio plural en el que convergen distintos tipos de ideologías, en ese sentido, las opiniones vertidas en la sección #Opinología son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista del medio.

Acerca de Oscar Ríos

Licenciado en Derecho por la Universidad Marista de Mérida. Estudiante de maestría en defensa fiscal y administrativa. Oscar es un joven abogado que se ha desempeñado tanto en el ámbito público como en el privado. En el ámbito público trabajó en la Sala Regional Peninsular del Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Actualmente se desempeña como abogado postulante en materia administrativa, familiar, penal, propiedad intelectual y migración. Es también asesor externo de distintas empresas a lo largo y ancho del país y miembro de diversas Asociaciones Civiles. Es columnista en el Diario de Yucatán, La Jornada Maya y colaborador del CIDE en el apartado denominado “Derecho en Acción”.

Te puede interesar

#Opinólogo

El Fiscal y el otro Fiscal

Comparte en WhatsApp Con la salida de Raúl Cervantes de la Procuraduría General de la ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>